Congreso aprueba que los animales dejen de ser considerados "cosas" ante la ley

El Congreso de los Diputados ha aprobado, con el apoyo de todos los grupos menos Vox, tomar en consideración una Proposición de Ley por la que los animales dejarán de ser considerados cosas y pasarán a ser reconocidos como seres sintientes en la legislación española, lo que permitirá a la justicia, entre otras cuestiones, determinar su régimen de custodia en procesos de divorcio o separación.

20 abril 2021
Madrid, España

El Congreso de los Diputados ha retomado este martes el debate sobre la ley para que los animales sean considerados seres vivos dotados de sensibilidad y no cosas, como se recoge en la actual regulación de los bienes del Código Civil. En concreto, el Pleno de la Cámara Baja dará previsiblemente luz verde a la tramitación de la norma por la que se modifica el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre el régimen jurídico de los animales.

La proposición de ley, registrada por PSOE y Unidas Podemos, es similar a una iniciativa que el PP llevó al Congreso en 2017. Entonces, la Cámara Baja acordó por unanimidad su toma en consideración. Si bien, el adelanto electoral de 2019 echó por tierra la reforma cuando se debatía en la Comisión de Justicia. En la actual legislatura, el PP volvió a registrarla en septiembre del año pasado, aunque no la había llevado al Pleno aún. PSOE y Unidas Podemos hicieron lo propio y presentaron en marzo una iniciativa muy parecida a la del partido conservador, aunque esta última es más amplia. De esta forma, el PSOE la ha registrado para el Pleno de este martes en el cupo que tienen los partidos.

En esencia, la reforma afecta sobre todo al Código Civil (se incluyen 26 modificaciones), en aras de sentar el "importante principio" de que la naturaleza de los animales es distinta de la naturaleza de las cosas o bienes. De este modo, junto a la redacción del artículo 333 ("todas las cosas que son o pueden ser objeto de apropiación se consideran como bienes muebles o inmuebles", se concreta que los animales son "seres vivos dotados de sensibilidad". Eso sí, la norma reconoce que esto "no excluye que en determinados aspectos se aplique supletoriamente el régimen jurídico de los bienes o cosas", por lo que serán necesarias otras leyes más específicas.

Otro paso importante es la regulación de las normas de custodia de mascotas tras un divorcio, una cuestión que ya ha sido objeto de controversia en los tribunales. En esta línea, se contempla el "pacto sobre los animales domésticos", y se sientan los criterios sobre los que los jueces deben tomar la decisión de entregar el cuidado del animal "atendiendo a su bienestar".

"La autoridad judicial confiará para su cuidado a los animales de compañía a uno o ambos cónyuges, y determinará, en su caso, la forma en la que el cónyuge al que no se le hayan confiado podrá tenerlos en su compañía, todo ello atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal, con independencia de la titularidad dominical de este. Esta circunstancia se hará constar en el correspondiente registro de identificación de animales". Asimismo, en el destino de los animales de compañía puede "preverse el reparto de los tiempos de convivencia y cuidado si fuere necesario, y las cargas asociadas al cuidado del animal".

Mediante la modificación del apartado primero del artículo 111 de la Ley Hipotecaria se impide que se extienda la hipoteca a los animales de compañía, así como a los "colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo". 

Por último, se modifica el artículo 605 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, para declarar absolutamente "inembargables" a los animales de compañía en atención al especial vínculo de afecto que liga a estos seres vivos con la familia con la que conviven. Esta previsión rige sin perjuicio de la posibilidad de embargar las rentas que dichos animales puedan generar.

En los hechos, ¿Cuán relevante es esta proposición de ley para los animales?

Para quienes trabajamos desde hace años persiguiendo una mayor protección para los animales, sabemos que para la mayoría de ellos esta proposición de ley no va a significar mucho, pero es un paso necesario e importante para seguir avanzando en sus derechos. Con esta nueva ley, los animales de compañía pasarán a ser inembargables, algo esencial si queremos garantizar su bienestar. 

Nadie, excepto quien ande despistado en el s. XIX, puede dudar de que es una buena noticia que los animales dejen de considerarse cosas, para ser reconocidos en el código civil como seres sintientes y sensibles. 

Es hora de empezar a replantearnos seriamente la abusiva y destructiva relación que tenemos con los animales. La pandemia del Covid-19 ha sido un primer aviso. Si de verdad queremos evitar abusos como el de Vivotecnia, vaciar los refugios de perros y gatos abandonados, dejar de ser el país europeo con más delfines encerrados en parques acuáticos o que en España sigamos celebrando nuestras fiestas y tradiciones maltratando animales, serán necesarios en nuestra sociedad muchos más cambios legislativos y culturales. 

Pero vamos por buen camino, las nuevas generaciones son cada vez más empáticas con los animales y ya no hay marcha atrás. 

 

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.