Conejo gigante exige el fin de la experimentación en animales

La organización Anima Naturalis protestó el pasado jueves en pleno centro de Valencia, por el fin de la experimentación en animales, conmemorando el Día del Animal de Laboratorio.

Un conejo gigante se apostó en la Plaza de los Pinazos, acompañado de varios activistas con sendos carteles que rezaban: BASTA YA DE PRUEBAS EN ANIMALES. Asimismo, se trasladaron por una de las calles peatonales más concurridas de la ciudad, y entraron a unos grandes almacenes a denunciar estas prácticas excentas de ética y moralidad. Se repartieron folletos informativos al público y se informó de las alternativas al uso de animales en laboratorios, abogando por productos libres de crueldad, y proclamando a voz en grito que ''Los animales NO son probetas''.
La acción se desarrolló a lo largo de una hora, sin incidencias, y con un excepcional público, que les agradeció la iniciativa con un caluroso aplauso.

Anima Naturalis denuncia que más de 300 millones de animales sufren cada año en experimentos de laboratorio en Europa. Entre los sujetos experimentales se encuentran perros, gatos, ratones, cerdos, cabras, chimpancés, monos rhesus y muchas más especies. Cada uno de ellos morirá como resultado de las lesiones causadas por el experimento o será sacrificado deliberadamente tras el mismo.

"Menos del 2% de las enfermedades humanas (exactamente el 1,16%) han sido vistas en animales; más del 98% de las enfermedades humanas nunca afecta a los animales. Debemos ejercer nuestro poder como consumidores responsables y promover las marcas que fabrican productos libres de crueldad" declara Natalia Rizzo, coordinadora de AnimaNaturalis en Valencia.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.