Activistas protestan contra el uso de pieles de animales frente al Museo del Traje

España . Publicado el martes 31 de enero del 2012.

Los activistas de AnimaNaturalis han representado el sufrimiento de los millones animales que son ejecutados cada año por la industria peletera. AnimaNaturalis

Activistas protestan contra el uso de pieles de animales frente al Museo del Traje

Madrid, España.- Activistas de AnimaNaturalis han realizado este lunes  30 de enero frente al museo del traje de Madrid un acto de protesta contra el uso de pieles de animales para vestirse. Con motivo de la presentación de la colección del diseñador peletero Santiago del Palacio.

Una activista, con abrigo de piel y ensangrentada, rodeada de otros activistas, que portaban carteles, se ha puesto en la piel de uno de estos animales ante la mirada de las personas que acudían al desfile de moda del diseñador peletero

¿Cuantas vidas para un abrigo?,,la crueldad no es elegante, los animales necesitan su piel, tu no, son algunas de las frases que se gritaron al paso de los visitantes al desfile.

Los activistas portaron carteles en los que se leían frases que hagan comprender lo cruel  e injustificado de vestirse con pieles de animales. “Queremos que los consumidores sean conscientes del atroz sufrimiento que se oculta detrás del inhumano negocio del comercio de pieles de animales. En la actualidad, con tantas alternativas a la hora de vestirse, desde el algodón al lino, pasando por el forro polar o la microfibra, no tiene sentido arrebatar la piel a un animal para confeccionar prendas de ropa que se pueden fabricar de muchos otros modos”, aseguró Rebeca Gutiérrez, portavoz de AnimaNaturalis.

Carmen Lomana, personaje habitual de programas de corazón, habló con el equipo de AnimaNaturalis, dando su apoyo y asegurando que el abrigo que llevaba era sintético. "Cada vez está peor visto el uso de pieles, lo vemos dia a dia con los apoyos que nos dan los ciudadanos durante nuestras protestas". Aseguró Rebeca Gutiérrez, portavoz de AnimaNaturalis

Visones, hurones, zorros, conejos, focas, nutrias, chinchillas… Cada año más de 20 millones de animales son capturados con trampas y otros 40 millones son criados en granjas para utilizar sus pieles como abrigos, bolsos, estolas...  En países como China se matan cada año a 2 millones de gatos y perros cuyas pieles son exportadas a Europa y Norteamérica sólo para convertirlas en prendas de vestir.
 
Para que los consumidores tomen conciencia de la crueldad que se esconde detrás de las prendas de ropa que adquieren en centros comerciales y tiendas, activistas de la organización AnimaNaturalis llevarán a cabo nuevas acciones de protesta.

Los animales criados para convertirse en abrigos pasan toda su vida en sucias y diminutas jaulas. Algunos se vuelven locos por el confinamiento y desarrollan actitudes neuróticas como dar constantes vueltas alrededor de su jaula. Algunos animales se automutilan tratando de escapar o se canibalizan entre ellos por las condiciones de hacinamiento.
 
En el caso de los visones se les mantiene normalmente en jaulas de 40x40x50cm, la capacidad de movimiento para estos animales es prácticamente inexistente, apenas pueden darse la vuelta, lo que les ocasiona estrés, angustia y lesiones provocadas por sí mismos u otros visones. Para hacer un sólo abrigo de cada uno de estos animales se matan unos 70 visones o 20 zorros, 8 lobos, 20 nutrias o 200 chinchillas, 30 gatos… “Los datos son escalofriantes. No hay nada que justifique esta atrocidad. Ni el gusto por la moda, ni el gusto por el lujo… Los animales necesitan su piel, nosotros no. No podemos quedarnos en silencio ante semejante injusticia”, agrego Gutiérrez.

Además de todo, en las granjas peleteras los animales son matados generalmente por electrocución anal o genital, lo que les causa el terrible dolor de un paro cardíaco mientras están todavía conscientes. Otros métodos de matanza son romperles el cuello o ahogarlos. En ocasiones los animales son solamente adormecidos con gas antes de despellejarlos. Lo único que importa a los peleteros es que la piel no se dañe, nunca les preocupa el dolor que puedan sentir los animales.

Desde AnimaNaturalis se considera que si los consumidores supieran de dónde provienen las prendas de vestir que normalmente son expuestas en tiendas y grandes almacenes, la inmensa mayoría rehusaría comprarlas.

Fotografías en Facebook


Para más información y vídeos en www.SinPiel.org.

REPERCUSIÓN MEDIÁTICA