Nuevo Triunfo Abolicionista en Sangolquí, Ecuador.

Ecuador . Publicado el miércoles 6 de junio del 2012.

Acción ciudadana eficaz en un nuevo contexto. El pasado día sábado 19 de mayo, en Sangolquí, cantón Rumiñahui, se suspendieron las corridas de toros organizadas para los días 19 y 20 de este mes por la Asociación de Toreros del Ecuador, en la vetusta plaza portátil “La Macarena” colocada frente al Colegio Juan de Salinas. AnimaNaturalis

Nuevo Triunfo Abolicionista en Sangolquí, Ecuador.

La ciudad de Sangolquí, ubicada a 10 Kms. de la ciudad de Quito, fue testigo de un hecho que en otras épocas de la institucionalidad Ecuatoriana no solamente hubiera sido muy difícil, sino imposible de darse. El grupo ciudadano de activistas por la vida “FAMILIAS ANTITAURINAS POR LA ABOLICION” (FATA), logró intervenir eficazmente para que un espectáculo taurino sea clausurado por la autoridad, según nos cuenta Alexandra Ojeda, vocera del Colectivo. El grupo de activistas concurrió, como es su costumbre, para hacer una veeduría ciudadana que garantice el cumplimiento de la prohibición de ingreso de menores que pesa sobre estos espectáculos. Al percatarse del ingreso de niños y niñas de corta edad, decidieron hacer las gestiones pertinentes y denunciar el hecho ante las autoridades correspondientes. Después de recorrer por todas las dependencias responsables como la Intendencia de Rumiñahui, la Fiscalía, la Comisaría,  y por cuanto todas se encontraban cerradas, procedieron a elevar la denuncia ante el Teniente Coronel William Pozo, Comandante de Policía del Cantón, quien ordenó realice una inspección en el lugar al oficial encargado de la seguridad del espectáculo taurino, Capitán Juan Fernando Sosa, y de corroborar los incumplimientos denunciados, se proceda a cancelarlo.

Una vez realizada la constatación de la denuncia en la destartalada plaza (de esas que han sido noticia algunas veces luego de colapsar las vetustas estructuras causando graves accidentes con muertos y heridos) y a pesar de los infructuosos intentos de los organizadores del espectáculo (Unión de Toreros del Ecuador) para convencer a la autoridad policial a fin de que permita la continuación del mismo, que exhibieron airadamente los permisos donde se comprobaban sus contravenciones, llamaron de entre el público al Señor Comisario Nacional del Cantón Rumiñaui, Dr. Patricio Salazar, quien salió del interior de la “Macarena”, con un niño de 5 o 6 años de la mano (se presume que era su hijo), para interceder por los organizadores y que continúe semejante “espectáculo”.

Recordamos que el Comisario del Cantón, Dr. Patricio Salazar, tiene como primera obligación cumplir y hacer cumplir la Constitución, Leyes, Decretos, Ordenanzas, Resoluciones y Sentencias y resulta inadmisible que incumpla y eduque a sus hijos en el irrespeto de las leyes. El Comisario no está por encima de la ley.

Para respaldar los acontecimientos, los activistas grabaron y fotografiaron lo que ocurría, las entrevistas a las autoridades, declaraciones de los organizadores reconociendo el incumplimiento y otros momentos considerados como importantes para evidenciar lo actuado.

José Ariza, miembro de FATA indicó: “Sabemos que en otras ocasiones, las autoridades han estado al servicio de los empresarios taurinos y solo han servido para proteger sus intereses, tal como lo hacen los concejales del concejo metropolitano de Quito, que desobedeciendo la orden dada por el pueblo  en la consulta popular, maquillaron la ordenanza taurina 106 y a la comisión taurina del MDMQ, permitiendo que continúe esta práctica anacrónica, retrógrada, que denigra la dignidad y la vida, que termina siendo una vergüenza para la sociedad".

Cabe resaltar la atinada y oportuna intervención de la Policía Nacional, lo que les hace merecedores de la más efusiva felicitación.

Por su parte los activistas indicaron que seguirán luchando hasta la erradicación definitiva y total de las corridas de toros en el Ecuador.