Diputados que impidieron votación sobre iniciativas animalistas en ALDF

México . Publicado el sábado 28 de abril del 2012.

Los dictámenes que buscan prohibir las corridas de toros en el Distrito Federal, e incorporar el maltrato animal al Código Penal, fueron frustrados por algunos diputados cuyos nombres se señalan en esta nota. AnimaNaturalis

Diputados que impidieron votación sobre iniciativas animalistas en ALDF

  El pasado 26 de Abril se llevó a cabo la última sesión ordinaria de la V Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (siglas ALDF); ello representaba la oportunidad para que el dictamen que busca reformar la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos en el D.F., prohibiendo las corridas de toros en esta demarcación, fuese sometido a votación en el Pleno. Esto se vio impedido por la mayoría de los miembros de la Comisión de Gobierno, que tenían la facultad de subir tal dictamen; no lo hicieron y en consecuencia, éste ha quedado congelado hasta la siguiente Legislatura, que iniciará sesiones en Septiembre próximo.

Los diputados miembros de la ALDF entraron en sesión extraordinaria para votar sobre otros dictámenes rezagados, entre éstos el que busca incorporar el maltrato animal al Código Penal. Por ello, decenas de activistas se plantaron afuera de la ALDF, a la espera de que se votara sobre este último dictamen, que dependía de la Comisión de Procuración de Justicia para que ésta lo sometiese al Pleno; la mayoría de los miembros de esta comisión votaron a favor, y el dictamen fue incorporado en la orden del día para su votación en el Pleno. Lo incluyeron al final, por lo que la espera tomaría varias horas.

Decenas de activistas por los Derechos Animales aguardaban en las escalinatas de la ALDF, con carteles y veladoras. A la medianoche del 27 de Abril, el Dip. Julio César Moreno (PRD) salió a informar del panorama: La dificultad para votar por el maltrato animal al Código Penal, según lo explicó, residía en que había que excluir a los animales usados en circos, a las corridas de toros y a las charreadas, para que la aprobación de este dictamen no abriera paso a la abolición de la tauromaquia. Algunos diputados -entre ellos el propio Julio César Moreno- consideraron ilógico lo anterior, pero lamentablemente la mayoría de sus colegas opinaban en función a los intereses de sus partidos, y sólo dieron dos opciones: O se detenía la votación para no perder el dictamen, o se votaba excluyendo animales en circos, tauromaquia y charreadas.

La decisión fue que se votara. Dos activistas ingresaron a la Cámara de Diputados para dar fe de lo que aconteciera, mientras el resto esperaba afuera.

Era aproximadamente la 1:30 a.m., cuando el dictamen del maltrato animal al Código Penal finalmente fue abordado. La única activista que aún permanecía al interior de la Cámara de Diputados, fue testigo de cómo el Dip. Cristian Vargas Sánchez (PRI) mostró una actitud burlona mientras leía entre risas el contenido del dictamen; entonces, la Dip. Mariana Gómez del Campo (coordinadora del PAN) invitó a los diputados del PRI y PAN a retirarse, lo que fue inmediatamente apoyado por los diputados Israel Betanzos Cortés (PRI), Maximiliano Reyes Zúñiga (PRD) y Adolfo Orive Bellinger (PT), quienes procedieron a abandonar las curules. Estos "legisladores" reventaron el quórum para impedir la votación. Y así, a pesar de que los diputados estaban presentes, no votaron.

El día anterior, Rafael Herrerías -administrador de la plaza de toros México-, asistido por sus abogados, estuvo conversando con varios diputados de la ALDF.

Dos dictámenes que representan un histórico avance para mejorar la circunstancia de los animales en México, fueron congelados por la falta de ética y la inmoralidad evidenciadas en la mayoría de los miembros de la ALDF, que lejos de legislar atendiendo a la mayoría ciudadana, lo hacen en función de los intereses de sus partidos y de una minoría elitista que incluye al monopolio televisivo en México.

Pese a no haber logrado que ambos dictámenes fueran votados, es innegable que ciertos diputados hicieron la diferencia entre la mayoría, dando muestra de apoyo a los Derechos Animales e impulsando, en la medida de sus posibilidades, el que estos dictámenes fueran aprobados en comisiones y sometidos a votación en el Pleno. Estos legisladores, a quienes reiteramos nuestro sincero agradecimiento, son: Julio César Moreno, Beatriz Rojas, Víctor Varela, Aleida Alavez, Maricela Contreras, José Luis Muñoz, David Razú y Karen Quiroga del PRD, así como Raúl Nava y Norberto Solís del PVEM.

Los diputados que reventaron el quórum y aquéllos que les secundaron, han propiciado un retraso (mas no fracaso) de lo inevitable, que es la abolición de la tauromaquia. La cruzada para prohibir las corridas de toros tanto en el Distrito Federal como en el resto del mundo, sigue adelante.