Cientos de personas dicen no a la tauromaquia en la plaza Las Ventas de Madrid

En un acto multitudinario convocado por la plataforma "La Tortura no es Cultura", centenares de personas se manifestaron fuera de la plaza de toros más importante de Madrid, a favor de la abolición de la tauromaquia y expresando la voluntad del 67% de la población que se declara contraria o indiferente a la fiesta brava.

Este mediodía en Madrid, la Plataforma "La Tortura no es Cultura" congregó a cientos de personas para protestar contra la tauromaquia y su financiación con dinero público.

El acto, en que trescientos activistas semidesnudos y pintados representaron la figura de un toro muerto, fue organizado por AnimaNaturalis, apoyado por CAS Internacional y por decenas de asociaciones animalistas y ecologistas. Con este acto y con la información repartida, los activistas denunciaron abiertamente las cifras del dinero de todos los contribuyentes españoles que dan vida al negocio de la tauromaquia, fomentando una actividad cruel y el enriquecimiento de toreros, empresarios taurinos y grandes patrimonios privados, propietarios de las ganaderías de lidia.

Son alrededor de 600 millones de euros del dinero público los que se destinan anualmente al fomento y protección de la industria taurina en nuestro país.

En una declaración leída durante el acto, la periodista Ruth Toledano criticó el uso de dinero público -unos 2,72 millones de euros, según la Plataforma- para mantener a flote el negocio taurino. "El 62% de los madrileños no-taurinos no quiere ver su dinero dilapidado en festejos taurinos, prefiere que se invierta en reducir las listas de espera de los hospitales, abrir más guarderías o mejorar la educación", indica el comunicado. Según los antitaurinos, esos 2,72 millones de euros representan "casi un millón más que lo destinado a remodelar los centros de mayores que hay en toda la región".

La situación se agrava si se tiene en cuenta que el 67% de la población española se declara antitaurina o indiferente a estos “festejos” crueles, mientras solo un 9,4% declara interés, según la última encuesta de 2009 de la empresa IG Investiga. Por tanto, este enorme desembolso público, unido a la actual campaña de apoyo a la tauromaquia realizada desde ciertas entidades públicas también con fondos públicos, supone un claro abuso en relación a esta parte mayoritaria de la ciudadanía que rechaza los actos taurinos.

Con este acto, las organizaciones piden la eliminación de la excepción del toro en la Ley de Protección animal, solicita a los representantes políticos de la Asamblea de Madrid, un debate abierto, plural y democrático, tal y como se ha dado en Cataluña,  respecto a la Iniciativa Legislativa Popular antitaurina aceptada a trámite recientemente.

La Comunidad de Madrid será la segunda comunidad en tramitar y debatir una iniciativa popular de estas características. Se espera que la mayoría absoluta del Partido Popular en la comunidad no evite el debate que se está dando en la sociedad y que se escuche la verdadera opinión popular reflejada en esa ILP democrática con 51.000 firmas de ciudadanos madrileños en contra de la tauromaquia.

“Los ciudadanos desconocen que la tauromaquia depende en más de un 90% de las subvenciones de los bolsillos de los españoles de a pie, sin las cuales no sobreviviría y es nuestro deber informarles” - declara Aïda Gascón, Directora de AnimaNaturalis en España - Estamos convencidos de que la mayoría de la ciudadanía madrileña no apoya, al igual que en Cataluña, los espectáculos taurinos y mucho menos la subvención de la práctica totalidad de estos festejos por las instituciones públicas”.

“En la actual coyuntura de crisis - afirma Marta Esteban, Presidenta de La Tortura no es Cultura - sería lógico pensar que el ahorro en inversión pública debería centrarse en estos espectáculos crueles y sangrientos que solo interesan a una pequeña parte de la sociedad, española y madrileña, y a los ganaderos y promotores que reciben este dinero público” - y continúa - “Por el contrario, los recortes se están dando en partidas sociales, sanidad, educación o en actividades que son realmente culturales”.

“Nos sorprende que en la partida destinada a Asuntos Taurinos, la crisis económica no afecte a los gastos destinados a “altos cargos” (que aumentan en 36.000 €). Parece que los recortes de personal en las administraciones públicas no afectan al mundo del toro” afirma Aída Gascón, Directora de AnimaNaturalis en España.

Repercusión mediática del acto de denuncia:

Prensa internacional

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.