Evitar la carne y lácteos es la forma más sencilla de reducir tu impacto en la Tierra

El mayor estudio realizado hasta la fecha revela la enorme huella que nos deja la ganadería: proporciona solo el 18% de las calorías, pero ocupa el 83% de las tierras de cultivo.

Evitar la carne y lácteos es la forma más sencilla de reducir tu impacto en la Tierra

Evitar la carne y los lácteos es la forma más sencilla de reducir el impacto medioambiental en el planeta, según los científicos que han elaborado del análisis más exhaustivo hasta la fecha del daño que la agricultura causa al planeta.

La nueva investigación muestra que sin el consumo de carne y lácteos, el uso global de las tierras agrícolas podría reducirse en más del 75% -un área equivalente a EE. UU., China, la Unión Europea y Australia juntos- y seguir alimentando al mundo.La pérdida de áreas silvestres frente a la agricultura es la principal causa de la actualextinción masiva de la vida silvestre.

El nuevo análisis muestra que, mientras que la carne y los lácteos proporcionan solo el 18% de calorías y el 37% de proteínas, la ganadería utiliza la gran mayoría (83%) de las tierras de cultivo y produce el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero.Otra investigación reciente muestra que el 86% de todos los mamíferos terrestres son hoy en día ganado o humanos.Los científicos también descubrieron que incluso la carne y los lácteos de menor impacto ambiental, causan daños mucho mayores que el cultivo de vegetales y cereales menos sostenible.

El estudio, publicado en la revista Science, recopiló datos basados en casi 40,000 granjas en 119 países y abarca 40 productos alimenticios que representan el 90% de todo lo que se come. Se evaluó el impacto total de estos alimentos, de la granja a la mesa, en el uso de la tierra, las emisiones del cambio climático, el uso de agua potable y la contaminación del agua (eutrofización) y del aire (acidificación).

"Una dieta vegana es probablemente la mejor forma de reducir tu impacto en el planeta Tierra, no solo los gases de efecto invernadero, sino la acidificación global, la eutrofización y el uso de la tierra y el agua", dijo Joseph Poore, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, quien lideró la investigación. "Es de lejos, mucho más efectivos que reducir vuelos o comprar un coche eléctrico", dijo, ya que estos solo reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

"La agricultura es un sector que abarca todos los problemas ambientales", dijo. "Realmente son los productos de origen animal los responsables de gran parte de estos problemas. Evitar el consumo de productos animales ofrece beneficios ambientales mucho mejores que comprar carne y productos lácteos sostenibles".

El análisis también reveló una gran variabilidad entre las diferentes formas de producir el mismo alimento. Por ejemplo, el ganado de carne criado en tierras desforestadas produce 12 veces más gases de efecto invernadero y usa 50 veces más tierra que aquellos que pastan en pastos naturales en buenas condiciones. Pero comparar ternera con  proteina vegetal, co mo los guisantes, es revelador. Incluso la producción carne con menor impacto es responsable de 6 veces más gases de efecto invernadero y 36 veces más ocupación de terreno.

La gran variabilidad en el impacto ambiental de diferentes granjas presenta una oportunidad para reducir el daño, dijo Poore, sin necesidad de que la población mundial se vuelva vegana.Si la mitad más dañina de la producción de carne y lácteos fuera reemplazada por alimentos de origen vegetal, esto todavía ofrecería aproximadamente dos tercios de los beneficios de deshacerse de toda la producción de carne y lácteos.

Reducir el impacto ambiental de la agricultura no es fácil, advirtió Poore: "Hay más de 570 millones de granjas, todas las cuales necesitan formas ligeramente diferentes de reducir su impacto. Es un desafío [ambiental] como ningún otro sector de la economía ". Se gastan al menos 500 mil millones de dólares anuales en subsidios agrícolas, y probablemente mucho más:" Hay mucho dinero con el que hacer algo realmente bueno".

Etiquetas indicando el impacto de los productos serían un buen comienzo, por lo que los consumidores podrían elegir las opciones menos dañinas, dijo, pero también serán necesarios subsidios para alimentos sostenibles y saludables, e impuestos sobre la carne y los lácteos.

Una sorpresa del trabajo fue el gran impacto de las piscifactorías de peces de agua dulce, que produce dos tercios de dichos peces en Asia y el 96% en Europa, y se pensó que era relativamente bueno con el medio ambiente. "Todos esos excrementos y restos de comida se depositan en el fondo del estanque, donde apenas hay oxígeno, lo que lo convierte en el entorno perfecto para la producción de metano", dijo Poore, un potente gas de efecto invernadero.

La investigación también descubrió que la carne de vaca alimentada con pasto, que se cree tiene un impacto relativamente bajo, sigue siendo responsable de impactos mucho más altos que los alimentos de origen vegetal. "Convertir hierba en carne es como convertir el carbón en energía. Viene con un costo inmenso en emisiones ", dijo Poore.

La nueva investigación ha recibido fuertes elogios de otros expertos en alimentos. El profesor Gidon Eshel, de Bard College, EE. UU., Dijo: "Me quedé anonadado. Es realmente importante, sano, ambicioso, revelador y bellamente hecho ".

Dijo que trabajos anteriores sobre la cuantificación del impacto de la agricultura, incluido el suyo, había adoptado un enfoque descendente utilizando datos a nivel nacional, pero el nuevo trabajo utilizó un enfoque ascendente, con datos granja por granja. "Es muy tranquilizador ver que producen esencialmente los mismos resultados. Pero el nuevo trabajo tiene muchos detalles importantes que son profundamente reveladores ".

El profesor Tim Benton, de la Universidad de Leeds, Reino Unido, dijo: "Este es un estudio inmensamente útil. Reúne una gran cantidad de datos y eso hace que sus conclusiones sean mucho más sólidas. La forma en que producimos, consumimos y desperdiciamos alimentos es insostenible desde una perspectiva planetaria. Dado el problema global con la obesidad, cambiar las dietas (comer menos productos animales y más vegetales y frutas) tiene el potencial de hacernos más sanos a nosotros y al planeta ".

El Dr. Peter Alexander, de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, también se impresionó, pero señaló: "Puede haber beneficios ambientales, por ejemplo para la biodiversidad, con el pastoreo manejado de manera sostenible y  aumentar el consumo de productos animales puede mejorar la nutrición para los más pobres del mundo. Mi opinión personal es que debemos interpretar estos resultados no como la necesidad de volvernos veganos de la noche a la mañana, sino más bien para moderar nuestro consumo de carne".

Poore dijo: "La razón por la que comencé este proyecto fue para entender si había productores de animales sostenibles por ahí. Pero he dejado de consumir productos de origen animal en los últimos cuatro años de este proyecto. Estos impactos no son necesarios para mantener nuestra forma de vida actual. La pregunta es cuánto podemos reducir y la respuesta es mucho ".


Publicado originalmente en The Guardian: "Avoiding meat and dairy is ‘single biggest way’ to reduce your impact on Earth", por Damian Carrington. Traducción de Elena Falgueras.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.