Pide la libertad para Wenka: 55 años de torturas

El Proyecto Gran Simio pide que se escriba – en cualquier idioma – al Presidente de la Universidad de Emory, Dr. James W. Wagner, y se pida que envíen a Wenka a un Santuario, que le den la libertad antes que sea demasiado tarde.

El día 21 de Mayo pasado fue un día como cualquier otro para una chimpancé que no se conoce su rostro, pero se sabe que está allí, en los sótanos del Centro de Primatología de Yerkes, perteneciente a la Universidad de Emory, en Atlanta, Estados Unidos. Ha cumplido ya 55 años. Wenka sabe que hace una eternidad vive en Yerkes, pero aunque ella no sepa contar los días y años como los humanos lo hacen, solo piensa  que ha conseguido sobrevivir y que sigue luchando desesperadamente por su vida, tras más de medio siglo de tortura.

Wenka también sabe que los hijos que trajo al mundo desaparecieron horas después de su nacimiento, y nunca consiguió tenerlos junto a ella y demostrar su cariño como madre. Sabe perfectamente que entre las centenas de inyecciones que penetraron sus venas, con todo tipo de productos, desde alcohol a hormonas y que perturbaron su metabolismo, ella ha conseguido  sobrevivir.

Wenka no sabe lo que es el cariño, el abrazo de otro chimpancé y está ya muy lejos en lo recóndito de su memoria los dos años que vivió, después de su nacimiento en otro laboratorio (el que precedió a Yerkes, en Orange Park, Florida), cuando fue tratada como un bebe humano en la casa de una persona. Wenka ha vivido prácticamente toda su vida en un laboratorio, fue – tal vez – solo tocada por manos enguantadas en material sintético, y nunca por el calor de una mano humana desnuda. Conoció el dolor en todas sus formas posibles. Ya, en el primer día de su nacimiento, fue arrancada del pecho de su madre, e hicieron con ella la primera experiencia, en un cuarto oscuro, donde eran estudiados los defectos de la visión humana.

Wenka, está sola. Solo nos tiene a nosotros, que desde fuera, contemplamos con horror, lo que un ser humano es capaz de hacer con los seres más próximos a ellos en la Tierra y como “científicos” torturaron sin misericordia un ser inocente, durante toda una vida, sin el menor remordimiento.

El Proyecto R&R, que lucha por el retiro de todos los chimpancés internados en centros de tortura norteamericanos y su traslado a santuarios, están pidiendo al Centro de Primatología de Yerkes que Wenka sea liberada y trasladada a un lugar de acogida, donde acabe por fin con su sufrimiento y descanse en paz y con cariño de los suyos, los días que le queden de vida.. El Proyecto Gran Simio – España y su sección Internacional (GAP) adhieren a esta petición a nivel mundial. Wenka debe ser retirada del Centro de Yerkes de forma inmediata y tener una oportunidad de ver las estrellas, pisar  la tierra, sentir el calor del cariño y la comprensión de sus compañeros evolutivos humanos y no humanos.

El Proyecto Gran Simio pide que se escriba  – en cualquier idioma – al Presidente de la Universidad de Emory, Dr. James W. Wagner, y se pida en nombre de cualquier sentimiento que todavía exista en el corazón de esa gente, para que envíen a Wenka a un Santuario, que le den la libertad antes que sea demasiado tarde. Wenka no puede morir en un laboratorio, ella tiene el derecho, al menos, de VER LA LUZ DEL SOL. Se lo debemos tras haberla tenido más de un siglo al servicio del ser humano con experimentaciones dolorosas y sufriendo de una forma bárbara. No podemos permitir que pase sus últimos días en este Centro sin que se le haya dado la oportunidad de sentir el calor del sol, el aire de la mañana, el olor de las flores o el abrazo de un compañero.

Se puede enviar la carta sugerida más abajo al Dr. James W. Wagner, President of Emory University, wagner@emory.edu

 

 

Dear Sir, Madam,

Project GAP claims that you take a few minutes to think about the case of female chimpanzee Wenka. She has lived all her life - she turned 55 years old last May 21st - in laboratories, the majority of the time being submitted to experiments at Yerkes National Primate Research Center at Emory University, Atlanta, USA. We need to write to the laboratory and to all North-American authorities asking for the release of Wenka before her time runs out. She sould be sent to a sanctuary, where she will have the chance to live and enjoy life with other chimpanzees and with human beings that respect and will take care of her.

Read more about Wenka's story and sign the petition for her release to a sanctuary: http://www.releasechimps.org/chimpanzees/their-stories/wenka/

Nombre:

Correo electrónico:

Nacionalidad:

 

PS: la foto no corresponde a Wenka, de la que aún no existe registro fotográfico; sino a "Ham", un chimpancé utilizado para la investigación aeronáutica de la NASA en EE.UU. Fuente: Nasa History.

 

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.