España modifica el Código Penal sobre el maltrato animal

El Código Penal castigará con cárcel la explotación sexual de animales, pero no a los organizadores de peleas de gallos y perros, ni se manifiesta en el caso de la tauromaquia.

 España modifica el Código Penal sobre el maltrato animal

Madrid, España.- Sesión matutina en el Congreso de los Diputados con novedades para los animales: los partidos políticos se hacen eco de la creciente preocupación ciudadana por el bienestar de los animales y sus derechos, introduciendo de forma progresiva nuevas medidas donde se tengan en cuenta los derechos de los animales, como en las siguientes resoluciones de reforma del Código Penal:

La Comisión de Justicia del Congreso ha alcanzado un acuerdo para tipificar en el Código Penal con una pena de tres meses a un año de cárcel a quien explote sexualmente un animal, aunque no castigará a los organizadores de peleas de gallos o perros.  Así lo ha anunciado el diputado de ERC Joan Tardá, que propuso introducir la zoofilia en el nuevo texto penal que tramita la Cámara Baja.

De esta forma, se castigará a quien "maltrate injustificadamente cualquier animal que no viva en estado salvaje, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual" con la pena de 3 meses y un día a 1 año de cárcel e inhabilitación especial de 1 año y un día a 3 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y  la tenencia de animales".    

Las penas podrán agravarse si se hubieran utilizado armas, objetos peligrosos para la vida del animal, hubiera mediado ensañamiento o los hechos se hubieran ejecutado en presencia de un menor de edad. En caso de causar la muerte del animal, la sanción podría elevarse hasta los 18 meses de prisión.     

Aunque incipientes e insuficientes, son medidas que mejoran la situación de algunos animales en España, y ponen de manifiesto la necesidad de  seguir adoptando medidas que realmente protejan a todos los animales de todo tipo de abuso.

"El Gobierno ha dado un paso adelante en la protección animal, pero son necesarios muchos pasos más para que los españoles podamos estar orgullosos de cómo tratamos aquí a los animales". Declara Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España. "Es inadmisible que no se incluya en el código penal el bochornoso y extremo caso de maltrato animal que se da cada mes de septiembre en Tordesillas, con el Toro de la Vega. Existen estudios suficientes que relacionan la violencia hacia animales como antecedente de la violencia, asesinato y violación a personas. ¿Qué sociedad estamos promoviendo protegiendo la tauromaquia?".

Peleas de perros y gallos

El Código Penal impondrá multas para quienes maltratan "cruelmente" a animales en espectáculos no autorizados. Se castigará a “las personas que organizan combates de perros o gallos con la pena de prisión de seis meses a dos años e inhabilitación especial de 10 a 20 años para ser propietario, poseedor o tener a su cuidado a cualquier animal", según el texto oficial.

Las peleas de perros ya estaban prohibidas, la novedad reside en incluir las peleas de gallos como delito, usuales en Andalucía y Canarias, que incluso cuentan con asociaciones legales que las promueven. Sin embargo, no existe un protocolo de actuación e investigación ante estos casos, que permita neutralizar y castigar las peleas de perros o de gallos, que constituyen un hecho delictivo y actualmente se producen en la más absoluta impunidad.

Existen muchas asociaciones y grupos que promueven las peleas de gallos en España, y desde hoy debieran considerarse ilegales”, declara Gascón. “La única forma de prohibir las peleas de gallos sería prohibir la cría de gallos de pelea. Todo es parte de un mismo delito ante los derechos de los animales y el espíritu del Código Penal”, añade.

Desde AnimaNaturalis tememos que todo quede igual: Andalucía y Canarias son las únicas comunidades autónomas que permiten las peleas de gallos legalmente en determinadas circunstancias. En la Ley de Protección de los Animales de Andalucía, por ejemplo, están prohibidas las peleas de animales, pero existe una excepción a esta prohibición, que permite las “pruebas” de gallos en determinadas circunstancias, supuestamente con la finalidad de seleccionar la cría del gallo para la mejora de la raza.

Cabe destacar que todos los partidos políticos se han mostrado favorables a la implantación de estas medidas, y que coincidiendo con la inclusión de enmiendas en la cámara Baja, el Observatorio Justicia y Defensa Animal ha recogido 140.000 firmas a través de la plataforma Change.org para pedir al ministro de Justicia, Rafael Catalá, "que los abusos sexuales contra animales sean un delito", lo que finalmente ha prosperado en el Congreso.

Con mucho trabajo por delante para seguir penalizando todo tipo de abusos hacia los animales no humanos, destacamos la labor realizada hoy en el Congreso de los Diputados en el ámbito de la protección a los Derechos de los Animales. 

 

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.