Dos toros fueron torturados por la muchedumbre en Tlacotalpan a pesar de prohibición

La postura de AnimaNaturalis y la Coalición de Activistas por los Derechos Animales de Veracruz, sobre los hechos de hoy en el "embalse de toros" de Tlacotalpan, Veracruz.

Dos toros fueron torturados por la muchedumbre en Tlacotalpan a pesar de prohibición

Este miércoles 1 de febrero de 2017, Tlacotalpan (Veracruz) se cubrió de vergüenza una vez más, al torturar a dos toros cebúes en el marco de la Fiesta de la Candelaria, a pesar de que desde noviembre de 2016, embalses, pamplonadas y encierros están prohibidos por la Ley estatal de protección a los animales.  

A pesar de los exhortos y advertencias de la Fiscalía General del estado para hacer cumplir la ley, y no obstante el amplio operativo que la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos Ambientales y Contra los Animales, en coordinación con la Dirección General de la Policía Ministerial, la Fuerza Civil, la Policía Estatal, Tránsito del Estado, la Dirección General de Servicios Periciales y la Procuraduría del Medio Ambiente, puso en marcha desde el martes 31 de enero, un grupo de habitantes de Tlacotalpan, en complicidad con las autoridades municipales, llevó a cabo el embalse de toros. 

Desde que se dio a conocer que la Fiscalía realizaría un operativo, el presidente municipal tlacotalpeño, General Homero Gamboa, se escudó en la tradición para justificar el embalse, y dijo que de parte de las autoridades no habría ningún entorpecimiento para que éste se realizara. Hoy incluso encabezó las protestas de parte de la población hacia la Fiscalía e incitó a la gente, entre ella muchos menores de edad, a que exigiera a las autoridades estatales que los dejara soltar a los toros, violando flagrantemente e invitando a violar la ley, como puede verse en los videos difundidos por la prensa. 

Desde AnimaNaturalis, reconocemos y aplaudimos el trabajo, inédito, realizado por la Fiscalía General del estado, encabezada por Jorge Winckler, por la Fiscalía Especializada, presidida por Andrés de la Parra, quien estuvo presente en Tlacotalpan y pendiente en todo momento, así como las demás instancias involucradas. De la misma forma, exhortamos al gobierno del estado a que se investiguen los hechos y se emprenda un juicio de desafuero contra el presidente municipal de Tlacotalpan y quienes resulten responsables de lo sucedido.

La violencia no puede ser considerada patrimonio cultural y no debe formar parte de las tradiciones de un pueblo. Los animales poseen la capacidad de sentir y, por tanto, sus necesidades y libertades deben ser respetadas. El abuso a un ser indefenso, como son los toros cebúes salvajemente maltratados en Tlacotalpan, constituye un acto moralmente deplorable y es reflejo de la descomposición social que, por desgracia, permea en nuestro país. 

Foto: AVC Noticias

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.