2019 será el año del veganismo, según The Economist

Según la prestigiosa revista The Economist, este 2019 será el año del veganismo. Allí donde lideren los millennials, empresas y gobiernos les seguirán.

2019 será el año del veganismo, según The Economist

Durante el último medio siglo, el veganismo no ha sido más que una minoría dentro de una minoría. Según una encuesta, en Estados Unidos, en 2015, el 3.4% de la población era vegetariana y solo el 0.4% era vegana. Pero 2019 será el año en que el veganismo sea tendencia.

El interés por una forma de vida en la que se evite no sólo la carne y el cuero, sino todos los productos de origen animal, incluidos huevos, lana y seda, está aumentando, especialmente entre los millennials. Una cuarta parte de los estadounidenses de 25 a 34 años de edad dicen ser veganos o vegetarianos.

El negocio de proporcionar comidas veganas está en auge. McDonald's ha comenzado a vender hamburguesas McVegan. En 2018, las ventas de alimentos veganos en Estados Unidos hasta el mes e de junio, aumentaron diez veces más rápido que las ventas de alimentos en general. Las grandes empresas alimentarias se están subiendo al carro, creando sus propias líneas veganas, comprando nuevas empresas o ambas cosas. Tyson Foods, un gigante de la carne, tiene una participación del 5% en Beyond Meat, que vende empanadas sin carne a la cadena de restaurantes TGI Friday's. Incluso la empresa Big Meat se está volviendo vegana, según parece.

El distrito escolar de Los Ángeles, el segundo más grande de Estados Unidos, empezará a servir comidas veganas en todos los colegios durante el curso académico 2018-19. En su reunión anual en 2018, la Asociación Médica Americana pidió a los hospitales que ofrecieran más comidas de este tipo. Pero la mayoría de los gobiernos nacionales se han mostrado reacios a alentar el veganismo. Esto podría empezar a cambiar en 2019, cuando por fin la Comisión Europea inicie el proceso de definir formalmente lo que cuenta como comida vegana (y vegetariana), proporcionando un ámbito de seguridad jurídica.

Al mismo tiempo, las empresas veganas están creando sustitutos de la carne que en realidad parecen y saben a carne. Las hamburguesas de Beyond Meat rebosan sangre hecha con zumo de remolacha. Cuando en junio llegó a los supermercados un bistec vegano hecho por la empresa holandesa, Vivera, se vendieron 40,000 en una semana. Si las carnes de origen vegetal despegan, podrían convertirse en una tecnología transformadora, mejorando las dietas ricas en proteínas de los occidentales, reduciendo la huella ambiental de la cría de animales e incluso reduciendo el coste de los alimentos en los países pobres.

Originalmente publicado en: The Economist
Traducción: Elena Falgueras

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.