Agresiones en la puerta de la Plaza de Las Ventas a activistas antitaurinos

España . Publicado el domingo 27 de mayo del 2012.

Esta mañana se han concentrado en la puerta de la madrileña plaza de toros de las Ventas un grupo de activistas convocados por AnimaNaturalis para mostrar nuestro rechazo e informar a los turistas del sufrimiento de los animales en la última corrida de las fiestas de San Isidro. Un grupo de taurinos y responsables de las taquillas de la plaza han agredido a uno de los activistas con puñetazos y cabezazos que han tenido como resultado un labio roto y una pequeña conmoción. AnimaNaturalis

Agresiones en la puerta de la Plaza de Las Ventas a activistas antitaurinos

AnimaNaturalis ha querido mostrar de forma pacífica, con pancartas, nuestro condena ante estos espectáculos, como en muchas otras ocasiones y en este lugar se ha realizado.

En esta ocasión, un grupo de taurinos y responsables de las taquillas de la plaza han agredido, sin mediar palabra al coordinador de AnimaNaturalis en Madrid, Sergio García, puñetazos y cabezazos que han tenido como resultado un labio roto y una pequeña conmoción. La rápida aparición de la policía en en lugar ha evitado que se convirtiera en un verdadero linchamiento, ya que otros activistas han sido perseguidos e insultados de manera extremadamente violenta.

AnimaNaturalis se reafirma en su convicción de la defensa de todos los animales y en el derecho a manifestación pacifica. "Nosotros nunca entramos en provocaciones, es habitual que estas personas nos insulten, pero lo de hoy, podría haber sido mucho más grave si la policía no hubiera acudido con tanta rapidez, solo pretendemos ejercer nuestro derecho a protestar pacificamente", afirma Sergio García.

AnimaNaturalis continuará con sus protestas y con la visualización del rechazo a estos crueles espectáculos, pese a los riesgos que pudiera suponer, ya que entendemos que es necesario generar el debate y hacer visible el gran rechazo, que por parte de una gran mayoría de la población, existe ya para con estos crueles espectáculos.

Repercusión: