Abren expediente sancionador por la participación de menores en los correbous de Santa Bárbara

Un equipo de investigación de AnimaNaturalis logró registrar las imágenes durante los festejos con toros de 2017. La participación de menores de 14 años es una infracción grave y conlleva multas de entre 601 y 60.000 euros.

Abren expediente sancionador por la participación de menores en los correbous de Santa Bárbara

El Servicio del Juego y Espectáculos de la Generalitat en las Tierras del Ebro ha iniciado expediente sancionador por infracciones a la normativa en materia de espectáculos tradicionales con toros, por la participación de decenas de menores de 14 años durante un toro ensogado en Santa Bárbara, durante las fiestas de julio de 2017.

El expediente sancionador se acaba de abrir ahora y es fruto de la denuncia presentada por AnimaNaturalis, que acompañó con imágenes de vídeo de todo el recorrido del encierro. Aunque puede ser todavía objeto de recurso, AnimaNaturalis confía en que la sanción termine siendo firme en los próximos meses, ya que "las imágenes hablan por sí solas, decenas de niños y niñas corrían detrás y delante del toro, algunos incluso tan pequeños que apenas podían correr, a veces arrastrados por sus padres durante los arranques del toro ", explica Aïda Gascón, directora d'AnimaNaturalis en España.

El pasado 8 de julio de 2017, miembros de AnimaNaturalis documentaron los toros ensogados de Santa Bárbara, una modalidad que consiste en soltar un toro con la cabeza atada con una cuerda y hacerlo correr por las calles del pueblo durante 50 minutos.

Desde AnimaNaturalis aseguran que en los toros ensogados acostumbran a participar muchos menores, a veces incluso de la mano o a hombros de los padres que corren detrás del toro. Pero en este caso, la participación de menores fue extraordinariamente alta, aseguran, ya que el programa de fiestas se anunciaba un "toro ensogado pequeño", para promover desde el mismo Ayuntamiento y las peñas taurinas la participación de los más pequeños de la casa.

AnimaNaturalis asegura que se trata de una infracción grave según el Artículo 12 de la Ley 34/2010 y que las sanciones pueden ser una multa de entre 601 y 60.000 euros y la inhabilitación para tomar parte en espectáculos con toros por un periodo de hasta dos años. Los organizadores y controladores del espectáculo no cumplieron en ningún momento con su función que marca el Artículo 8, que es "velar por el orden y la seguridad de los participantes y hacer salir a los menores de catorce años que pretendan participar". Además, el Artículo 10 prohíbe explícitamente "la participación en los espectáculos de menores de catorce años, que sólo pueden estar presentes como espectadores".

Aïda Gascón cree que también los padres deberían ser sancionados, por poner en grave peligro la seguridad de sus hijos. "Las peñas taurinas tienen como objetivo asegurar el relevo generacional a los correbous, y son capaces de exponer a riesgos a niños y niñas que aún no tienen conocimiento del peligro que supone correr detrás de un toro salvaje".

En las imágenes se puede apreciar como durante el transcurso del encierro diferentes miembros de las peñas taurinas increpan al equipo de investigación de AnimaNaturalis, exigiéndoles que no graben o intentando tapar el toro para dificultar la toma de imágenes. Finalmente en cuanto se termina el espectáculo, los participantes acorralan a los cámaras mientras los insultan e intimidan hasta que pueden salir siendo escoltados por los Mossos d'Escuadra.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.