3. Pureza personal vs. Activismo efectivo

¿Queremos que otros nos asocien con nuestro deseo por un mundo libre de sufrimiento o con una lista de ingredientes, productos y subproductos a los que estamos en contra?

3. Pureza personal vs. Activismo efectivo

Debemos concentrarnos en lo que estamos defendiendo, no sólo en lo que estamos en contra. ¿Queremos que otros nos asocien con nuestro deseo por un mundo libre de sufrimiento o con una lista de ingredientes, productos y subproductos a los que estamos en contra?

Lo primero que hacemos mal es que hemos puesto la pureza personal ante la practicidad. Perdemos de vida el hecho de que el veganismo no es un fin en sí, sino que significa un medio de terminar la crueldad hacia los animales. Ser vegano no es acerca de ser perfecto y ser responsable por la no crueldad en absoluto- es acerca de disminuir el sufrimiento lo más que sea posible.

Todos sabemos esto, pero vale la pena el repetirlo: En algún nivel, todo lo que consumimos daña algunos humanos y animales. Podríamos adentrarnos todos en el bosque y vivir de nueces y bayas, pero ultimadamente, eso sería mucho menos eficaz que vivir vidas que ayuden a influenciar a otros el adoptar una dieta vegana.

Lo que los animales necesitan es tu activismo- y necesitan que sea lo más efectiva y persuasiva como sea posible. Al fin y al cabo, el veganismo no puede ser acerca de nosotros, o se convertirá en tan sólo una tendencia narcisista cultural más. El veganismo debe ser acerca de ayudar animales.

Entonces, el tema de pureza personal se pone en matemáticas básicas: Adoptar una dieta vegana, significa que no estás apoyando el tormento y la matanza de aproximadamente 100 animales cada año. Convencer tan sólo a una persona más de hacerse vegana salvará el doble de vidas animales.

Todos sabemos que la razón número uno de porqué las personas no se hacen veganas es que no piensan que sea suficientemente conveniente, y todos conocemos personas cuya razón para no hacerse veganas es que “no pueden” dejar el queso, helados, etc. Pero, en vez de facilitarles el ayudar animales, usualmente se los dificultamos. En lugar de alentarles el dejar de comer todos los productos derivados de animales, excepto por queso o helado, les predicamos acerca de la opresión de las vacas en granjas de productos lácteos. Después procedemos a hablar acerca de cómo no comemos una hamburguesa vegetariana por el pan, aunque un pequeño pedazo de mantequilla en un pan contribuya significativamente a un sufrimiento menor que cualquier otra fruta o vegetal no orgánica, botella de plástico, u otras 100 cosas que la mayoría de nosotros usamos. Nuestra obsesión con los ingredientes no sólo oscurece el sufrimiento de los animales, sino que esencialmente garantiza que aquellos de nuestro alrededor no harán ningún cambio en lo absoluto. Así que, preservamos nuestra pureza personal, pero afectamos a los animales- y, ese no es nuestro objetivo, ¿cierto?

Siempre, siempre, siempre recuerda esto: el veganismo NO es un dogma. El veganismo es acerca de detener el sufrimiento. El veganismo no es una lista de ingredientes o una serie de reglas, ser vegano es acerca de hacer nuestro mejor esfuerzo para ayudar animales. Así que requiere razonamiento, no una lista de normas cumplidas.

Si estás en una fiesta de un día festivo con personas que comen carne y estás hablando acerca de cómo no puedes comer el pan porque no sabes qué es lo que contiene, o si estás en un restaurante y hay una hamburguesa vegetariana en el menú, pero le das al mesero un sermón acerca de los ingredientes o acerca de cómo es cocinado todo, entonces estás olvidando la esencia del veganismo. Sí, los productos derivados de animales en esa hamburguesa vegetariana pueden ser asquerosos, y debes hacer cortésmente lo que te haga sentir más cómodo, pero por favor piensa acerca del mensaje que le estás enviando a la mesa que quizá haya considerado de otra manera la situación de los animales, pero ahora seguramente piensan que seguir una dieta vegana es difícil. En esta situación, probablemente pocos querrán preguntarte acerca de tu dieta, y mucho menos considerar como algo que valga la pena intentar. Mira el panorama completo y te darás cuenta que tu búsqueda por pureza personal en esa instancia hace significativamente mucho más daño a los animales que consumir ese pequeño trazo de producto derivado de animal. Recuerda que si tan solo una de esas personas sigue tu ejemplo: ¡Estará salvando miles de animales durante toda su vida!

Si te preocupa lo que vas a comer en un restaurante, llama con anticipación y encuentra algo que se ajuste a tus estándares, y pídelo a tu gusto. Si te preocupa lo que vas a comer en la fiesta de la oficina, acércate y comenta con el comité organizador, o simplemente lleva un gran platillo vegano. Pero por favor, nunca hagas parecer que el preocuparse por el sufrimiento animal es una pesada tarea, porque por supuesto, no lo es.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.