Por lo menos 2.000 tiburones fueron masacrados en Colombia

La alta consejera presidencial para la Gestión Ambiental y la Biodiversidad denunció que barcos provenientes de Costa Rica irrumpieron ilegalmente al Santuario de Malpelo y mataron a 2.000 tiburones para comercializar sus aletas

Colombia - Un rechazo masificado se ha generado en todo el país luego de conocerse la devastadora noticia en la cual se denuncia la presencia de embarcaciones costarricenses en la zona de Malpelo (pacífico colombiano), donde a por lo menos 2.000 tiburones les fueron arrancadas sus aletas y luego los arrojaron al mar.

Sandra Bessudo, la alta consejera presidencial para la Gestión Ambiental y la Biodiversidad hizo en las pasadas 24 horas la denuncia, donde embarcaciones infiltradas llegaron al santuario de flora y fauna Malpelo, e hicieron la masacre conocida como "aleteo".

El aleteo consiste en que al tiburón le cortan las aletas y luego es arrojado al mar, sin que este pueda nadar de ninguna manera y así muera ahogado lentamente y de una forma totalmente indignante y cruel. Las aletas de tiburón son distribuidas en los mercados asiáticos, donde pagan cuantiosas sumas por un plato de sopa de aletas de tiburón.

AnimaNaturalis condena estos hechos y exige a las autoridades colombianas y a las costarricences esclarecer la situación y dar un castigo ejemplarizante a los autores materiales e intelectales de esta masacre a la fauna colombiana.

Igualmente exhortamos a la ciudadanía a seguir movilizándose para reclamar la  reivindicación de los derechos de los animales, pues claramente cada día se hace más necesaria la implementación de políticas serias de protección animal y el estricto cumplimiento de éstas no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo.

Foto. Caracol Radio

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.