¡Retiran espectáculo con delfines en el parque de atracciones más grande de Italia!

Italy . Publicado el viernes 18 de enero del 2013.

Los delfines del parque de atracciones Palablu de Gardaland se jubilan, debido a la necesidad de coherencia entre la actividad ecologista de la empresa propietaria del parque y las atracciones. Repubblica / AnimaNaturalis

¡Retiran espectáculo con delfines en el parque de atracciones más grande de Italia!

No nadarán más en las aguas del Palablu de Gardaland Robin, Teide, Betty y Nau, los cuatro deflines crecidos a la sombra de las atracciones del parque de atracciones más grande de Italia. Merlin Entertainments, la empresa inglesa detrás de Gardaland, ha decidido que los cetáceos deben retirarse, probablemente en el acuario de Génova, después de años de servicio en el entretenimiento y educación de los visitantes del área acuática del parque.

Recientemente, no han faltado las polémicas sobre el uso de animales en los circos y en los entretenimientos familiares. En el zoo de Pequín, los leones son bombardeados con bolas de nieve por el público, y los responsables del área ahora deben tomar medidas al respecto. La loba "superestrella" del parque Yellowstone en EE.UU ha sido encontrada muerta en los confines del parque, sucumbiendo ante la reciente liberalización de la caza de esta especie en el estado de Wyoming.


Elección ética

En Castelnuovo del Garada la situación no era tan grave. Pero, agrega el director del Gardaland, Danilo Santi, "La empresa Merlin tiene en su código genético una política de profundo respeto por los animales, y la elección de decir adiós al delfinario es consecuente con ésta." En cuanto parece, una decisión que incide también en la economía del parque: al menos una de cada cuatro personas que entran en el parque decide pagar el billete suplementario de ingreso al Palablu, donde nadan los cuatro delfines.

Educación y entretenimiento

Los espectáculos acuáticos del delfinario atraían a Merlin a 759 mil espectadores por temporada. Pero la presencia de los delfines marcaba un gran contraste con las políticas ambientales de Merlin, en palabras de Santi: "Una gran multinacional que a través de sus acuarios se compromete en la protección de las especies marinas y lucha contra la caza de ballenas." Explica el director: "Hay quienes ven una contradicción entre este compromiso ambiental y la presencia de delfines en los parques de atracciones." Sin embargo, en el acuario a donde irán los cuatro mamíferos acuáticos ya no existe esa contradicción. Aunque en parte es una decisión ética, el papel de los delfines en Gardaland se había convertido en un rol más educativo que de entretención: el grupo de instructores especializados había cambiado el sentido del espectáculo, dando preferencia a la parte científica. Por supuesto, en la decisión han tenido un peso importante las polémicas de los años pasados por la muerte de varios ejemplares de delfines en el Palablu: en el 2000 el fiscal de Verona abrió una investigación para establecer las causas de la muerte de cuatro cetáceos, fallecidos en el lapso de tres años y sin explicaciones inmediatas.

Pero para un parque como Gardaland, que se extiende por 750 mil metros cuadrados divididos en 32 atracciones, el quinto en la clasificación de los parque de entretenciones del mundo según Forbes, el reto es cambiar y evolucionar para renovar el interés del público. Santi declara: "Para mantener el éxito logrado, Gardaland está condenada a cambiar. Y por eso cuando imaginamos cómo será el parque dentro de cinco años no descartamos ninguna hipótesis."

Fuente: Repubblica.it