Olot, Cataluña. «Si se siguen haciendo toros, Olot será relativamente antitaurina», dijo el regidor del PP, Joaquim de Trincheria (también accionista de la plaza de toros), al final del pleno donde, en una votación secreta, 13 votos a 7 permitieron la aprobación de una moción presentada por la protectora de animales de la comarca donde se propone la declaración de Olot como ciudad contraria a las corridas de toro. La moción definida por el alcalde, Lluís Sacrest (PSC), como «testimonial» no impedirá que continúen habiendo espectáculos taurinos en la plaza de la ciudad. Hace unos meses una sentencia anuló el acuerdo aprobado por el pleno en el año 2000 que prohibía las corridas.

Contrarios a las corridas exhibieron carteles y fotos mientras David Serramitjana presidente de Apadog leía la moción.

Olot, Cataluña. «Si se siguen haciendo toros, Olot será relativamente antitaurina», dijo el regidor del PP, Joaquim de Trincheria (también accionista de la plaza de toros), al final del pleno donde, en una votación secreta, 13 votos a 7 permitieron la aprobación de una moción presentada por la protectora de animales de la comarca donde se propone la declaración de Olot como ciudad contraria a las corridas de toro. La moción definida por el alcalde, Lluís Sacrest (PSC), como «testimonial» no impedirá que continúen habiendo espectáculos taurinos en la plaza de la ciudad. Hace unos meses una sentencia anuló el acuerdo aprobado por el pleno en el año 2000 que prohibía las corridas.

Antes que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se pronunciase una contra moción permitió la reinstauración de las corridas en la ciudad que ahora se encuentra en una situación similar a la de Barcelona. La protectora, eufórica por el resultado de ayer, lucha por la abolición de las corridas de toros mediante la iniciativa para una modificación legislativa que la asociación ADDA presentará al Parlamento catalán con el apoyo de miles de firmas, entre las cuales las más de 9.000 que la entidad de la Garrotxa ha recogido.

Sin mencionar su nombre, David Serramitjana pidió a De Trincheria que no votase por su implicación con la plaza. El edil no solo votó (en contra), sino que recordó que «el día que el Ayuntamiento no organice corridas, los accionistas que la han cedido con esta condición pedirán la revisión». CiU (5 regidores) y  PSC (12, aunque ayer faltaba una), grupo con distintas opiniones en relación a las corridas, pidieron dar libertad de voto a sus ediles.

 

Ripoll tampoco quiere toros

 

ERC (2) y Alternativa por la Garrotxa (1) apoyaron la moción de la protectora (APADOG), además la moción pide que el consistorio no haga publicidad de este espectáculo, que vele para que no las presencien menores de 14 años y que inste a la Generalitat a prohibirlos.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.