AnimaNaturalis pide la intervención del Defensor del Pueblo ante las “deficiencias de la plaza de toros de Palma”

AnimaNaturalis ha pedido este martes la intervención del Defensor del Pueblo por las “deficiencias” detectadas en la plaza de toros de Palma, así como la cancelación de la licencia de actividades y una investigación sobre las recientes revisiones realizadas por técnicos municipales.

AnimaNaturalis pide la intervención del Defensor del Pueblo ante las “deficiencias de la plaza de toros de Palma”

En un comunicado, el portavoz en Mallorca de AnimaNaturalis, Guillermo Amengual, ha cuestionado “la credibilidad de unos técnicos municipales que ya revisaron en 2015 y 2016 el deterioro del coliseo palmesano y dieron el visto bueno a su explotación”.

Así, Amengual ha recordado que esta plaza de toros tiene muchas denuncias interpuestas por diferentes colectivos en defensa de los animales por su mal estado de conservación y por suponer, ha dicho, “un auténtico peligro para los ciudadanos que acuden a las diferentes actividades que se realizan anualmente”.

EXPEDIENTES SANCIONADORES EN 2015

En este sentido, indica que en la revisión de 2015 se abrieron expedientes sancionadores al dueño de la plaza de toros por “unas deficiencias que desde Cort no consideraron de gravedad” y “en la revisión de 2016 no hubo ninguna sanción por estar subsanadas las deficiencias anteriores”.

Amengual también ha señalado que en 2013 MÉS per Palma solicitó el cierre de la plaza de toros de Palma por las mismas deficiencias que continúa teniendo actualmente.

DEFICIENCIAS DETECTADAS

Entre las deficiencias que destacan se encuentra “un gran deterioro” de los elementos esenciales de seguridad como barandillas, escaleras, burladeros y gradas. Así, apuntan que se aprecian grietas en elementos estructurales con posibles caídas a distinto nivel y riesgos de desprendimientos y proyecciones por el “grave estado” de conservación de revestimientos y zonas estructurales, “poniendo en grave riesgo la integridad del público asistente”.

Además, el muro de sustentación de los tendidos no cumple la normativa taurina, y, sobre los aspectos sanitarios, consideran que “las instalaciones y mobiliario técnico de la enfermería son propios del siglo XIX”.

En cuanto a los aspectos que afectan a la inspección veterinaria, declaran que hay dos corrales aptos cuando la normativa obliga a un mínimo de tres, que la zona para realizar los muestreos para las analíticas de control de despiece del animal no se adaptan a la normativa y que las cuadras para el alojamiento y reposo de los equinos se encuentran en estado de “abandono y dejadez alarmante”, especifican entre otras muchas deficiencias.

“No entendemos cómo esta plaza puede seguir albergando actividades de todo tipo, cuando queda más que demostrado que supone un grave peligro para los asistentes”, ha declarado Amengual, también portavoz de la campaña Mallorca Sense Sang.

Apóyanos

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.