Órganos "en chip" podrían reemplazar los experimentos en animales

Boston, United States . Publicado el lunes 30 de julio del 2012.

Este proyecto no sólo es una gran promesa para la comunidad científica y los pacientes que esperan un avance médico que les salve la vida, sino también para todas las personas y organizaciones que queremos el fin de la experimentación con animales. Care2.com

Órganos "en chip" podrían reemplazar los experimentos en animales

Boston, Estados Unidos - Un proyecto de investigación de 70 millones de dólares está en marcha y desarrollará microchips transparentes de silicona que contienen tejido vivo humano, y bombas para replicar las funciones de los órganos. Estos microchips entregarán resultados más rápidos, rentables y precisos para las pruebas de enfermedades, toxinas y fármacos.

El programa "Tissue Chip for Drug Testing" está financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) y la Agencia de Defensa de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA).

"Más del 30% de los medicamentos fallan en las pruebas clínicas en humanos porque son tóxicos a pesar de haber pasado las pruebas preclínicas en animales no humanos. Los chips de tejido, que están desarrollados en un enfoque innovador basado en células humanas, permitirán a los científicos medir de manera mucho más precisa la efectividad terapéutica del medicamento en los estudios clínicos", precisa el NIH.

Mientras que los chips ya son usados en otras áreas, este proyecto busca mejorar las pruebas existentes de medición -cultivos de células, pruebas en animales humanos y no humanos- y superar los límites de los chips individuales, mediante la creación y combinación de múltiples chips para imitar la totalidad del cuerpo humano, además de diseñar un software que pueda controlar y analizar las diferentes funciones.

El Instituto Wyss para la Ingeniería Biológicamente Inspirada, de la Universidad de Harvard, ha firmado un acuerdo con DAPRA para desarrollar un instrumento automatizado que integre diez órganos humanos "en chip" y enlazarlos para crear un "cuerpo humano en chip". Ya tienen, de hecho, un "intestino en chip", que imita las movimientos y funciones digestivas; y actualmente trabajan en el desarrollo de corazón, médula ósea y riñones.

Investigadores de la Universidad Vanderbilt trabajarán en un "microcerebro reactor", destinado a proporcionar nuevos conocimientos en la recepción, alteración y afectación del cerebro por los fármacos. Los investigadores planean estudiar la biología del accidente vascular y qué rol juega el cerebro en la obesidad, usando muestras de tejidos de pacientes reales afectados por estas dolencias.

"La posibilidad de aplicar estas preciosas muestras que nos han confiado nuestros pacientes en una plataforma que pueda medir literalmente cientos de parámetros, es un sueño hecho realidad", declaró BethAnn McLaughlin, profesora asistente de neurología y miembro del Vanderbilt Kennedy Center, y añade que no existe ningún medicamento que haya sido aprobado por la FDA que proteja a los humanos de los accidentes vasculares cerebrales.

"Dadas las diferencias existentes en la biología celular de los cerebros de humanos y de las ratas, el desarrollo de un modelo de cerebro que contenga neuronas y las barreras de sangre, cerebro y el líquido cefalorraquídeo, usando solamente células humanas, representará un avance fundamental en sí mismo", declaró John Wikswo, profesor de la Gordon A. Cain University y director del Instituto Vanderbilt para la Investigación de Biosistemas Integrados y la Educación (VIIBRE), que se encarga de la coordinación de este esfuerzo multidisciplinar.

Las universidades Cornell, John Hopkins y California-Berkeley también se unirán a esta iniciativa.

Este proyecto no sólo es una gran promesa para la comunidad científica y los pacientes que esperan un avance médico que les salve la vida, sino también para todas las personas y organizaciones que queremos el fin de la experimentación con animales, en todos los ámbitos, pero especialmente en el ámbito biomédico.

"Este es un excitante ejemplo de cómo la innovación de hoy puede producir un modelo más humano y seguro para entender cómo funcionan las enfermedades sin necesidad de provocar sufrimiento a los animales. Los Estados Unidos actualmente están a la vanguardia en la financiación de alternativas al uso de animales, y ya es tiempo que Reino Unido también se sume a esta tendencia", declaró Dr. Katy Taylor, consejera científica de la Unión Británica por la Abolición de la Vivisección (BUAV).



 

Foto: Pddnet.com
Fuente: Care2.com