Vivisección: Una lección de crueldad

La disección consiste en cortar y estudiar animales. Cada año, 5.7 millones de animales son empleados en clases de ciencia de colegios secundarios y universidades.

Disección: Una lección de crueldad

 

La disección consiste en cortar y estudiar animales. Cada año, 5.7 millones de animales son empleados en clases de ciencia de colegios secundarios y universidades (1). Cada animal rebanado y dispuesto como residuo no sólo representa una vida perdida, sino un eslabón de una larga cadena de maltrato a los animales y violencia innecesaria contra el medio ambiente.

Proveedores

Las ranas son los animales que con mayor frecuencia terminan siendo diseccionados a nivel preuniversitario. Otras especies empleadas incluyen a gatos, ratones, ratas, gusanos, perros, conejos, fetos de cerdo y pescados. Estos animales vienen de fábricas de reproducción, las cuales proveen a las instituciones y negocios que emplean animales en sus experimentos; otros son capturados, sacados de su hábitat natural, o pueden ser animales de compañí­a abandonados o robados.

Uno de los investigadores ocultos de PETA averiguó de su supervisor que, en una de las naciones que provee mayor cantidad de animales para disección (a EE.UU.), algunos de los gatos matados fueron animales de compañí­a que “escaparon” de sus casas. Los mataderos y tiendas de mascotas también venden animales y partes sueltas a establecimientos biológicos.

Los investigadores de PETA documentaron casos de animales que fueron sacados de cámaras de gas para aplicarles una inyección de formaldehí­do sin revisar sus signos vitales previamente (una violación al Acta de Bienestar Animal). El formaldehí­do es una sustancia cáustica altamente irritante que causa una muerte dolorosa. Los investigadores grabaron en ví­deo a gatos y ratas resistiéndose a la inyección y a empleados escupiendo a los animales.

Agotando los recursos de los ecosistemas

Las ranas son capturadas en su medio ambiente y colocadas en pozos comunes de reproducción. Las ranas mueren si el agua no es renovada. Nunca una colonia independiente de ranas ha podido sobrevivir por mucho tiempo sin la introducción de ranas de “afuera” (2).

En su hábitat natural, la ranas consumen grandes cantidades de insectos que son responsables de la destrucción de cultivos y la transmisión de enfermedades. En los años que antecedieron a la prohibición del comercio de ranas en la India, ese paí­s ganaba 10 millones de dólares anuales por exportación de ranas, pero gastaba 100 millones de dólares en importar pesticidas quí­micos para combatir los ataques de insectos (3). Además, las pérdidas económicas en la producción agrí­cola eran considerables. Hoy en dí­a, Bangladesh es el principal mercado asiático de ranas y en los EE.UU., los cientí­ficos han notado tal descenso en la población de ranas y sapos que señalan la captura de esos animales para comida y experimentos como las culpables (4).

Compasión al matar a las ranas

La disección causa que los estudiantes se vuelvan insensibles y puede promover actitudes que dañen a animales en cualquier lugar, quizás en su propio jardí­n. Incluso el asesino en serie Jeffrey Dahmer atribuyó su fascinación por el asesinato y la mutilación a las disecciones que hacia en clase. En la última entrevista antes de su muerte, televisada por Dateline NBC, Dahmer afirmó: “En tercer grado de secundaria, en la clase de biologí­a, tení­amos que hacer la tradicional disección de fetos de cerdo, y yo llevé los restos (del cerdo) a casa y me quedé con el esqueleto, y se lo empecé a repartir a perros y gatos”. De acuerdo a Dahmer, él disfrutaba de la emoción y el poder que sentí­a cuando cortaba animales y fantaseaba acerca de cortar el cuerpo de un humano. Los estudiantes con poco o nada de interés en seguir una carrera de ciencias ciertamente no necesitan ver órganos directamente para entender la fisiologí­a básica. Quienes sí­ planean seguir una carrera de biologí­a o medicina harí­an mejor en estudiar cadáveres humanos en un ambiente controlado y supervisado, o elegir alguna otra alternativa más sofisticada, tal como la modelación por computadora. Aquellas personas que, con razón, se sienten incómodos por la idea de cortar animales estarán demasiado preocupados con sus propias crí­ticas al proceso como para poder aprender algo de valor durante la disección.

Estudiantes, alcen su voz

Cada vez más estudiantes se oponen a la disección antes de que se dé en sus clases, desde la escuela primaria hasta centros de estudio veterinario y universidades de medicina. En 1987, Jenifer Graham objetó la disección y fue amenazada con obtener una calificación baja. Jennifer acudió a la Justí­cia y testificó ante el tribunal de California, el cual respondió emitiendo una ley que otorgaba a los estudiantes del estado el derecho a no practicar la disección. La madre de Jennifer y la Sociedad Nacional Anti-Vivisección (National Anti-Vivisection Society) abrieron una lí­nea telefónica de ayuda para estudiantes que no quieren practicar la disección. Desde el caso de Jennifer, miles de estudiantes han optado por estudiar biologí­a de una manera humana, y muchas instituciones de educación han aceptado el derecho de los estudiantes a una educación libre de violencia.

Alternativas

Los estudiantes y profesores tienen una amplio rango de alternativas sofisticadas a la disección. La tí­pica ciencia “de laboratorio” en varios centros de enseñanza ahora enfatiza el uso de computadoras en vez de cadáveres de animales.

Los programas de computadora como VisiFrog, desarrollado por Ventura Educational Systems (910 Ramona Ave., Suite E, Grover Beach, CA 93433: 1-800-473-7383), pueden ser usados para una lección o para un examen. Los programas incluyen un juego de identificación y una prueba personal, abarcando tópicos tales como la musculatura de la rana, los sistemas cardiovascular y respiratorio. Al momento de publicar este artí­culo, el sistema costaba 59.95 dólares. Operation Frog, desarrollado por Scholastic, Inc. (2931 E. McCarty St., P.O. Box 7502, Jefferson City, MO 65102; 1-800-541-5513), cuesta entre 79.95 a 99.95 dólares dependiendo del tipo de software. Simula una disección real en la computadora. The Cambridge Development Laboratory (86 West St., Waltham, MA 02154; 1-800-637-0047) dispone de una catálogo de software de educación para el sistema Apple II, Commodore 64, y PCs compatibles con IBM desde el nivel primario hasta el universitario en clases de biologí­a, botánica y fisiologí­a, y más.

Varios libros también ofrecen lecciones de ciencia humana. The Anatomy Coloring Book y The Zoology Coloring Book, ambos publicados por Harper & Row, Inc. (10 East 53rd St., New York, NY 10022) son adecuados para estudiantes de escuelas secundarias y universidades. Esos textos están disponibles en varias librerí­as por 10.95 y 11.95 dólares respectivamente. La mayorí­a de las herramientas que no involucran animales duran por varios años y cuestan menos que mantener un suministro constante de animales. Los métodos basados en computadoras han probado ser tan buenos e incluso mejores a la disección, pues permiten a los estudiantes avanzar a su propio ritmo (5). La profesora Mabel B. Kinzie de la Universidad de Virginia comparó el rendimiento de los estudiantes que usaban discos de ví­deo de ranas que ella hizo con aquellos que cortaron ranas verdaderas y encontró que los estudiantes que usaban los programas de computadora aprendieron anatomí­a igual de bien, pero en un ambiente que no apestaba a formaldehí­do o requerí­a matar a un animal vivo (6).

La elección de cada estudiante

Sea usted un estudiante o un pagador de impuestos consciente, puede hacer algo para terminar con la disección en su sistema educativo local. Si se espera que usted haga u observe una disección, hable con su profesor tan pronto como sea posible acerca de proyectos alternativos. Llame la lí­nea de disección de NAVS (1-800-922-FROG [3764]) para pedir consejos acerca de qué decir y cómo proceder. Si hay un grupo de defensa animal en su centro educativo o comunidad, solicí­teles ayuda. Los padres pueden pedir a la asociación de padres y profesores que le soliciten al área de superintendencia de centros educativos o concejo educativo que consideren la proposición de prohibir la disecciones públicas en los centros educativos o por lo menos otorgar a los estudiantes la opción de hacer un proyecto que no involucre animales. Serí­a de ayuda que recolecte firmas en una petición y que la presente al concejo educativo junto con información acerca del a crueldad y el daño ambiental que causa la disección, además de alternativas disponibles. Si usted puede, coordine la visualización del video Classroom Cut-Ups de PETA acerca de las compañí­as proveedoras de suplementos biológicos.

Consiga que su centro educativo elimine la disección, es una práctica mortal.

 


 

Referencias

  1. National Anti-Vivisection Society, "Objecting to Dissection--A Student Handbook" (53 West Jackson Blvd., Suite 1552, Chicago, IL, 60604; 800-922-3764), 1994.
  2. Ethical Science Education Coalition, Frog Fact Sheet (167 Milk St., #423, Boston, MA, 02109-4315; 617-367-9143), 1994.
  3. Jayaraman, K.S., "India Bans Frog Trade," Animal Welfare Institute Quarterly, Spring/Summer 1987.
  4. Booth, William, "Frogs, Toads Vanishing Across Much of World," The Washington Post, 13 de diciembre de 1989.
  5. "Comparative Studies of Dissection and Other Animal Uses in Education," The Humane Society of the United States, 1994.
  6. Orndorff, Beverly, "Computer Program Is a Frog Saver," Richmond Times-Dispatch, 5 de abril de 1994.

Texto original: People for the Ethical Treatment of Animals (PETA): http://www.peta.org/mc/factsheet_display.asp?ID=92

Traducción: Frank Oliver Pachas (Activista de AnimaNaturalis Perú)


  • Suscrbete

    Recibe todas nuestras alertas y noticias:

En esta sección