¿Los lácteos favorecen la construcción del músculo después del entrenamiento?

Un artículo reciente sugirió el requesón como un refrigerio óptimo después del entrenamiento, pero se basó en un estudio con hallazgos dudosos.

¿Los lácteos favorecen la construcción del músculo después del entrenamiento?

Los blogs de estilo de vida y de intereses específicos son divertidos de leer (a quién no le gusta una buena lista de ideas), pero no deberían informar sobre nutrición.

Un artículo publicado en Women'sRunning.com sugirió el requesón como un refrigerio óptimo para después del entrenamiento, según un estudio con hallazgos inestables que solo encuestó a 20 hombres de mediana edad.

Incluso si la investigación fue sólida, no es justo aplicar la conclusión a una audiencia predominantemente femenina. Sin embargo, para todos los hombres que están considerando el requesón después del gimnasio, decidimos investigar este estudio para ver si tenía algún mérito. Alerta de spoiler: no es así.

Cómo se financian los lácteos

El estudio se llevó a cabo en Nueva Zelanda y lo financiaron varias organizaciones pro-lácteos (IE Fronterra, una compañía global de nutrición láctea, y el Ministerio de Industrias Primarias de Nueva Zelanda).

El objetivo era determinar la cantidad mínima de proteína de la leche para estimular la señalización anabólica en hombres sanos de mediana edad después del entrenamiento de resistencia.

Diseño del estudio

Para este estudio se seleccionaron veinte hombres de entre 38 y 55 años. Ninguno estaba tomando medicamentos ni experimentó afecciones metabólicas, cardiovasculares o neuromusculares detectables.

Cada uno vivía una vida sedentaria o recreativa, y ninguno participaba actualmente en entrenamiento de resistencia. Los participantes realizaron cuatro series de flexiones y extensiones de piernas de una sola repetición con un esfuerzo máximo del 80 por ciento.

Posteriormente, se les asignó al azar un producto lácteo formulado fortificado con vitamina D y 9 ​​gramos de proteína láctea o una bebida placebo de carbohidratos. La biopsia muscular se realizó antes del entrenamiento y entre 90 y 240 minutos después del entrenamiento y el consumo de bebidas. Este fue un estudio doble ciego.

Los resultados

En última instancia, los investigadores estaban analizando la capacidad de la proteína de la leche para estimular mTor, un complejo que facilita el crecimiento dentro del cuerpo cuando se le suministran nutrientes. El problema es que mTor no solo es responsable del crecimiento muscular, sino también del almacenamiento de grasa, la respuesta inmunitaria, la progresión celular y más.

Los investigadores a menudo se refieren coloquialmente a ella como "la cosa que hace todo". Entonces, cuando los hallazgos del estudio demostraron que la bebida láctea formulada estimuló ligeramente mTor, no hay forma de saber si condujo a estimular el crecimiento muscular.

Los autores también afirman: "Tan solo 9 g de proteína de leche de alta calidad pueden aumentar la respuesta de señalización descendente inducida por el ejercicio de resistencia en hombres de mediana edad, pero no potencia el aumento en la expresión del gen transportador de aminoácidos después del ejercicio de resistencia".

Esencialmente, los resultados no fueron estadísticamente lo suficientemente significativos como para demostrar el crecimiento muscular real.

Comparación de leche con agua azucarada (y otros defectos)

Para ser claros, el grupo de bebedores de leche formulada mostró muy pocas ventajas sobre el grupo de placebo, pero aun así, la comparación fue simplemente injusta. El placebo de carbohidratos isoenergéticos es técnicamente agua azucarada, por lo que todo el estudio demostró que el consumo de algún tipo de proteína después del entrenamiento puede ser mejor que beber carbohidratos puros después de un entrenamiento.

Eso lo sabíamos. El peligro que presenta este estudio es que puede hacer creer a las personas que las proteínas lácteas estimulan específicamente el crecimiento muscular. Si los investigadores realizasen el mismo experimento utilizando 9 gramos de proteína de origen vegetal (PE de proteínas de soja o guisantes), probablemente verían resultados similares.

Todo vuelve a la financiación

Este fue un estudio financiado por la industria láctea para respaldar sus ventas. Sin duda, logró lo que se propuso hacer: si Women's Running hace caso del estudio, ignorando por completo los detalles del diseño o el hecho de que se basó en sólo 20 hombres de mediana edad, entonces los investigadores obviamente hicieron una convincente declaración. Sin embargo, eso no significa que sea válido.

La ciencia se puede manipular y embellecer para favorecer una hipótesis, y la industria láctea ha estado empleando esta táctica durante años.

Sabiendo que el público en general no verá más allá de la conclusión, los diseños de los estudios se manipulan para obtener los resultados por los que paga la industria. Las declaraciones de productos lácteos no se basan en hechos, se basan en financiación.

 

Fuente: Plant Based News

Traducido por Nuri Sala de la Torre

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.