Los gobiernos regionales y el poder ejecutivo nacional, lejos de prohibir estas crueles tradiciones, aúpan el consumo de chigüire en los programas o campañas durante la semana mayor.

Venezuela.  El chigüire, para su desgracia se ha convertido en la opción culinaria para los católicos venezolanos que cumplen con el tradicional ayuno de carne roja del “viernes santo”.

Los chigüires consumen plantas acuáticas y aunque no son anfibios, se ha permitido el consumo del roedor más grande del mundo, gracias a una bula papal del siglo XVIII.

Se cazan en los llanos inundables venezolanos durante los meses de sequía. Aprovechando su ubicación en manadas en los esteros, los cazadores se acercan con garrotes y con golpe certero en la nuca dan final a la vida del roedor sin “estropear” la piel para poder utilizarla en otros productos.

Otras formas de cacería son “las atrapadas” (en sacos, cuando son pequeños), las persecuciones con perros, y los disparos a larga distancia.

Los gobiernos regionales y el poder ejecutivo nacional, lejos de prohibir estas crueles tradiciones, aúpan el consumo de chigüire en los programas o campañas durante la semana mayor. Y este año se han alcanzado cifras realmente alarmantes de cacería, si tomamos en cuenta las estadísticas de colocación de la carne en los mercados.

Por ejemplo, en Petare (Caracas) el Instituto Socialista de Pesca y Acuicultura puso a la venta media tonelada del roedor en Mercados Populares; la Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL) ha realizado ferias a lo largo y ancho del territorio nacional ofreciendo esta carne salada; la Unidad de Producción Socialista Bravos de Apure, ubicada cerca de Elorza promociona con fuerza el consumo de chigüre con la puesta a la venta de unas 7 toneladas de carne; También la gobernación del estado Carabobo compite, en los Mercados de La Alegría con casi 40 toneladas.

A pesar de las garantías que ofrecen las instituciones sobre la regulación de la caza, estas se deben sólo para su aprovechamiento. En ningún caso se refieren al respeto del animal y derecho natural a la vida, simplemente se previenen de un eminente peligro de extinción.

Por fortuna, el chigüire aún no cuenta con muchos simpatizantes y esto puede ser una ventaja para despertar a los administradores públicos. Por ello necesitamos de tu ayuda para que cesen las ventas de chigüire en Mercados Populares.

El llamado es a no comprar ni comer Chigûire en semana santa o cualquier día del año.

Artículos Relacionados

¿Comes Chigüire en Semana Santa?

Contra la explotación de Chigüires

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.