No te pongas su piel, ponte en su piel

Bárbara se desnudó el pasado domingo junto a su madre Luisa… y lo hizo por los animales, para ser su voz, en contra de la industria peletera, en defensa de sus derechos a vivir y no ser torturados en nombre de la vanidad y la moda.

No te pongas su piel, ponte en su piel

Son muchos los motivos que nos llevaron a desnudarnos el pasado domingo en pleno Passeig de Gracia con AnimaNaturalis. Pero el más importante es darle voz al sufrimiento de los sin voz.

En pleno siglo XXI no entendemos un mundo donde aún hayan prácticas crueles hacia los animales por puro placer. Creemos necesaria una concientización para que se empiece a dar valor por igual a la vida de todas las especies, y ahí es donde juegan y se juntan todas las fuerzas y ganas de todos aquellos que creen en un mundo mejor. Personas a las cuales admiramos.

Es indescriptible el cruce de sensaciones y sentimientos que llegamos a sentir durante la protesta de este año. Es realmente satisfactorio sentir como hacemos piña entre todos, como la gente sale y se moviliza, las ganas con las que todas las personas que estuvimos allí defendíamos el derecho a la vida de los animales. Y más satisfactorio fue sentir el calor de la gente curiosa que se acercaba y te apoyaba, acabar el acto y que se acercase gente a decirte lo feliz que les hacía vernos sin vergüenza y sin miedo en medio de la calle desnudos unidos por una misma causa, escuchar a gente que habitualmente vestía pieles animales diciéndote que después de vernos habían decidido dejar de formar parte de ese sufrimiento que causa la industria peletera y abandonar sus piezas de ropa con el cuerpo de alguien. Esta serie de cosas realmente nos dan mucha fuerza para seguir, para no perder nunca las fuerzas de ir en contra del maltrato animal hasta que veamos su fin.

No hay frío, ni vergüenza, que nos pare ni nos pararán nunca. Cuando piensas en las condiciones que viven todas esas víctimas indefensas, te das cuenta de que nada de lo que hagas llegará a doler tanto como les duele a ellos. Ni siquiera estar desnudos en pleno diciembre sobre un suelo húmedo, llega a parecerse a la milésima parte a su sufrimiento.

Siempre hemos pensado que ojalá no hiciera falta manifestarnos por estas causas, pero desgraciadamente, el sufrimiento y la miseria es la cruda realidad del día a día de muchos animales. Es por eso que salimos a la calle, no queremos que todas las muertes que se cobra cada año el uso de pieles animales sean en vano.

Es inevitable que se nos caigan las lágrimas escribiendo sobre esto… La situación es inadmisible, y como bien explica una de las frases que nuestros amigos de AnimaNaturalis dicen: “Los animales no pueden esperar más, ni merecen menos”.

Animamos a que todos aquellos que les parezca mal este maltrato se sumen con nosotras, a nuestra lucha diaria y a actos como este. Que salgamos en familia, entre amistades hechas y las que quedan por hacer dentro de este maravilloso y duro mundo que es el activismo por la defensa de los derechos animales para hacer un mundo mejor para ellos y para todos.

¡No te pongas su piel, ponte en su piel!

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.