De 20 denuncias, sólo una termina en sanción

Hasta septiembre se han interpuesto 20 denuncias, de las cuales tan solo una ha acabado en sanción y ya está en periodo ejecutivo. El resto, se está tramitando. La conclusión, en cualquier caso es que, como máximo, dicho período acabaría con 20 sanciones.

De 20 denuncias, sólo una termina en sanción

Es uno de los sonidos inconfundibles del verano en el centro de Palma: el paso y el trote de los caballos de galeras. Para los explotadores de esta actividad, se trata de un negocio más, sometido a normas y totalmente homologado. Para los defensores del bienestar animal, es un abuso innecesario.

Hasta septiembre de 2017 se han interpuesto 20 denuncias, de las cuales tan solo una ha acabado en sanción y ya está en periodo ejecutivo. El resto, se está tramitando. La conclusión, en cualquier caso es que, como máximo, dicho período acabaría con 20 sanciones.

Por tipo de infracciones, 11 de las denuncias se interpuesieron por pararse en un lugar no autorizado, 4 denuncias por llevar al pasajero en el pescante, 2 denuncias por llevar el caballo en malas condiciones y 3 denuncias clasificadas como "otros".

Los defensores de los animales llevan años reivindicando el fin de esta actividad y exigen "acción de una vez por todas" a Cort. "Este gobierno municipal, en el que hay un departamento de Benestar Animal, prometió mano dura y caminar hacia el vehículo eléctrico. Luego nos dijeron que cambiarían la ordenanza y ahora, un año después, seguimos esperando", critican desde AnimaNaturalis.

Y todo, subrayan, después de dos temporadas de récords de visitantes "en las que los animales han hecho jornadas interminables, reposando a pleno sol, en días en los que las temperaturas superaban los 40 grados centígrados".

Desde AnimaNaturalis se ha lanzado la campaña #StopGaleras, en la que se recoge firmas "poner fin a esta cruel práctica", y exige "medidas drásticas contra los conductores que cometen infracciones diariamente y no pagan sanciones", como indica el coordinador para Islas Baleares de la asociación, Guillermo Amengual. "Admiten más pasajeros del número estipulado en el reglamento, llevan pasajeros en la parte delantera del carruaje, incluso menores. Incumplen normas de circulación, circulan por la vía de Cintura, aparcan en zonas no autorizadas y dejan los caballos sin conductor".

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.