Farra do Boi

Uno de los rituales más salvajes de la crueldad hacia animales es Farra do Boi, traducido libremente como el "festival de los bueyes" o "los dí­as de la diversión del buey", implica la tortura-matanza de varios cientos de bueyes cada año en más de treinta

Farra do Boi

Uno de los rituales más salvajes de la crueldad hacia los animales es la Farra do Boi, traducido libremente como el "festival de los bueyes" o "los dí­as de la diversión del buey". Implica la tortura y matanza de varios cientos de bueyes cada año en más de treinta comunidades a través del estado brasileño de Santa Catarina. En otros estados del Brasil, los espectáculos son denunciados y ha provocado protestas violentas. Hasta hace poco tiempo, la Farra do Boi transcurrió sobre todo durante la semana de Pascua y el dí­a del Año Nuevo en remotas ciudades costeras, hoy algunas comunidades mantienen las "farras" semanalmente, celebran bodas, cumpleaños, juegos del fútbol y otras ocasiones especiales. Los hombres de negocios, los ciudadanos, los ganaderos, los restaurantes, y los polí­ticos prominentes donan a menudo los bueyes. Antes del acontecimiento, el buey se confina y no se lo alimenta por varios dí­as. Para aumentar su frenesí­, el alimento y el agua se colocan a su vista pero fuera de su alcance. La Farra comienza cuando el buey es acorralado y perseguido a través de las calles por las muchedumbres de aldeanos (hombres, mujeres y niños) armados con palillos, cuchillos, látigos, piedras, lanzas de bambú y cuerdas; que persiguen, hostigan y atacan al buey que huye, tratando de adentrarse finalmente al océano.

Después de dí­as de la tortura, el alivio de la muerte

Una investigación de la WSPA en Brasil estimó que los toros son torturados de todas las formas imaginables. Los animales son empapados con gasolina y les prenden fuego, les lanzan pimienta en los ojos, les rompen los cuernos y las piernas del animal. Por reglamento, los toros pueden ser apuñalados o golpeados tanto tiempo como sea posible mientras los golpes no sean fatales, porque el "espí­ritu de la fiesta" supone que deben sobrevivir hasta el extremo. Esta tortura puede continuar por TRES DíAS O MíS TIEMPO. Finalmente el animal se mata y la carne se divide entre los participantes. Algunos dicen que el ritual simbólico de la pasión de Jesús, con el buey representando Judas. Otros creen que el animal representa a Satanás, y torturar al diablo limpia sus pecados. Pero el festival no tiene hoy en dí­a connotación religiosa. Para la gente de las pequeñas aldeas costeras, la Farra do Boi es una fuente de diversion ,y para algunos una fuente de dinero adicional por la venta de bebidas y alimentos a los participantes.

La prohibición "en las letras"

En el año 1997, tras un largo debate y presiones de grupo de protección animal, la Farra do Boi fue prohibida por ley por la Corte Suprema de Brasil a través del Recurso Extraordinário número 153.531-8/SC; RT 753/101. Esto fue fruto del trabajo de WSPA, ACAPRA (Asoc. Catarinense de Protección de los Animales) y APA (Asoc. De Protección Animal) en Florianopolis -la capital de Santa Caterina-. La campaña tuvo cobertura televisiva con entrevistas, encuentros de autoridades y performances que denunciaban que la crueldad con los animales no es un valor cristiano. La campaña de los animalistas contó con el apoyo de la prensa local que les entregó videos en que se probaban los actos de crueldad. En 1998, se promulga la Ley de Crí­menes Ambientales (9605/98) que criminaliza la Farra do Boi. Con ello decreció el número de eventos realizados, significando el comienzo del fin de "la fiesta". A pesar de esto, la representante de WSPA en Brasil, Elizabeth Mac Gregor, declaró que "Brasil es un paí­s donde las costumbres cambian muy lentamente, y la ley no se cumple como debiera ser. Con esto en mente, tenemos que insistir en presionar al estado para que cumpla la ley, y promocionar programas educacionales que sensibilicen al público sobre el maltrato animal."

Obviamente, los participantes y adeptos a la Farra do Boi declaran que la fiesta no es cruel, que los animales no son torturados y que es parte de su tradición ancestral. El gobernador del estado de Santa Caterina se rehúsa a reprimir el festival y la policí­a no arresta a los participantes; por lo que la prohibición legal queda en nada. Con todo, el año 2000 el Tribunal de Justicia de Santa Caterina condenó al pago de 500 reales por dí­a de multa al Estado, por incumplimiento de la decisión  del Supremo Tribunal Federal.

Más información

Farra do Boi - Detractores: http://www.farradoboi.info/farra/whatis.shtml (en inglés y portugués)

Farra do Boi -  Ley del Supremo Tribunal Federal (1997):

http://www.stf.gov.br/jurisprudencia/abstratos/documento.asp?seq=78&lng=espanhol (en castellano y portugués)

Farra do Boi - O Documentário (1991)
Brasil, 26 min. Direí§í£o: Zeca Pires, Norberto Depizzolatti 
Documental sobre la fiesta de Santa Catarina. Está formado por cuatro partes: "Orí­genes", "Preparativos", "Tribunal" y "Farra", que muestra la historia y desarrollo de esta costumbre traí­da por los inmigrantes azorianos en el siglo XVIII: http://www.curtagora.com/filme.asp?Codigo=573&Ficha=Completa

Apóyanos

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.