Algemesí cambia 'becerradas' por 'capeas'

Son muchas las incógnitas que trae la decisión de la Comisión Taurina de Algemesí al cambiar ‘becerradas’ por ‘capeas’ con la intención de, supuestamente, ‘evolucionar’. ¿Qué hay detrás de todo esto?

Algemesí cambia 'becerradas' por 'capeas'

Valencia, España.- Ayer, miércoles 25 de marzo, tuvo lugar la asamblea general de la comisión taurina de Algemesí, sobre si continuar con las polémicas becerradas, o no.  

Finalmente, por 16 a 11 votos, se ha decidido que las becerradas pasen a ser capeas en la misma plaza dentro de la época de fiestas de la ciudad. Las ‘becerradas’ se mantienen con ese mismo nombre pero sin el elemento clave y diferenciador que las convertía en polémicas, es decir: la agónica y atroz muerte del animal. 

La propuesta del cambio de ‘becerrada’ a ‘capea’ no es nueva

Ya había sido propuesta por miembros del PSOE años anteriores y descartada hasta este año que han decidido hacer este cambio. Sin embargo, hay ya una brecha en el seno de los 28 ‘cadafales taurinos’, pues ni todos ellos participan en las becerradas, ni todos ellos están de acuerdo en dejar de matar a los becerros en público, y así lo manifestaron en la Asamblea. 

Cabe destacar que dicha Asamblea escogió tratar el tema de la votación del cambio de becerradas por capeas antes de abordar una cuestión de suma importancia: la votación del cargo de presidente de la comisión taurina de Algemesí, que hasta la votación fue Paco Rubio y éste deja el puesto para pasarlo a manos de Alberto Fernández, justo después.

¿Cuál es la ‘letra pequeña’ de este cambio supuestamente tan favorable para los animales? 

Lo que ni la Comisión Taurina ni los medios de comunicación aclaran es cuál será finalmente el destino de esos animales. Cabe recordar que el negocio de las fiestas taurinas es el comercio de los animales que cada año se venden para que se ‘celebren’ dichas becerradas. ¿Qué pasará con los becerros una vez acabado el espectáculo de capea, ahora que, supuestamente, no los matarán? Lo que todos sabemos es que no sería rentable un negocio donde los ganaderos dejaran de ganar dinero con la compraventa de decenas de animales, es la base de la economía taurina, hay que comprar ‘nuevos ejemplares’ cada vez que se realiza el espectáculo, ¿ahora qué pasará con los que no maten públicamente en la plaza? ¿Dónde y cómo morirán?

Capea ‘a la portuguesa’

Tenemos que tener presente que las leyes en este país no defienden a los toros. No tienen derecho a vivir si no son objeto de ‘fiestas populares’ o son utilizados en ‘cadena alimentaria’, por lo que lo rentable de este negocio es que los becerros mueran después de cada espectáculo. Mucho nos tememos que el destino final de esos animales sean los corrales en el mismo Algemesí, donde morirán sin que el público los vea.

Sin duda alguna todo parece responder a un lavado de imagen por parte de las peñas taurinas y los cadafales, para que no se les pueda reclamar ‘crueldad’ al  no dar muerte -ahora, y supuestamente- a los animales. El trabajo que todas las entidades de defensa de los animales hemos realizado todos estos años para abolir las becerradas cadafaleras es también un gran instrumento de presión en este caso, destacando la grandísima labor de la ‘Folgança Antitaurina’ que dedica todos sus esfuerzos a acabar con esta lacra cruel. 

Desde AnimaNaturalis consideramos que la estrategia de ‘suavizar’ el maltrato a los animales es una forma que utiliza la Comisión Taurina de Algemesí para buscar la aprobación social de las becerradas (que ahora serán llamadas capeas) para decir que han 'evolucionado en la consideración hacia los animales', cuando lo que en realidad están buscando es perpetuar sus prácticas crueles con los becerros bajo la excusa de haberlas reformado al no dar muerte pública a los animales. 

La única forma en la que puedan conseguir una aceptación social y una verdadera evolución será cuando dejen de utilizar a los animales en sus festejos. AnimaNaturalis seguirá trabajando por la abolición de la tauromaquia y festejos crueles en toda la Comunidad Valenciana y España. 

Esta supuesta reforma de las becerradas no detendrá el trabajo que la organización por la defensa de los derechos de los animales ha continuado de manera ininterrumpida por 14 años, sólo renovará nuestras fuerzas.

Repercusión mediática:

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.