El Parlament reduce el listado de municipios con correbous en Cataluña

El Parlament ha aprobado esta tarde, con 46 votos a favor, 44 votos en contra y 42 abstenciones, suprimir Olot, Roses y Torroella de Montgrí de la lista de los municipios donde se celebran correbous.

El Parlament reduce el listado de municipios con correbous en Cataluña

Los votos a favor han surgido de los escaños d´Esquerra, Catalunya Sí Que Es Pot, la CUP e independientes de Junts Pel Sí. En contra han votado miembros de PDCat y el Partido Popular. Ciutadans y PSC se han abstenido. 

Girona, que contaba con 4 municipios donde tradicionalmente se hacían correbous, se queda ahora con un solo pueblo, Vidreras, que se convierte en el único reducto taurino en las comarcas gerundenses.

Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España, valora positivamente este hecho por el gesto simbólico que representa: "A pesar de que esta modificación de la ley no puede evitar que estos municipios vuelvan a hacer correbous, es un gesto simbólico que marca una clara tendencia hacia el futuro de una Cataluña más justa y sensible con los animales".
Des de AnimaNaturalis ya planean trabajar para seguir suprimiendo más municipios de la lista, como por ejemplo Badalona, que a pesar de que tampoco organiza correbous desde 2015, no se sometió a votación en el pleno del Ayuntamiento y por eso no se ha podido eliminar del Anexo de la Ley 34/2010.

El pleno del Ayuntamiento de Roses sí aprobó el pasado mes de marzo de 2016 una moción que ponía fin definitivamente a la "empaitada d´ànecs", y a los correbous, dos tradiciones que hacía años que generaban polémica por el trato que daban a los animales. El pleno, además, declaró Rosas “localidad respetuosa con los animales”.

En Olot el proceso de abolición de los correbous fue especialmente democrático y participativo, con una votación en junio de 2016 en que los 29.068 olotins y olotinas con derecho a voto pudieron decidir si el Ayuntamiento tenía que prorrogar la concesión administrativa a la peña taurina local para continuar celebrando el correbou o no. Al final, el resultado fue muy claro, porque el 60 por ciento de los 5.322 votantes (el 18,3% del censo) dieron luz verde a poner fin a este espectáculo taurino. Más tarde, el resultado se traspasó al pleno del Ayuntamiento, donde se decidió tener en cuenta la consulta ciudadana y se votó a favor a favor de poner punto y final a los correbous de Olot.

Las vaquillas que se llevaron a cabo en 2016 fueron también las últimas, al menos hasta que dure el alcalde, Josep Maria Rufí (ERC) que rompió el pacto de gobierno con su antecesor, el convergente Jordi Cordon, y presentó una moción de censura contra él el pasado mes de julio de 2016 después de que el dirigente de CiU hiciera oídos sordos a una moción aprobada por el pleno municipal en el mes de mayo, en la cual se declaraba Torroella localidad libre de ‘correbous’, e hizo prevalecer su voto de calidad como alcalde para imponer la celebración de la fiesta.

AnimaNaturalis asegura que la movilización ciudadana contra los correbous en Cataluña avanza, incluso en las Tierras del Ebro. En Santpedor (Barcelonès) se creó el año pasado una nueva plataforma animalista con el único objetivo de acabar con los correbous en el pueblo, un acto que consideran “anacrónico y cruel”, y ya han recogido más de 6.500 firmas. El municipio d´El Morell (Camp de Tarragona) también vecinos y vecinas del pueblo se están organizando, así como en Tierras del Ebro, donde pronto se dará a conocer una plataforma de gente del territorio que también quiere acabar con los correbous, o al menos con las prácticas más violentas contra estos animales, como son el toro embolado y el toro ensogado.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.