"Para frenar el cambio climático tenemos que dejar de comer carne, incluso jamón ibérico"

Esta contindente declaración abrió una entrevista publicada en El Mundo a Christiana Figueres, ex secretaria de la ONU para el cambio climático.

"Para frenar el cambio climático tenemos que dejar de comer carne, incluso jamón ibérico"

Christiana Figueres fue la mujer que levantó los brazos junto a Ban Ki-moon celebrando el gran éxito del Acuerdo de París y, hasta hace algo más de una año, fue la máxima responsable de Naciones Unidas para el Cambio Climático. Aunque el panorama global es bien distinto ahora con la retirada de EEUU del texto de París, ella se muestra optimista respecto al futuro. «Salí de Davos alentada. A pesar de que el cambio climático ha sido catalogado por cuarto año consecutivo como la principal amenaza para la economía mundial, por primera vez se habla de él como algo a lo que hay que hacer frente de forma colaborativa».

El año 2019 comenzaba con una noticia poco halagüeña para la batalla contra el cambio climático. Un estudio analizado por la firma Rhodium Group confirmaba que EEUU sigue siendo el segundo país que más emite del planeta, con un aumento del 1,9% en los gases de efecto invernadero de todo su sector energético.

Figueres hace hincapié en la urgente necesidad de poner una fecha para prohibir la venta de vehículos de gasolina y diésel. Para ella, la fecha limite marcada en el texto presentado por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, es razonable. «Todos los países están ya marcando una fecha, entre 2020 y 2040. Desde la perspectiva técnica, tanto los vehículos eléctricos como la infraestructura de recarga ya son posibles. Lo que es difícil es la transición, hay que combinar los incentivos con la tecnología y la inversión», destaca.

Y en el plano personal, en la responsabilidad como ciudadanos, Figueres insiste en cuatro medidas que cada individuo debería de estar cumpliendo para frenar el cambio climático. En primer lugar «dejar de comer carne, esto incluye el jamón ibérico», asegura. «Lo digo categóricamente, el ganado vacuno es uno de los causantes de la deforestación y por lo tanto del cambio climático», sostiene tajante.

«Sé que la gran mayoría de personas en los países industrializados tienen la costumbre de consumir carne todos los días. Lo mínimo es empezar a reducirlo a seis días, luego a cinco. No le exijo a nadie que lo haga de un día para otro, pero un cambio gradual y responsable lo tenemos que hacer todos», añade Figueres.

Otro aspecto importante, en los países industrializados, es la forma de moverse en las ciudades. La experta califica de "irresponsable" el uso de un coche de gasolina o diésel por parte de una sola persona, en las ciudades hay que promover el uso del transporte público y los vehículos eléctricos.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.