6. Respondiendo preguntas difíciles

Si has invertido algo de tiempo hablando acerca de veganismo o derechos de los animales, sabes que las personas tienden a preguntar las mismas preguntas una y otra vez.

6. Respondiendo preguntas difíciles

Si has invertido algo de tiempo hablando acerca de veganismo o derechos de los animales, sabes que las personas tienden a preguntar las mismas preguntas una y otra vez. La clave aquí es el valorar la persona preguntando  el cliché, cada vez. Di que solías sentirte de la misma manera (si así fue). Dile a la persona que te pregunta que escuchas esa pregunta seguido, si así sucede (para así mostrar que él o ella al igual que tantos otros se preguntan lo mismo). Trata de preguntar una aclaratoria – esto hará que la otra persona se sienta escuchada y te ayudará a construir tu respuesta. Fuerza a la otra persona a pensar acerca de la conversación- ¡no le permitas a él o ella solamente escucharte pasivamente! Y recuerda, no importa cuál es la pregunta, tu argumento básico para apoyar el ser vegano – El que comer carne causa crueldad innecesaria- no será retado. Tú puedes ayudar a las personas a darse cuenta de esto formulando preguntas capciosas.

Las siguientes son respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes acerca de los derechos de los animales.

“¿Por qué estás gastando tu tiempo preocupándote acerca de esto? ¿No tienes algo mejor que hacer? ¡La gente se muere de hambre en África!”

Éste es un ejemplo que refleja el sentir de las personas acerca de que hay cosas más importantes que podrías estar haciendo para hacer del mundo un lugar mejor. Quizá te pregunten explícitamente, “¿No podrías encontrar algo mejor que hacer con tu energía?” o “¿Por qué no haces algo acerca del calentamiento global, pobreza, abuso infantil o el aborto?

  • Recuerda que tu objetivo no es ganar esta discusión. Claro, las personas que hacen este tipo de preguntas probablemente no estén utilizando su propio tiempo luchando contra la pobreza global, así que podrías fácilmente ganar la discusión haciéndoles ver que son unos completos hipócritas. Pero, sin importar qué tan tentador sea lo anterior, realmente no es una manera efectiva de atraer esta persona a tu manera de pensar. En lugar de eso, reconóceles que es una buena pregunta. Señala que también te importan los humanos. Y ayúdales a entender que simplemente les estás pidiendo el vivir conforme a sus propios estándares éticos, los cuales incluyen el oponerse a la crueldad hacia los animales.
  • Puedes elegir decir algo como, “Entiendo lo que dices, y yo apoyo grupos como Amnistía Internacional, que lucha por los derechos humanos. Pero, ¿No está usted de acuerdo que la crueldad hacia los animales es algo a lo cual uno debe oponerse?” Una vez que la persona concuerde con eso, puedes continuar señalando, “Una de los grandes beneficios de ayudar a prevenir la crueldad hacia animales de granja es que no toma tiempo extra. Podemos continuar nuestro activismo contra el VIH, o el abuso infantil simplemente al escoger una hamburguesa vegetariana en vez de carne de pollo en el almuerzo. Por su puesto, si comemos la hamburguesa vegetariana, seguramente tendremos mayor energía para luchar por los derechos humanos, porque los vegetarianos tienen menor probabilidad de sufrir enfermedades del corazón, infartos y cáncer de colon. Además, porque la producción de carne es un desperdiciador uso de combustible, granos y agua, estará ayudando a prevenir la hambruna global al hacerte vegetariano. Es una situación “ganar-ganar” tanto para animales como para humanos. Mire, ¿no le gustaría leer este folleto? Creo que ayudará a explicar porqué este tema es tan importante para mí.

“A mí no me importan los pollos. No me importa si son hervidos vivos- Son tan sólo pollos, ¿Por qué debería de importarme?”

El siguiente tipo de pregunta frecuente consiste en la racionalización del deseo de la persona de comer carne. Estas preguntas tratan de desviar el tema a algo que es realmente punto y aparte.

  • Recuerda el pensar acerca de la motivación y el reconocer que la otra persona es accesible. Entonces, se facilita el construir una respuesta. Refleja lo que él o ella dice- quizá tú solías pensar de la misma manera y puedes entender el sentimiento. A las personas les gusta el ser escuchadas. Y pregunta por más información, en vez de lanzarse a un monólogo..
  • Puedes elegir decir algo como, “Bueno, entiendo lo que dices. En alguna vez a mi no me importaban los pollos. ¿Te importa la crueldad hacia los perros y gatos?” Después de que la persona responda, serás capaz de explicar cómo los animales de granja son lo mismo que perros y gatos en su habilidad de sentir dolor y sufrimiento, y explicar que son individuos que no quieren ser confinados intensivamente y asesinados violentamente.

Pero, supongamos que él o ella continua con, “No, la verdad no me importan para nada
los animales en general”.

  • Puedes escoger decir, “Escucho lo que dice, pero para mí, no es acerca de eso. Tengo algunos amigos que no son amantes de los animales, pero han adoptado una dieta vegetariana de cualquier forma, simplemente porque se oponen a la violencia y a la crueldad. Los animales en granjas industriales son mutilados, jamás se les da la oportunidad de hacer algo natural o importante para ellos, y son encerrados  en corrales donde se paran sobre sus propios desechos durante todas sus vidas. Los pollos son alimentados y drogados para crecer tan rápido que usualmente se vuelven inmóviles por su gran peso. Creo que si pudiera ver lo malo que es eso, no querría apoyarlo. Yo sé que este mensaje puede ser una pregunta extraña, pero ¿Por qué come carne?

Otros razonamientos comunes incluyen:

“Los animales se comen entre sí en la naturaleza, entonces ¿por qué no deberíamos todos comerlos?”, “¿Qué no están los humanos al tope de la cadena alimenticia?”, “¿Qué no los humanos son omnívoros?”

Quizá puedas decir, “Entiendo su punto, incluso solía pensar así también, pero después me di cuenta de que en todos los demás aspectos de nuestras vidas, no nos basamos en las reglas de la jungla, la idea de que el poder, da derecho a hacer, no determina nuestros valores morales. ¿No está usted de acuerdo en que debemos tener leyes para proteger a los perros y a los gatos del ser abusados?” Una vez que consigas el asentimiento de la persona en ese punto, le señalas que los animales de granja casi no tienen protección de la ley y que el trato al que son sometidos sería ilegal si perros o gatos fueran las víctimas. Entonces puedes continuar, quizá diciendo algo como, “Como usted, estoy en contra del asesinato, a pesar de que los animales libren peleas territoriales hasta la muerte. Y Ninguna persona ética respalda la violación, a pesar de que algunos animales violan como método de procreación. Como humanos, tenemos la habilidad de ser bondadosos en lugar de ser crueles. Y, por supuesto, no hay nada natural en la ganadería industrial; estos lugares son tan antinaturales como pueda imaginarse- Estoy hablando de crueldad en masa, abuso en masa, y sufrimiento en masa. Los pollo son drogados para engorar tan rápido que sus propias patas se rompen por el peso - ¡Eso es antinatural! ¿Tiene algún sentido para usted?”.

Aquí garantizas que la pregunta tiene sentido, encuentra algún territorio común discutiendo cosas que harán eco en la otra persona, y después guía la discusión de vuelta a la crueldad.

“Pero Dios puso a los animales para los humanos, ¿No es así?”

Por favor ten en cuenta que las personas no dicen esto para ser nefastos. Lo dicen porque honestamente creen que justifica el comer carne.

  • Puedes elegir decir algo como, “Sí, escucho eso muy seguido, y la religión es claramente importante en este debate. ¿Está usted de acuerdo en que Dios se opone a la crueldad hacia los animales, y que Dios concuerda con las leyes para proteger a los perros de ser golpeados hasta la muerte, o a los gatos de ser envenenados?” Claro, la otra persona estará de acuerdo, entonces puedes continuar con algo como: “De hecho, algunos de mis mejores amigos son Judíos y Cristianos (o ‘yo soy Cristiano ...’), y son vegetarianos porque están horrorizados ante lo mal que las creaciones de Dios son tratadas. Desde su perspectiva, Dios designó a los pollos para construir nidos y criar a sus familias; Dios designó a los cerdos para revolcarse en el suelo; Dios diseñó a todos los animales para respirar aire fresco, jugar entre sí, y así consecutivamente. Pero hoy en día, a los animales se les niega todo para lo que Dios les designó hacer y ser, y son maltratados horriblemente – Son creaciones de Dios, pero los estamos tratando como si fueran piedras, mugre o algo así. Estamos jugando a ser Dios. Y, por supuesto, la biblia enseña la compasión por los animales, así que la horrible crueldad animal inherente a la industria cárnica realmente es reprochable. ¿No está usted de acuerdo en que la crueldad hacia los animales está mal? No discutas acerca de la existencia de Dios, o acerca de si la religión de la persona es válida o no. Comienza por reconocerles que es una buena pregunta, haz que la persona concuerde contigo en que la crueldad hacia los animales va en contra de Dios. No trates de convencerle que él o ella debería tener una nueva interpretación de la Biblia, Korán o Torah, o de que Jesús fue vegetariano, sin importar lo fueres que sean los argumentos para estos puntos. Trabaja dentro de los términos de las personas. Saca a flote temas que sean entendibles y que harán eco en ellos, y como siempre, guía la conversación de vuelta a la crueldad.

“Pero, hemos estado comiendo animales durante miles de años ¿Cierto?”

  • Puedes elegir decir algo como, “Sí, hemos estado comiendo animales por un largo tiempo, pero no estoy seguro de que sea una buena excusa para seguir haciéndolo. No hace más de 100 años, legalmente podías golpear un perro hasta la muerte, pero ahora es ilegal. ¿Está usted de acuerdo en que hacer de la crueldad hacia los perros y los gatos algo ilegal fue una buena idea?” Las personas, por supuesto están de acuerdo con eso, y quizá entonces puedas proceder en la discusión en algo así: “Como especie, hemos tenido esclavos durante la mayoría de nuestra existencia, tratado a las mujeres y niños como propiedad y así consecutivamente, pero, por supuesto, que eso no lo justificaba como algo correcto. Un elemento a considerar, es que dentro de los pasados 100 años es cuando hemos sido capaces de tratar a los animales de granjas industriales tan mal como lo hacemos ahora. Solía ser que los animales debían ser tratados al menos lo suficientemente bien para que crecieran y no murieran, pero ahora eso no aplica por todas las drogas que les son suministradas. Es algo tan horriblemente cruel e innecesario. El hecho de que hayamos hecho algo malo durante un largo tiempo no justifica el continuar haciéndolo.”
  • Valida la pregunta, haciendo un argumento moralmente sólido, y guía a la persona de vuelta a la discusión de la crueldad. Entonces formula una pregunta para mantener el rumbo de la discusión.

 

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.