AnimaNaturalis rechaza el Plan Conejo anunciado por el Gobierno de Venezuela

Como organización de derechos animales no sólo rechazamos el Plan Conejo, sino cualquier iniciativa para incentivar la cría urbana de especies animales.

AnimaNaturalis rechaza el Plan Conejo anunciado por el Gobierno de Venezuela

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela anunció que el 4 de octubre (paradójicamente, el Día Mundial de los Animales) se hará el lanzamiento del “plan conejo”, este plan consiste en que las comunidades críen conejos para su consumo, como parte del plan de agricultura urbana. 

Según declaraciones del Presidente Maduro “el Plan Conejo ayudará a combatir el hambre y la falta de proteínas en la dieta del venezolano” como lo indica en una nota de prensa El Nacional. 

Durante el consejo de ministros efectuado este martes 12 de septiembre,  Maduro indicó que la idea consiste en entregarle un conejo a cada comunidad y esperar a que “se reproduzcan como conejos” con la finalidad  de utilizar su carne como un sustituto de la carne de res y de pollo.

Acto seguido Maduro le dio la palabra a Freddy Bernal, actual ministro de Agricultura Urbana, para explicar a fondo la propuesta que el mismo concibió.
"Nos han enseñado que el conejo es una mascota, bien, pero el conejo visto desde el punto de vista de la guerra económica. Una coneja pare aproximadamente diez o doce conejitos, al final se crían ocho. En dos meses y medio tenemos un conejo de dos kilos y medio", argumentó Bernal.

Bernal añadió: "Hay un problema cultural, porque nos han enseñado que el conejo es una mascota bien bonita", pero este es un animal que sirve como fuente de alimento. "Hay que hacer una campaña para que el pueblo entienda que el conejo no es una mascota, sino 2 kilos y medio de carne".

En este anuncio se evidencia un discurso llamando a la insensibilización sobre especies no humanas.

Maduro dejó conocer que Bernal le había entregado el primer lote de conejos a 15 comunidades anteriormente, pero los ciudadanos no siguieron el plan que les indicaron. “Cuando volvió, sorpresa, la gente tenía a los conejitos con un lacito y los habían agarrado como mascotas. Fue un primer revés del plan conejo” para señalar que hay enfrentar un problema cultural ya que el conejo no forma parte de la dieta del venezolano. 

AnimaNaturalis rechaza el Plan Conejo

Como organización de derechos animales no sólo rechazamos el Plan Conejo, sino cualquier iniciativa para incentivar la cría urbana de especies animales.

En una cría de conejos para consumo, estos viven apretados en jaulas sin posibilidad de estirarse, saltar o sentarse. Este ambiente no permite que desarrollen comportamientos naturales como: cavar, esconderse y buscar comida, lo cual conduce a ciertos comportamientos anormales, como lamerse en exceso y roer o mordisquear la jaula. Las hembras que se crían para reproducirse, pero no para dar de mamar, también sufren hambruna porque se les mantiene en una dieta restrictiva.

Las jaulas están hechas con alambres y a veces tienen hojas de metal a los lados. Muchas veces el suelo está hecho completamente de alambre. A las hembras y machos reproductores que viven sobre los alambres de la jaula les salen llagas en las almohadillas de las patas y en los corvejones. Las llagas pueden causar dolor crónico y es una de las razones más comunes para sacrificar a los conejos. Estas lesiones se pueden prevenir poniendo listones o una plataforma de plástico. Esto también ayudaría a curar a aquellos que ya están afectados. 

En algunos casos, con el fin de sacar el máximo provecho a las conejas, se les suministra un tratamiento hormonal para prepararlas para la reproducción y, luego, se les insemina artificialmente unos 11 días después de dar a luz. Sus cuerpos sufren mucho estrés por el constante ciclo reproductivo, lo cual puede desencadenar en pérdida de condición corporal y enfermedad metabólica. 

Pero más allá del debate los derechos animales y el vegetarianismo, la poca pedagogía comunicacional del Poder Ejecutivo hacia el trato ético a los animales vuelve a manifestarse. 

Adicionalmente este plan trae consigo un peligro inminente que acarrea la cría urbana de animales de “consumo” y en especial la de conejos. El gobierno venezolano no aclaró a la población las consecuencias de dicho plan, la cría de conejo expondrá a las comunidades urbanas a los rotavirus (revirus, ARN) causantes del síndrome entérico mortal en conejos al destete, y en el humano (sobre todo niños) hay serotipos comunes al humano y al animal. Además, los adenovirus, que ocasionan diarreas mortales en conejos tienen correlación antigénica con los adenovirus humanos.

En los espacios destinados a la cría de conejos se observan a menudo casos de tuberculosis por las mucobacterias. Las lesiones en el pulmón y el aparato digestivo indican un contagio al hombre por vía aerosol-aérea y por materia fecal. 

La cría de animales para consumo ha traído consecuencias como la fiebre aviar, la gripe porcina y las vacas locas, entre otras. El llamado a criar en hogares (y en especial en zonas urbanas) gallinas, chivos y conejos traerá como consecuencias pandemias exterminadoras. 

Artículo relacionado

La vida secreta de los conejos

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.