AnimaNaturalis muestra la realidad de las granjas de maternidad de cerdas

Meses de trabajo encubierto para sacar a la luz la verdad de las granjas industriales donde se trata a los animales como máquinas con las que alcanzar altísimas cuotas de producción, siempre en detrimento de su bienestar.

05 abril 2022
Cataluña,

Hace unas semanas, AnimaNaturalis presentó Granjas.org, una nueva línea de investigación enfocada a desvelar las condiciones de vida de los animales en las granjas.

Meses de trabajo encubierto para sacar a la luz la verdad de las granjas industriales donde se trata a los animales como máquinas con las que alcanzar altísimas cuotas de producción, siempre en detrimento de su bienestar.

En esta ocasión el equipo de investigación de AnimaNaturalis, se adentra en las granjas de maternidad para mostrar la terrible realidad que viven las cerdas y sus crias en lo que es el estándar de la industria.

El uso de jaulas que no permiten el movimiento es una práctica habitual en las granjas

Estas enormes factorías someten a los animales a restricciones de movimiento, viven en un constante régimen de hacinamiento extremo e impiden a los animales desarrollar su comportamiento natural.

Durante la gestación y el parto, 2,5 millones de cerdas son encerradas en jaulas individuales tan pequeñas que ni siquiera pueden darse la vuelta. Las cerdas reproductoras pasan casi la mitad de su vida en este tipo de jaulas, obligadas a incesantes ciclos de reproducción. En Suecia, todas las jaulas para cerdas (de gestación y jaulas de parto) están prohibidas desde 1994 y en Reino Unido desde 1999.

AnimaNaturalis considera que es urgente realizar reformas profundas en el estándar actual de la industria de los productos de origen animal. Todas las imágenes y vídeos ofrecidos en Granjas.org reflejan la realidad de las granjas, no son casos excepcionales ni malas prácticas.

Tú también puedes ayudar a poner fin a las granjas industriales, por favor, firma y difunde www.granjas.org

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.