Industria cárnica discute su futuro ante el alza del veganismo

El sector porcino español se enfrenta a cambios profundos marcado por retos como el tecnológico y opciones de consumo alternativas, como el vegetarianismo y el veganismo.

Industria cárnica discute su futuro ante el alza del veganismo

El sector porcino español se enfrenta a cambios profundos marcado por retos como el tecnológico y opciones de consumo alternativas, como el vegetarianismo y el veganismo. Esta ha sido la tesis expuesta en un encuentro celebrado el pasado miércoles entre representantes de empresas del sector como Enrique Tomás, Noel Alimentaria, Grupo Jorge, Splendid Foods y Espuña.

En el proceso de apertura a nuevos mercados, la asimilación de las nuevas tecnologías, tanto las oportunidades como las amenazas que estas pueden suponer para las empresas porcinas, es uno de los desafíos al que el sector se enfrenta. Es por ello por lo que algunas de las empresas presentes en el encuentro como Espuña, Splendid Foods y Noel Alimentaria han subrayado que toda la información que generan ahora los usuarios debe servir para definir sus estrategias.

Por ejemplo, el consejero delegado de Splendid Foods, David García-Gasull, ha explicado que su compañía ha incorporado herramientas de análisis de datos para poder estar permanentemente examinando la información de los clientes y adaptarse a las necesidades que éstos tienen.

García-Gasull también ha señalado que los gustos de los clientes están cambiando, en referencia al alza del vegetarianismo y el veganismo, por lo que el sector porcino también se debe adaptar a ello.

El director de la asociación catalana de productores porcinos de Cataluña Porcat, Ricard Parés, ha remarcado que estas opciones de consumo alternativas no son algo pasajero y que cada vez tendrán más peso.

La consecuencia de esta alza del vegetarianismo y el veganismo es que el sector porcino tiene mala imagen, según Parés, por lo que el director de Porcat ha acentuado que se debe trabajar conjuntamente con las asociaciones defensoras de los animales, como sucede en países como Alemania.

Parés ha argumentado que el sector, que sacrifica 20 millones de cerdos al año en Cataluña, debe responder a las preocupaciones de estas asociaciones y asegurarles que se cumple con la normativa."Lo que está afectado no es tanto el consumo porcino, sino la imagen del sector", ha argüido Parés.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.