El nuevo parque de acogida de animales de Barcelona, en peligro

La construcción del nuevo parque de acogida para animales de Barcelona, que se había presentado como un proyecto aprobado a construir en el parque de la Oreneta, está en peligro no solo de cambiar su emplazamiento, sino también de retardar su construcción más de 3 años.

El proyecto básico ya está hecho, parece que el dinero ya está reservado y que el proyecto pionero, lejano a la obsoleta idea de una perrera como hacinamiento de animales, puede quedar aplazado por un tiempo indefinido. Mientras tanto, en Barcelona las personas desaprensivas siguen abandonando animales que son llevados a una instalación inadecuada, vieja, pequeña, fría en invierno, calurosa en verano y sin ninguna posibilidad de rehabilitación. Ya en octubre los mismos voluntarios del CAAC junto a AnimaNaturalis se manifestaron por las tristes y lamentables condiciones en que tienen que vivir los animales. Frente a esto, a poco tiempo se prometió ese refugio que hoy nuevamente peligra.

Protestemos al alcalde Hereu y a la regidora de Medio Ambiente Imma Mayol, para que de una vez se lleve a cabo el proyecto. ¡Los animales no pueden seguir esperando!

Envía la carta de protesta sugerida, a los mails jhereu@bcn.cat, imayol@bcn.cat:

 

Autoridades:

Recientemente he sabido que el proyecto de la nueva perrera (PAAC) de Barcelona parece estar reconsiderándose debido a las protestas de vecinos y escuelas colindantes.

Desde hace años se vienen denunciando las pésimas condiciones de la perrera actual, que no ofrece un mínimo de calidad de vida a los animales abandonados allí recogidos cuya movilidad depende exclusivamente de los voluntarios.
La nueva perrera es una necesidad urgente para una ciudad moderna como Barcelona.

El proyecto debe llevarse a cabo en el tiempo más breve posible, pues es vergonzoso que los animales sigan en tan lamentables condiciones, pasando frío, estrés y sufriendo de la falta de espacio.

La ubicación en el Parc de la Oreneta presenta muchos inconvenientes: las instalaciones siguen siendo reducidas, los voluntarios no tienen suficiente espacio para pasear y no permite una zona de aparcamiento para los adoptantes. Además, debido a la proximidad de vecinos, los animales tienen que permanecer en recintos cerrados por cristaleras, cuando lo que realmente necesitan es respirar aire fresco.

Se han propuesto otros lugares para su construcción, como por ejemplo Can Calopa. Esta me parece una mejor ubicación pues está más alejada de los núcleos urbanos y permite la construcción de unas instalaciones más espaciosas y menos herméticas, ofreciendo la posibilidad a los animales de pasear en plena naturaleza con los voluntarios. 

Exijo que se decida el cambio de ubicación con rapidez y que se lleve a cabo el proyecto con urgencia, en el mismo plazo que se anunció para la ubicación en el parque de la Oreneta. 

Nombre

DNI

Ciudad

 

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.