Decomisadas 700 ovejas y cabras desnutridas en una granja de Lliçà d'Amunt

AnimaNaturalis documentó y denunció la extrema situación en la que vivían los animales en esta granja de Cataluña, logrando por fin un decomiso preventivo hasta que el juez dicte sentencia. ¡Ayúdanos a salvarlas!

Decomisadas 700 ovejas y cabras desnutridas en una granja de Lliçà d'Amunt

En el mes de diciembre de 2017, animalistas de la zona alertaron a AnimaNaturalis de la grave stuación de cientos de animales encerrados en una finca. Cuando un equipo de la organización acudió al lugar se encontró un panorama desolador: cientos de ovejas y cabras hacinadas en unas condiciones horribles, sobreviviendo como podían sin agua ni comida, viviendo entre cadáveres y entre montañas de excrementos y barro y animales heridos sin ningún tipo de atención veterinaria.

AnimaNaturalis logró documentar en una de sus visitas infiltradas, cómo el hombre que las gestionaba mataba a varios ejemplares en la misma granja, sin presencia de veterinarios ni aturdimiento previo, y las vendía ya muertas a particulares que venían hasa la finca en coche. 


 

AnimaNaturalis puso todo el material autovisual a disposición de los Mossos d´Esquadra y se puso en contacto con el Departament d´Agricultura, Ramadería i Pesca, luego buscó un lugar seguro donde custodiar a las 700 ovejas y cabras hasta que el caso sea resuelto a nivel judicial, y ahora por fin un juez ha ordenado el decomiso del rebaño. Su propietario está siendo investigado por un delito de maltrato animal y otro contra la salud pública. Durante la inspección se encontraron 40 cadáveres de ovejas y cabras en diferentes grados de descomposición, algunos enterrados bajo montañas de purines que cubrían un terreno de 800 metros cuadrados.

La incautación de los animales fue ordenada por el juez el 6 de marzo y conllevó la detención del propietario y de su padre, después de que supuestamente intentaran agredir a los agentes de los Mossos que contactaron con ellos para entregarles la resolución judicial que acordaba el decomiso.

En la operación, en la que participaron más de 30 agentes de los Mossos y técnicos del Departamento de Agricultura, además de veterinarios, se intervinieron 702 animales: 567 ovejas, 80 corderos, 50 cabras, dos ponis y tres perros, muchos con síntomas de desnutrición.

Algunos animales sufrían problemas de cojera provocados por la falta de higiene de las instalaciones, así como afecciones cutáneas provocadas por enfermedades parasitarias o una mala alimentación. En el exterior de la granja, se amontonaban 200 metros cúbicos de purines, mezclados con esqueletos y cuerpos en descomposición de animales muertos.

¡Ayúdanos a buscarles un hogar! 

Todos los animales se encuentran ahora en un lugar seguro y cómodo. Pero urge encontrar un nuevo hogar para las cabras y los ponis, y luego intentar rescatar cuantas ovejas y corderos podamos, asegurándoles una vida libre y tranquila, sin que nadie les pueda hacer daño nunca más. Tenemos ya destino para las cabras, pero necesitamos hacer un vallado especial de forma urgente para ellas, y el presupuesto es de unos 5.000€. 


 

Además nos vamos a personar como acusación popular en el juicio por un presunto delito de maltrato animal, y también pediremos responsabilidades al Ayuntamiento de Lliçà de Munt, que conocía el caso y nunca hizo nada.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.