La verdad sobre la experimentación cosmética en animales

Respondemos a cinco grandes interrogantes sobre la experimentación animal en la industria cosmética.

La verdad sobre la experimentación cosmética en animales

¿Está prohibida la experimentación cosmética en animales?

En febrero del 2003, la UE aprobó la prohibición de testar cosméticos en animales, lo que se haría efectivo en dos fases. La primera, implementada el 11 de marzo del 2009, que hizo ilegal:

  • experimentar ingredientes cosméticos en animales, en cualquier lugar de la UE, independientemente de la existencia de una alternativa válida,
  • la venta o importación a la UE de cualquier ingrediente para usar en cosméticos (o los cosméticos finalizados) experimentados en animales después de esa fecha. Se prohibe la venta y el márketing de estos productos.

Sin embargo, tres tipos de experimentos con animales eran excluídos de esta prohibición; cuya ilegalidad se hizo efectiva en la segunda fase, a partir de marzo de 2013:

1) Toxicidad de dosis repetidas: conejos o ratas son forzadas a ingerir o inhalar ingredientes cosméticos, o se les aplica el ingrediente en su piel afeitada, cada día durante 28 o 90 días. Luego son muertos. Esta prueba incluye la "sensibilización de la piel" (cobayas con su piel afeitada que son expuestas a la sustancia, o a través de los oídos de ratas para ver las reacciones alérgicas. Luego son exterminadas); o las pruebas de carcinogenecidad (ratas alimentadas durante dos años con las sustancias para ver si produce cáncer. Luego son matadas para su análisis).

2) Toxicidad reproductiva: conejas o ratas preñadas son forzadas a ingerir sustancias y luego son matadas para evaluar la toxicidad en sus fetos.

3) Toxicocinética: conejos o ratas son forzados a ingerir la sustancia y luego son matados para examinar sus órganos y ver cómo ésta se distribuye en sus cuerpos.

Esto quiere decir que, hasta marzo de 2013, más animales han muerto a causa de estas tres pruebas de toxicidad de productos cosméticos.

¿Qué tipo de experimentos se usan para testar cosméticos?

En la investigación cosmética se llevan a cabo dolorosos experimentos en cientos de miles de animales cada año, incluyendo conejos, cobayas, ratas, ratones. Estas pruebas incluyen la irritación de la piel o los ojos, sensibilización de la piel (provocar alergias), toxicidad (envenenamiento), mutagenicidad (daño genético), teratogenia (defectos de nacimiento), carcinogenicidad (causar cáncer), daño genético embrionario o fetal, toxicocinética (para estudiar la absorción, metabolización, distribución y excreción de las sustancias químicas).

¿Cuáles son las alternativas a las pruebas con animales? ¿No son requeridas por ley?

Las pruebas cosméticas con animales no están específicamente requeridas por ley. Para promocionar un producto debe demostrarse que es seguro, y eso puede hacerse usando pruebas y métodos validados que no utilizan animales, y utilizando combinaciones de ingredientes ya existentes que son seguros para su uso en humanos.

Se ha estimado que existen cerca de 15.000 ingredientes que ya han sido probados y declarados seguros. Más y más compañías que evitan la crueldad con los animales están negándose a probar sus productos y aún así producen productos seguros, efectivos y de alta calidad.

¿Cómo puedo escoger productos libres de crueldad?

Es muy fácil: compra los productos de las marcas que aparecen en esta página y que tienen el logo 'cruelty free' (el de la imagen). Cada vez que veas este logo, puede estar absolutamente seguro de que el producto final no ha sido probado en animales, que los ingredientes del cosmético tampoco han sido probados en animales y que la compañía fabricante renueva cada año su compromiso de ser "libre de crueldad" tras una completa auditoría.

¿Qué significa si una compañía dice "no experimentamos en animales" o "no aprobamos la experimentación en animales"?

Que la compañía no hace pruebas en animales, pero que no comprueba que los ingredientes de sus productos hayan sido probados en animales.

Algunas cifras de la experimentación cosmética en Europa y el mundo

De acuerdo a las últimas estadísticas disponibles, más de 12 millones de animales son usados en la investigación de la UE cada año. Esto equivale a 137 animales sufriendo crueles y dolorosos experimentos cada 10 minutos.

  • Los 27 países de la UE reportaron en 2008 el uso de: 24,199 perros, 312.681 conejos, 649.183 aves, 10.449 monos.
  • Investigaciones recientes de la British Union Against Vivisection (BUAV) y el Dr. Hadwen Trust sugieren que más de 115 millones de vertebrados podrían ser usados en experimentación en todo el mundo cada año. Se estima que los diez países que más usan animales en experimentos son Estados Unidos, Japón, China, Australia, Francia, Canadá, Reino Unido, Alemania, Taiwan y Brasil.
  • En Europa, sólo Francia, Reino Unido y Alemania usan más del 55% del número total de animales utilizados en toda Europa.
  • Un 56% de los monos del "viejo mundo" (como macacos) usados en experimentos aún son importados para investigaciones dentro de la Unión Europea.
  • Comparado con las últimas estadísticas UE del 2005, el número de animales usados en la experimentación ha aumentado considerablemente: en España más de un 51%, en Estonia (más de un 610%), Irlanda (más de 197%), Austria (más de 32%) y Portugal (más de 22%).

 

Fuente: European Commission (2010) Sixth Report on the Statistics on the Number of Animals used for Experimental and other Scientific Purposes in the Member States of the European Union. Tomado de la web oficial de la European Coalition to End Animal Experiments (ECEAE) y traducido por AnimaNaturalis.