El Puig vuelve a lanzar ratas pese a la prohibición del Ayuntamiento

España . Publicado el lunes 30 de enero del 2012.

Además, fueron agredidas dos periodistas por cubrir la 'batalla de las ratas' de El Puig, y AnimaNaturalis pudo presenciar el festejo grabando imágenes de vídeo que facilitará las denuncias contra los agresores. AnimaNaturalis

El Puig vuelve a lanzar ratas pese a la prohibición del Ayuntamiento

Valencia, España - Las ratas, en una vieja y sorprendente tradición, volvieron a convertirse en elemento arrojadizo en El Puig. La presión de las asociaciones protectoras de animales surtió efecto, pero no del todo. El Ayuntamiento de esta localidad, en vista de la polémica que se había suscitado durante la semana, decidió prohibir que fueran introducidas en las cucañas, pero los clavarios de la fiesta de Sant Pere no permitieron que esta decisión arruinara su costumbre y decidieron lanzar a los animales por su cuenta.

La 'trencà dels perols' volvió a celebrarse un año más. Esta vez no se puede asegurar que encerraran a los roedores en las vasijas que luego rompen los quintos o si alguien las lanzó desde fuera, pero ya se las ingeniaron para que no faltase el habitual lanzamiento de ratas entre unos y otros. «¡Queremos ratas! ¡Queremos ratas!», comenzaron a gritar los 'quintos' y vecinos, reunidos en la plaza del pueblo. Y, de repente, comenzó el lanzamiento de roedores muertos, abiertos en canal, entre la gente que participaba en esta celebración.

Esta tradición de El Puig ha indignado a asociaciones como el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) o AnimaNaturalis, que durante los días previos a esta celebración se dedicaron a denunciar una práctica «salvaje y muy poco higiénica». Natalia Rizzo, subdirectora de AnimaNaturalis, junto con la Plataforma Iniciativa Animalista, estuvo en El Puig grabando imágenes de este festejo para documentar la denuncia que pretenden realizar por lo que definió como «Un espectáculo dantesco, y una auténtica una falta de respeto hacia los animales».

El alcalde de El Puig, después de prohibir que se introdujeran las ratas en las cucañas, decidió pasar la tarde del domingo en una casa particular. «No he podido ver nada. Sólo puedo decir que en las cucañas no ha habido ni una sola rata, pero, luego, lo que haga la gente yo ya no lo puedo controlar», explicó José Miguel Tolosa, quien aseguró que el Ayuntamiento no puede tomar medidas para evitar que los vecinos se lancen animales en la calle.

Sin embargo, los infiltrados han podido comprobar que, si bien en el pueblo había Policía Local, no había ningún miembro de dichas Fuerzas en el momento de la 'trencà dels perols', ni nadie que controlara lo que allí ocurría.

Esta fiesta por Sant Pere Nolasc ha ido cambiando con los años y en las últimas ediciones las ratas que caían tras la 'trencà dels perols' ya estaban muertas. Los animales se buscan en el marjal de El Puig y, en ocasiones, cuando no abundan, se mantienen congelados durante días para que el domingo por la tarde, después de ser descongelados, estén listos para la batalla.

AnimaNaturalis puntualiza que el hecho de que los animales ya estén muertos no exime a los participantes de la culpa de los hechos. Con las ratas abiertas en canal, es evidente que han sido matadas para ser utilizadas en esta ''fiesta'', y el maltrato que han padecido los animales es innegable.

La batalla concluyó con un desagradable incidente, cuando decenas de asistentes intentaron impedir el trabajo de dos periodistas que estaban cubriendo el lanzamiento de ratas. Estos dos trabajadores fueron rodeados por decenas de personas, donde, además de quitarle la cámara fotográfica a una fotógrafa, ésta fue golpeada y 'manoseada', según nos han explicado los medios de comunicación perjudicados. AnimaNaturalis ha facilitado las imágenes donde se ve la agresión, para que posteriormente sean utilizadas en la denuncia que ya han interpuesto ante la Guardia Civil.


AnimaNaturalis e Iniciativa Animalista estuvieron presentes en el pasado festejo de este año, celebrado el domingo 29 de enero en El Puig. Pudimos grabar las imágenes que demuestran que sí se usaron ratas y que nadie hizo nada por detener esta actividad que en España, es ilegal. 

Vídeo de AnimaNaturalis:

Noticia de TeleCinco y Cuatro:

Repercusión mediática: