El pasado 15 de Marzo, AnimaNaturalis quiso participar y acompañar a la huelga estudiantil contra el cambio climático, cuya precursora es una adolescente de 16 años llamada Greta Thumberg.

#FridayForFuture

El pasado 15 de Marzo, AnimaNaturalis quiso participar y acompañar a la huelga estudiantil contra el cambio climático, cuya precursora es una adolescente de 16 años llamada Greta Thumberg. Cada viernes, la activista sueca dejaba de ir a clase para concentrarse frente al parlamento, convirtiéndose así en un icono mundial en la lucha contra el cambio climático.

Pero, ¿Qué es el cambio climático? ¿Qué lo produce? ¿Podemos hacer algo para cambiar esta alarmante situación?

El cambio climático es un fenómeno perfectamente normal y natural que ha afectado a la Tierra desde sus orígenes. Sabemos que hubo períodos de glaciaciones y entre ellos, periodos de sequías. Sin embargo, lo que sí es un problema, es el cambio climático humano, es decir, el cambio climático producido por el ser humano.

¿Qué produce el cambio climático? Y lo que es más importante, ¿Qué produce el cambio climático humano?

En la atmosfera se encuentran gases conocidos como gases de efecto invernadero, tales como el vapor de agua, el dióxido de carbono o CO2, el Metano, el óxido nitroso y el ozono.

Estos hacen posible la vida en la Tierra, por decirlo de una manera fácil, mantienen una temperatura óptima para la vida de todas las especies en la Tierra. El problema viene cuando el ser humano es capaz de emitir una concentración de estos gases tan alta, que ponga en peligro la vida en ella.

Actualmente, el desarrollo de la ganadería, la deforestación de los bosques para pastos y forraje, la combustión de carbón y petróleo, entre otras muchas causas, hacen que esta concentración de gases aumente, generando así un incremento insostenible de la temperatura.

En el vídeo, nuestra compañera Soraya explica muy bien esto que estamos hablando: ¿Cómo es posible que en Marzo podamos salir en manga corta a la calle?

Este aumento de la temperatura provoca desglaciación, extinción de especies (como el peligro que corre el oso polar), el aumento del nivel del mar provocando así inundaciones y desaparición de costas y pronto, de hasta ciudades costeras

Pero, ¿Qué tiene que ver el consumo de carne con el cambio climático? Mi respuesta es clara, tiene que verlo TODO.

Podemos hacer una lista interminable, pero para no extenderme demasiado seré clara y concisa:

  • Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) el 30% de la superficie terrestre es usada para la ganadería, la mayoría son pastizales. Pero también ocupa el 33% de toda la superficie cultivable destinada a forraje. La tala de árboles para pastos es una de las mayores causas de deforestación en el mundo. Un ejemplo claro es la situación del Amazonas, donde el 70% del bosque se ha convertido en pastizales.

Es importante decir que la deforestación de los bosques provoca un aumento del CO2 en la atmosfera, nuestras queridas plantas y árboles captan el CO2 de la atmosfera para transformarlo en oxígeno, el cual nos es indispensable para sobrevivir. Si matamos a los bosques nos estamos matando a nosotros mismos.

  • FAO en 2006 expone lo siguiente: El sector ganadero genera una mayor emisión de gases de efecto invernadero que el transporte. ¡Sí, como lo oyes! Es decir, que si el medio ambiente te importa y quieres que tus hijos e hijas y nietos y nietas tengan un planeta donde vivir, es preferible que dejes de consumir carne a que vayas en transporte público al trabajo o la escuela.

  • El sector agropecuario causa degradación de suelos y de los recursos hídricos.

¿Sabías que para la obtención de 1 Kg de carne se necesitan 15.000 litros de agua? (FAO, en el día mundial del agua de 2012).
Para producir suficientes alimentos que satisfagan las necesidades diarias de una persona, se requieren alrededor de 3000 litros de agua. Actualmente somos unos 7500 millones de personas en el planeta.

¿Te salen las cuentas? Sí, lo hemos calculado: Se necesitan 95.029.056.072 litros de agua al día, sólo para alimentar en un día a la población consumidora de carne mundial.

  • Normalmente se asocia la alta concentración de CO2 en la atmosfera sólo a la combustión de carbón, petróleo, etc. Pero acabamos de demostrar que también tiene relación con la ganadería. El metano, siendo el segundo gas de efecto invernadero en mayor concentración, también está ligado a esta industria ganadera. Como ya se sabe, el metano proviene de la descomposición del estiércol, entre otras cosas.

  • Sabemos que la concentración de CO2 en la tierra es del 63% y del metano es el 19%.
    Ambos relacionados, como hemos explicado más arriba, con la explotación ganadera y sus consecuencias.

Por eso podemos decir, que el consumo de carne es la primera causa del cambio climático humano en la tierra.

¿Pero, podemos hacer algo para cambiar esta alarmante situación?

Pues sí. El cambio de esta insostenible situación está en cada una/o de nosotras/os, que tenemos en nuestra mano un gran poder, el poder del consumidor.

Si decides no comer carne, ni lácteos o sus derivados, bajará de forma drástica su explotación y por lo tanto sus devastadoras consecuencias.

No utilices plásticos de un solo uso e intenta reducir al máximo posible el uso de los demás. Según Jenna Jambeck, ingeniera medioambiental de la Universidad de Georgia, se predice que a mitad de siglo, en 2050, habrá más desechos plásticos que peces en el mar.

Organizaciones como Greenpeace, advierten de que la producción de plástico en 2016 en Europa, alcanzó los 60 millones de toneladas y nos informan que cada año llega a mares y océanos un equivalente en basura de 1200 veces el peso de la Torre Eiffel y que sólo el 30% de plástico en España se recicla.

Compra a granel, lleva tus vasos o botellas para rellenar o pedir café para llevar, por ejemplo. Lleva tus propias bolsas, no solo en la compra de comida, sino en las tiendas de ropa también.

No malgastes agua innecesariamente. Recicla, Reutiliza, Recoge y no ensucies nuestras calles, playas, parques…

Apoya a grupos políticos y a empresas que fomenten las energías renovables, como la energía eólica, solar o biomasa.

Respeta toda la vida que habita en la Tierra, no olvides, que tú, yo y los demás humanos, compartimos el planeta con más seres vivos y que estamos aquí como invitados e invitadas. ¡COMPÓRTATE!

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.