¿Se avecina el fin de las peleas de gallos en Puerto Rico?

Peter Roskam propone resolución para determinar que las peleas de animales están prohibidas a todos los territorios de EEUU, incluyendo a Puerto Rico. 

¿Se avecina el fin de las peleas de gallos en Puerto Rico?

Las peleas de gallos están prohibidas en casi todo el mundo porque son sinónimo de crueldad animal. También porque están relacionadas, a menudo, con otros delitos, como las apuestas ilegales, venta o uso de drogas y asesinatos. 

Incluso, el gobierno federal de los EEUU creó la Ley de Prohibición de las Peleas de Animales del año 2007. Dicho estatuto modificó el Código Penal de los Estados Unidos para imponer una multa y/o prisión de hasta tres años a quienes: "patrocinen o exhiban la lucha animal; compren, vendan o transporten cualquier especie para la lucha animal; y  promuevan una empresa o comercio que realice o fomente la lucha animal". 

El representante de Illinois, Peter Roskam, presentó, a mediados de 2017 un proyecto de ley para enmendar Ley para el Bienestar y la Protección de los Animales del año 1966. Su propósito es determinar que las peleas de animales están prohibidas a todos los territorios de Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico. 

El jueves, 16 de noviembre, la medida fue enviada al Subcomité de Ganadería y Agricultura Extranjera y aún espera respuesta.

Resistencia de los galleros

Ante esta posible prohibición definitoria de las peleas de gallos en Puerto Rico, ha salido una propuesta de ley (absurda por demás) que planea blindar la actividad en la isla del encanto.

El portavoz alterno del Partido Nuevo Progresista (PNP) de Puerto Rico en la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Urayoán Hernández, solicitó en diciembre de 2017 al presidente de la Cámara Federal de EEUU, Paul Ryan, que exima a Puerto Rico de las disposiciones contenidas en la resolución de Roskam.

Y este año el mismo Urayoán Hernández presentó un proyecto para ordenar a la Compañía de Turismo de Puerto Rico promocionar la celebración de las peleas de gallo como parte de su oferta turística de la isla.

La iniciativa viene luego de extensas reuniones entre el portavoz alterno de la delegación del PNP y un nutrido grupo de propietarios de galleras, además de aficionados de esta actividad.

Hasta ahora, ambas propuestas han sido desestimadas, y obviamente, tantas y tan seguidas intenciones de protección legal a esta crueldad son la evidencia de algo bueno se avecina para los animales en Puerto Rico.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.