El cambio climático amenaza a las mariposas

Las mariposas son uno de los primeros insectos que han respondido al cambio de temperatura, que en Europa ha aumentado en 1,4º C desde 1905 y se prevé que a lo largo de este siglo subirá entre 4 y 8º C. Algunas especies están desapareciendo del sur de España y estableciéndose en Escandinavia.

Una muestra reciente sobre 63 especies de mariposas no migratorias reflejó que más de la mitad estaban emigrando hacia el norte. El diario británico The Independent informa de las dificultades extra que afronta esta especie. Martin Warren, ejecutivo jefe de la ONG británica Butterfly Conservation (Conservación de las Mariposas), éstas tienen grandes problemas, como su corta vida. “Su ciclo vital completo se desarrolla en no más de un año y los adultos normalmente viven por sólo unas semanas. Las mariposas tienen que tener éxito cada año, o mueren. Y si sus hábitat está aislado entre cultivos y suburbios, su tendencia es a permanecer muertas”.

Cada una tiene que encontrar un lugar apropiado para poner sus huevos, las orugas tienen que encontrar suficiente alimento y evitar a sus enemigos y permanecer cálidos y libres de enfermedades. Las crisálidas tienen que camuflarse con su entorno para no ser comidas y también tienen que encontrar una pareja y también padecen la carestía de flores silvestres.

Las amenazas

Hace unas semanas, Butterfly Conservation organizó la mayor conferencia sobre mariposas y polillas de la historia, a la que acudieron 300 expertos de 22 países. Allí se escucharon relatos bastante negativos, como las mariposas azules de Sudáfrica cuyo rocoso hábitat está amenazado por la invasión de matorrales de moras introducidos por un vicario expatriado. O del que fuera el mejor bosque para mariposas en la República Checa donde estos animales casi han desaparecido después de que fuera declarado coto de caza durante el comunismo.

En el caso de España, donde la mayor parte de los lugares críticos están en zonas montañosas, el cambio climático es una amenaza mayor que la agricultura. En Sierra Nevada probablemente tendrá lugar la primera extinción reciente en Europa de una mariposa, ya que esta área se está haciendo más cálida y seca.

Pero esta conferencia también dejó la puerta abierta al optimismo, mostrando que existe una preocupación por las mariposas en las investigaciones que tienen lugar en todo el mundo. Las mariposas y las polillas son muy sensibles al cambio, mucho más que otros animales más grandes o plantas, y además, son un indicador de la salud de la naturaleza.

http://www.portaldelmedioambiente.com/

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.