Casi un centenar de personas dicen "¿cuántas vidas para un abrigo?"

España . Publicado el domingo 4 de diciembre del 2011.

Casi un centenar de activistas de AnimaNaturalis, con sus cuerpos desnudos y rociados con sangre, han protagonizado en la Plaza de España de Madrid, un impactante acto de protesta contra el negocio de la industria peletera. A pesar del frío, cuatro grados de temperatura, los activistas han permanecido desnudos y tumbados en el suelo por espacio de media hora. AnimaNaturalis

Casi un centenar de personas dicen "¿cuántas vidas para un abrigo?"

La Plaza de España de Madrid ha sido escenario esta mañana de un impactante acto de protesta en el que más de medio centenar de activistas de la organización internacional de defensa de los derechos de los animales AnimaNaturalis han dejado ver sus cuerpos desnudos y rociados con sangre para poner de manifiesto la crueldad que se esconde detrás de la industria peletera. Una de las activistas, cubierta con pieles ensangrentadas, portaba un cartel con el lema: "¿Cuántas pieles para un abrigo?".

A pesar del frío, cuatro grados de temperatura, los activistas han permanecido tumbados en el suelo por espacio de media hora. Mientras tanto voluntarios de AnimaNaturalis repartían entre los ciudadanos folletos con información sobre lo aberrante de un negocio, el de la industria peletera, que cada año asesina a más de 60 millones de animales en todo el mundo para hacer servir sus pieles como prendas de ropa. Numerosos ciudadanos y muchos turistas que a esas horas paseaban por la Plaza de España se han acercado para informarse sobre los motivos de la protesta.

Visones, hurones, zorros, conejos, focas, nutrias, vacas, chinchillas, y en China hasta perros y gatos, forman parte del amplio grupo de animales que son asesinados para convertir sus pieles en prendas de vestir o accesorios de moda.

Este ha sido el séptimo año consecutivo en que AnimaNaturalis organiza este llamativo acto de protesta.

Los animales explotados en las granjas peleteras viven hacinados, soportando unas condiciones de vida miserables, y acaban siendo brutalmente asesinados para que su piel sea convertida en prendas de ropa. “Queremos que los consumidores sean conscientes del atroz sufrimiento que se oculta detrás de este negocio cruel e inhumano. En la actualidad, con tantas alternativas a la hora de vestirse, desde el algodón al lino, pasando por el forro polar o la microfibra, no tiene sentido arrebatar la piel a un animal para confeccionar prendas de ropa que se pueden fabricar de muchos otros modos”, asegura Sergio García Torres, coordinador general de AnimaNaturalis en Madrid.

Desde AnimaNaturalis se considera que si los consumidores supieran de dónde provienen las prendas de vestir que normalmente son expuestas en tiendas y grandes almacenes, la inmensa mayoría rehusaría comprarlas. “Resulta muy duro darse cuenta de que por una mera cuestión de estética se produzca la muerte de tantos millones de animales. Si queremos vivir en un mundo social y moralmente evolucionado debemos poner los medios para evitar que esto suceda. Todos y cada uno de nosotros, desde nuestras decisiones más cotidianas, podemos transformar esta situación. No nos va a costar nada modificar nuestros hábitos a la hora de elegir qué prendas de vestir compramos, y a cambio salvaremos la vida a millones de animales”, comenta García Torres.

En los últimos años se está constatando un mayor incremento en la sensibilidad social frente al sufrimiento animal en general, y en particular frente a este tipo de industrias. Recientemente, la ciudad californiana de West Hollywood decidió prohibir la venta de artículos de piel. Mientras tanto, países como Brasil están a punto de aprobar proyectos que penalizan el uso de pieles en eventos de moda. Además, conviene recordar que en el Reino Unido e Irlanda las granjas peleteras ya son ilegales, y en Holanda, por ejemplo, ya se ha prohibido la importación de productos derivados de foca.

 

En la prensa