Disección de animales en aulas activa la polémica

. Publicado el lunes 22 de junio del 2009.

Hay generaciones de alumnos de secundaria que están familiarizados con ranas diseccionadas, se ponían guantes y se pasaban las clases de Biología escrutando el interior de los anfibios. Nuevo Heraldo

Disección de animales en aulas activa la polémica

Para muchos de los alumnos de hoy, la cosa va más allá de abrir ranas e insectos. En algunas clases se están cortando fetos de cerdos, tiburones, ratas y gatos.

Los que defienden el asunto afirman que no existe nada más efectivo para aprender anatomía que la experiencia directa, y muchos estados, incluyendo la Florida, permiten que los estudiantes que se sienten incómodos con hacer eso eviten estas clases.

No obstante, los detractores, incluyendo educadores y activistas de derechos humanos, dicen que diseccionar animales, que se remonta al siglo XV, es arcaico. Según ellos hay alternativas más tecnológicas, más económicas e igualmente educativas.

El debate se ha reactivado con el arresto el 13 de junio del ex estudiante de Palmetto High acusado de haber sacrificado 19 gatos en el sur de Miami-Dade. Tyler Weinman, de 18 años, que confronta múltiples cargos de crueldad contra animales, tuvo que diseccionar gatos el año pasado como parte de su clase de anatomía.

Aunque no existe evidencia de que diseccionar gatos, o cualquier otro animal, genere violencia por parte de estudiantes, los delitos han suscitado preguntas sobre la necesidad de decirles a los estudiantes que no descuarticen a un animal que pueden tener como mascota en la casa.

Durante más de dos décadas, el Distrito Escolar de Miami-Dade ha ofrecido clases avanzadas para estudiantes en unas 40 secundarias que tienen instrucciones de anatomía directa con gatos y otros animales muertos. El Distrito Escolar de Palm Beach también utiliza animales, lo mismo que algunas escuelas y universidades privadas.

Milagros Fornell, superintendente adjunto de currículum e instrucción de MiamiDade, dice que diseccionar gatos se hace en el cuarto o quinto año de Ciencias."Esa instrucción es esencial para quienes opten por Medicina o Veterinaria", dijo.

Steve Richter, vicepresidente ejecutivo de Nasco, una compañía internacional de catálogos basada en la red que ha vendido especímenes preservados durante 60 años, dice que él entiende lo que la disección evoca en las personas que aman a los animales.

"Pero la verdadera cuestión es qué se enseña y cómo se utilizan los animales en las aulas. Mayormente se usan en altos grados, en escuelas de enfermería y en otras instalaciones de estudios superiores".

Activistas de animales, tales como PETA (Personas Por el Trato Etico de los Animales), sostienen que los métodos de aprendizaje sin usar animales, sino modelos de barro y especímenes plastificados, son medios superiores de enseñar.

Después del caso Weinman, PETA le ha pedido al Palmetto High que descontinúe las disecciones. Y la semana pasada la organización lanzó un nuevo centro en la red para educadores que incluye demostraciones en vídeo de tecnología de disección virtual.

"No existe estudio que demuestre que usar animales de verdad sea mejor", dice Justin Goodman, un analista de PETA.

Pero los educadores dicen que la experiencia computarizada no capta o educa lo suficiente a los estudiantes, al menos del modo en que ocurre con la disección real.

Otros, aunque admiten que la práctica tiene beneficios, opinan que es hora de explorar las alternativas.

"La meta principal de un maestro es motivar a los alumnos, y la disección es un modo de hacerlo", dice Lynette A. Harty, profesora de veterinaria de la Universidad de California en Davis.

Pero añade: "Diseccionar animales no es un método apropiado para escolares".

Por Julie Knipe Brown jbrown@MiamiHerald.com. Luis Andrés Henao contribuyó a este reportaje.