Muere ahogado Barus, un tigre del zoo de Barcelona tras un ataque de epilepsia, ¡Protesta YA!

España . Publicado el viernes 16 de diciembre del 2011.

Un tigre del zoo de Barcelona falleció ayer al ahogarse en el foso de agua que limita su instalación durante un ataque de epilepsia. ¡Envía HOY tu carta de protesta al Zoo de Barcelona para pedir que no traigan más animales! AnimaNaturalis

Muere ahogado Barus, un tigre del zoo de Barcelona tras un ataque de epilepsia, ¡Protesta YA!

Barus, un macho de tigre de Sumatra, cayó al foso mientras sufría una crisis de la enfermedad que padecía hace años y de la que estaba en tratamiento. Los trabajadores del parque fueron incapaces de salvar al animal que se encontraba sumergido en una zona del foso a la que era imposible acceder.

Barus ya había sufrido otras crisis parecidas antes, aunque entonces pudo ser rescatado o salió del foso por sus propios medios. Barus había nacido en el mismo zoo en 2003 y desde pequeño estaba aquejado de la enfermedad.

Con el episodio de Barus, el zoo de Barcelona añade un nuevo hecho dramático a un historial reciente que incluye la muerte de un delfín, la fuga temporal de un lobo y varios sucesos luctuosos en la piscina de las focas, incluidos una muerte y varios abortos. Todo ello sumado a la polémica en torno a la elefanta Susi y su salud psíquica.

El Zoo de Barcelona ha anunciado que se pondrá en contacto con el programa de cría europea (EEP) para comunicar la baja de este animal y solicitar la incorporación de un nuevo macho.

Manda esta carta al Zoo de Barcelona para pedir que dejen de traer más animales a quienes han demostrado no poder ofrecer una vida digna, que es la vida en libertad.

Manda la carta a esta dirección: zoobarcelona@bsmsa.cat

Seleccionar Todo

Estimado Señor:

Nos dirigimos a usted  por este medio, para hacerle llegar mi preocupación por el estado en el que se encuentran los animales en el Zoo de Barcelona.

Llamó mi atención precisamente la reciente muerte del tigre Barus, tras un ataque de epilepsia y que le llevó a sufrir una horrible muerte ahogado en el agua durante el ataque. No es la primera vez que Barus sufría estos ataques, ni tampoco que durante esos ataques caía en el estanque de agua, por lo que considero una irresponsabilidad no haber adoptado las medidad necesarias para que esta terrible muerte no llegara a suceder. 

El Zoo de Barcelona no debería seguir recibiendo animales nuevos, y debería empezar a buscarle hogares apropiados a los que ya se encuentran ahí.

Los motivos para pedir esto son:

1. Con el episodio de Barus, el zoo de Barcelona añade un nuevo hecho dramático a un historial reciente que incluye la muerte de un delfín, la fuga temporal de un lobo y varios sucesos luctuosos en la piscina de las focas, incluidos una muerte y varios abortos. Todo ello sumado a la polémica en torno a la elefanta Susi y su salud psíquica.

2. Todos los animales al igual que los humanos tienen derechos que deben ser respetados. Los animales son seres sintientes, bajo ningún motivo debemos generarles estados de dolor, sufrimiento, angustia o estrés. Los animales están en el mundo por sus propias razones. No como objetos de uso o abuso, entretenimiento o experimentación de nada o nadie.

3. Aunque supuestamente en los zoológicos se preocupan por los animales, siguen siendo solo lugares donde “coleccionan” especies. Los zoológicos le enseñan a la gente que esta bien tener a los animales atrapados, aburridos, solos y lejos de sus hogares naturales.

4. Los zoológicos dicen educar a la gente y ayudar a preservar especies, pero lo cierto es que están muy lejos de ser cualquiera de las dos cosas, la mayoría de los lugares donde tienen a los animales son pequeños, solo vemos letreros con poca información, la especie, la familia a la que pertenece y a veces su dieta. La conducta natural del animal jamás se discute ni se observa ya que todas sus necesidades naturales están coartadas.

5. Los animales aprisionados, sin privacidad y con muy poca oportunidad de estimulación mental o física, desarrollan un comportamiento autodestructivo llamado “zoocosis”. Los síntomas de la zoocosis incluyen el pasearse nervioso, el balanceo de la cabeza o la auto-mutilación. Esto mismo lo he visto en numerosos animales del Zoo de Barcelona y otros zoológicos de España. 

6. Mientras muchos zoológicos sostienen que educan al público sobre las especies amenazadas, la gran mayoría de los animales no lo están, ni están siendo rehabilitados para su posterior liberación. Si realmente queremos ayudar a los animales en el estado salvaje, debemos preservar sus habitats y combatir las razones por las que los humanos los matan.

Espero que mi pedido y el de miles de españoles y españolas sea escuchado.

Atentamente,

NOMBRE:
CIUDAD:
DNI: