Bilis de oso

La bilis de oso es un ingrediente estimado en la medicina tradicional con una historia de 3000 años de uso. La bilis en la vesí­cula biliar se clasifica como medicina "amarga, frí­a" con la función de expeler calor en el cuerpo.

Bilis de oso

La bilis de oso es un ingrediente estimado en la medicina tradicional con una historia de 3000 años de uso. La bilis en la vesí­cula biliar se clasifica como medicina "amarga, frí­a" con la función de expeler calor en el cuerpo. Se utiliza para tratar enfermedades relacionadas con el calor tales como altas fiebres, dolor de hí­gado y ojos doloridos. Las medicinas con bilis de oso se utilizan en China, Japón, Corea, Vietnam y paí­ses de todo el mundo con poblaciones asiáticas significativas.

El ingrediente activo de la bilis de oso, ácido ursodeoxycholico (UDCA), es más abundante en osos que en cualquier otro animal. Sin embargo, los médicos facultativos chinos enfatizan que todos los productos de bilis de oso se pueden sustituir fácilmente por hierbas o alternativas sintéticas, que son más baratos, más disponibles e igual de eficaces.

Los productos principales de las granjas de osos son polvo seco de bilis y algunos especí­ficos chinos. La bilis de oso se utiliza principalmente como elemento secundario con composición limitada. El uso de la bilis de oso se puede dividir en dos categorí­as: bilis de oso como medicina, (tratamiento y prevención) y bilis de oso como tónico y alimento. La farmacopea del estado de China afirma que sus acciones incluyen 

  • Suprimir el calor del hí­gado
  • Aliviar convulsiones y espasmos
  • Mejorar la agudeza visual
  • Quitar calor y materiales tóxicos

Hay 28 tipos de medicina patentados que contienen bilis de oso, los cuales están dividos como sigue: 

  • 15 son utilizados en oftalmologí­a
  • 8 en cirugí­a externa
  • 4 en medicina interna (enfermedades vasculares y gástricas)
  • 1 usado para tratar el cáncer.

Producción

La obtención de polvo seco de bilis es de aproximadamente 2 kilos por oso y por año de media. Antes de que las granjas de oso empezaran a producir bilis en grandes cantidades la demanda doméstica era sólo de 500 kilos anuales. Hoy, ha aumentado dramáticamente a 4000 kilos y la obtención de polvo de bilis seco era aproximadamente 7 toneladas anuales en 1994-1998

Apóyanos

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.