La Corte Suprema de los EEUU bloquea la ley de mataderos de California

United States . Publicado el martes 31 de enero del 2012.

La Corte Suprema anuló el lunes una ley californiana que requería la eutanasia para el ganado enfermo en mataderos inspeccionados por el gobierno federal, a fin de mantener esa carne fuera del sistema alimentario del país. CNN / AnimaNaturalis

La Corte Suprema de los EEUU bloquea la ley de mataderos de California

California, Estados Unidos.- California en 2009 endureció la regulación contra los llamados animales “caídos” (que no pueden mantenerse en pie por enfermedad o agotamiento, lesiones, etc.)  tras la publicación de un video tomado encubiertamente por la Humane Society de los EEUU en 2008, donde se mostraba a trabajadores de los mataderos del Condado de San Bernardino, fuera de Los Angeles, arrastrando, empujando y forzando a débiles vacas dentro de los mataderos. "Usaban mangueras de agua sobre las cabezas del ganado para forzarles a moverse"

En una decisión ampliamente esperada, la corte superior dictaminó que esa ley estatal de 2009 fuera bloqueada antes de entrar en vigor, por la ley federal  administrada por el Servicio de Seguridad Alimentaria e Inspección del Departamento de Agricultura (FSIS por sus siglas en inglés).

La ley federal "se opone a los esfuerzos de California  para imponer nuevas reglas, más allá de las que la FSIS ha decidido adoptar, en lo que un matadero debe hacer con un cerdo que es incapaz de moverse durante el proceso de producción", dijo la juez Elena Kagan, quien transcribió la opinión unánime del tribunal.

"La Ley Federal de Inspección Carnes" también exige que los animales muertos sean trasladados, pero deja a criterio de los inspectores federales determinar si los animales pueden recuperarse lo suficiente y están en condiciones para la matanza y el consumo humano. Bajo la ley de California, la prohibición de comprar, vender y sacrificar ganado caído se extiende también a cerdos, ovejas y cabras.

La Corte Suprema ha dictaminado que el comercio interestatal está bajo jurisdicción federal, superando los esfuerzos del estado para regularlo.

El presente caso fue interpuesto por un grupo de comerciantes de carne, en nombre de los criadores de cerdos en California. El gobierno de Obama se posicionó del lado de los productores de carne de cerdo, una medida criticada por una serie de organizaciones de los derechos de los animales.

Un tribunal federal de apelaciones en San Francisco el año pasado falló a favor de la ley estatal, etiquetando como "una tontería" la decisión de un juez que previamente favorecía a la industria.

La aplicación de la ley ha quedado en suspenso en espera de la decisión de la Corte Suprema de Justicia que ahora apoya legalmente a la industria

Los defensores de los animales criticaron la decisión de la Corte Suprema, e instaron al gobierno federal a intensificar su aplicación y vigilancia en los mataderos.

"Esta es una decisión muy preocupante ya que impide una amplia gama de acciones por parte de los Estados para proteger a los animales y a los consumidores de prácticas imprudentes de la industria cárnica, incluyendo el maltrato y la matanza de los animales demasiados enfermos o lesionados para moverse", dijo Wayne Pacelle, presidente de la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos. "El hecho es que el Congreso y el USDA han estado en las garras del lobby agroindustrial desde hace décadas, y es por eso que nuestra manipulación de los animales y las leyes federales de seguridad alimentaria son tan escasas. California trató de proteger a sus ciudadanos y a los animales en los mataderos de abusos extremos y graves, pero su esfuerzo fue controlado por el gobierno federal. "

Los productores de carne de cerdo en un escrito legal estimaron que alrededor del 3% de los cerdos no pueden caminar cuando llegan al matadero. La mayoría de ellos, dicen, es por estar fatigados, acalorados o ser muy tozudos. Los defensores de los derechos de los animales ponen en duda esta afirmación.

La industria cárnica sostiene que verse obligados a practicar la eutanasia de inmediato a todos los animales afectaría su capacidad para detectar y combatir una enfermedad particularmente virulenta: la fiebre aftosa, que es altamente contagiosa. La industria dice que la inspección federal es preferible, ya que antes de la matanza, las inspecciones de los animales enfermos son obligatorias. La ley estatal exigiría sacrificar inmediatamente a los animales enfermos y disponer inmediatamente de ese ganado.

El exasambleísta Paul Krekorian, quien redactó la legislación californiana, dijo estar decepcionado con la decisión.

California,  respaldada por las organizaciones en defensa de los derechos de los animales, también sostuvo que las dos leyes eran compatibles, permitiendo que las condiciones locales para abordar y garantizar que las condiciones morales y humanas serían parte de las reglas del procesamiento de carne.