Viviendo con carnívoros

Parece ser que escoger llevar un estilo de vida vegano y vivir con tus padres no siempre son dos cosas totalmente compatibles.

Viviendo con carnívoros

Parece ser que escoger llevar un estilo de vida vegano y vivir con tus padres no siempre son dos cosas totalmente compatibles… Si tus padres no están de acuerdo con el veganismo probablemente escuches frases típicas como “mientras estés bajo mi techo comerás lo que se coma en casa”, “el veganismo no es sano”, “cuando te independices haz lo que quieras pero ahora harás lo que te digamos”, entre muchas otras… Pero todo esto no tiene que hacer que te rindas, tiene que ayudarte a seguir hacia delante con más fuerza y a concienciar a tu familia.

Claramente no hay que generalizar: puedes tener unos padres que lo acepten totalmente, unos padres que no lo compartan pero te respeten y te ayuden a llevar este estilo de vida o unos padres que se nieguen totalmente.

En mi caso, empecé siendo vegetariana y me encuentro en un momento de transición al veganismo. Mi madre ha sido la persona que más me ha apoyado, y a pesar de no compartir mi ideología, en todo momento me ha facilitado muchísimo todo lo relacionado con la alimentación, y los demás familiares también me han respetado (quitando las típicas bromas) y apoyado. En todo lo que no es alimentación nadie me dice nada, así que me encargo yo con total libertad de que la cosmética, ropa y básicamente todo sea vegano y cruelty free.

Sí que es verdad que el paso a veganismo no lo están aceptando tan bien, pero aun así estoy avanzando rápidamente y creo que es una muy buena idea hacer una serie de entradas en el blog para compartir con todos vosotros y vosotras todo lo que hago yo para llevar este estilo de vida mientras vivo con mis padres. Para empezar, voy a daros una serie de consejos relacionados con la convivencia:

  • Infórmate muchísimo, tanto sobre que es el veganismo cómo en cómo llevar una vida saludable (alimentación equilibrada, la vitamina B12…).
  • Comparte toda la información que hayas recogido con tus padres, abuelos, pareja, amigos… Esto no sólo hará que reflexionen sobre el tema, sino que también te ayudará a que sepan que estarás totalmente sano/a siendo vegano y así probablemente lo acepten antes.
  • Autonomía. Si tus padres no acaban de aceptar éste nuevo estilo de vida, encárgate de llevar las riendas: busca recetas en internet, propónselas a tus padres o incluso sorpréndeles haciéndolas tú.
  • Puedes proponer hacer en casa un día vegano a la semana: que ése día de la semana todos comáis vegano en casa para que comprueben que comer vegano es delicioso y sano.
  • Empezar por el vegetarianismo también es una muy buena opción si tus padres no están totalmente de acuerdo, ya que lo verán como un proceso gradual y siempre tendrán alternativas para las comidas: bocadillo de queso para el desayuno, tortilla de patata para comer… Y una vez se hayan acostumbrado puedes empezar a disminuir el consumo de leche, huevos, queso… poco a poco.
  • Si adoras la cosmética pero tus padres dicen que la vegana es más cara: infórmate sobre todas las marcas (ya que hay muchas que tienen precios asequibles) y si aun así se niegan… cómpratelo tú (toca autonomía de nuevo).
  • Conciencia a los demás. Siempre se nos trata como exagerados por el hecho de querer llevar este estilo de vida, ya que lamentablemente lo normalizado en esta sociedad es el sufrimiento y asesinato animal; así que aprovecha para explicarles cosas o enseñarles documentables sobre el tema para que entiendan porqué has decidido hacer esto (sea por salud, por los animales o por el planeta, hay varios documentales sobre todos los temas).
  • Realízate cada un determinado tiempo un análisis de sangre para demostrar que estás totalmente sano/a y que tu familia se quede más tranquila.
  • Respeta y haz que te respeten: nunca te metas con quién no sea vegetariano o vegano, ya que no conseguirás nada más que odio o que tengan una mala visión del veganismo. Siempre lleva una visión positiva y anima a los demás a conocer más sobre el tema (a través de la información que previamente has aprendido), así conseguirás romper con el tópico de que lo veganos somos “radicales malévolos” y cuando te hagan preguntas para intentar ofenderte o sacarte de lugar siempre tendrás respuesta y quizás incluso les hagas reflexionar.

Para empezar creo que es una buena lista que os puede ayudar, próximamente ya hablaremos de situaciones más concretas como las Navidades, salir a comer fuera, etc. ¡Espero que realmente os sirvan todos estos consejos y mucho ánimo!

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.