Una vaquilla muere de un infarto en las fiestas de Simat

El suceso ocurrió cuando varias personas trataban de introducir el animal en el corral.

La última suelta de vaquillas de las fiestas de Simat de la Valldigna acabó de forma absolutamente inesperada. Si durante todos los festejos no se había registrado ningún incidente, a excepción de caídas y rasguños, la sorpresa vino por parte del animal, que pereció ante la perplejidad de los numerosos participantes y público que acudió al espectáculo.

La muerte en plena calle de la vaquilla tuvo lugar alrededor de las ocho y media de la tarde del pasado lunes. En la jornada festiva del Dia del Gos, se sacó al recinto cerrado una vaquilla joven, teóricamente menos peligrosa, "con el fin de evitar riesgos."

Hacia las ocho y media de la tarde, la vaquilla rehuyó el acceso al corral, por lo que el propietario de la ganadería solicitó la ayuda de varios jóvenes para sacar al animal de la calle.

La petición fue seguida de forma masiva, y numerosas personas rodearon a la res para empujarla hasta los corrales. Fue en ese momento cuando se desplomó en el suelo, como si de una muerte súbita se tratara, sin que volviera a cobrar vitalidad.

Tanto las personas que acudieron a la suelta de vaquillas como el responsable de la ganadería que estaba presente en el acto coincidieron en que no hubo maltrato al animal. Fernando Machancoses, que desde hace muchos años se encarga de aportar las vaquillas a las fiestas simateras, atribuyó ayer a un posible ataque al corazón el fallecimiento de la vaquilla y restó importancia a lo sucedido.

Es posible que en el desenlace contribuyera el agotamiento del animal, las altas temperaturas o el hecho de que reaccionara mal al verse rodeada completamente de personas que trataban de empujarla a los corrales. Hace dos años otra vaca pereció en las fiestas de Simat de la Valldigna, en este caso al desnucarse por un golpe en la cabeza contra unos hierros.

Simat es, junto a Oliva, el único municipio de la Safor que mantiene la suelta de vaquillas en las calles. En el caso de Oliva los festejos tienen lugar por Sant Vicent. En Tavernes de la Valldigna también se sueltan vaquillas, pero en este caso en una plaza cerrada.

Hace unos años las vaquillas constituían un común denominador en muchas fiestas de la comarca, pero paulatinamente ese acto ha ido desapareciendo de la programación. Entre los últimos figura Benifairó de la Valldigna, que adoptó esa decisión tras la muerte de un joven de Gandia.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.