Historia de la tauromaquia en Uruguay

Desde hace un tiempo atrás los "espectáculos" taurinos trascendieron las fronteras de la pení­nsula ibérica extendiéndose a lo largo del mundo. Uno de los paí­ses que adoptaron esa costumbre (hoy ya extinguida) es la república oriental del Uruguay.

Historia de la tauromaquia en Uruguay

Inicios

Desde hace un tiempo atrás los “espectáculos” taurinos trascendieron las fronteras de la pení­nsula ibérica extendiéndose a lo largo del mundo. Uno de los paí­ses que adoptaron esa costumbre (hoy ya extinguida) es la república oriental del Uruguay.

Las “fiestas taurinas” en el paí­s nunca adquirieron tanto protagonismo como en otros lugares, las construcciones destinadas para esta fueron pocas y la mayorí­a fueron ubicadas en la capital (Montevideo).

La información histórica es bastante escasa, de esto podemos deducir que el impacto que tuvieron  estos “festejos” en la sociedad nunca fue muy fuerte.

Los primeros antecedentes taurinos en el paí­s se remontan al año 1761 fecha en la cual se celebraron tres corridas en honor de la proclamación del rey Carlos III.

Según el historiador Ernesto Daragnés, en 1776 se autoriza la construcción del primer recinto en donde se organizaban espectáculos taurinos para obtener ingresos que servirí­an para financiar obras públicas (como hospitales o el empedrado de las calles). El coso se mantuvo por 4 años. Nueve años mas tarde se levantó otro en la plaza matriz que duró un año y en el perí­odo de 1792 al 96 se llegaron a celebrar hasta 122 espectáculos en un circo levantado cerca de la calle mercado.

La plaza de la Unión

En febrero de 1885 se inauguró la plaza de la Villa de la Unión una de las más importantes de Montevideo la cual era capaz de albergar hasta 12.00 espectadores. 

Esta plaza fue importante para la historia de la tauromaquia uruguaya no solo por el hecho de su gran capacidad sino porque en ella fue corneado mortalmente Joaquin Sanz “punteret” (el 26 de febrero de 1888), este suceso ocasionó fuertes debates parlamentales que finalmente determinaron el final de la “fiesta de los toros” en el Uruguay.

La prohibición de las corridas

La ley que se implementó en dicho año fue la 2017:  “El senado y la camara de representantes de la republica Oriental del Uruguay reunidos en Asamblea general decreta
1° desde el 31 de marzo de 1890 quedó prohibido en todo el territorio de la república el espectáculo público designado con el nombre “corridas de toros” (...)”

La última corrida de la plaza Villa de la Unión fue en 1890.

También existieron las plazas de Villa Colón, y del Campo Euskato las cuales cerraron sus puertas en 1899 y 1901 respectivamente.

En 1918 la prohibición de espectáculos taurinos fue subrayada por una nueva ley, la 5657 que por primera vez prohibió todos los espectáculos que implicaran crueldad hacia los animales. Esta ley a diferencia de la anterior partí­a de una base ética para la prohibición del espectáculo. Ley N.º 5657 :

“ (...)Artí­culo 1º-Prohí­bese en todo el territorio de la República los recursos ó torneos (“matchs”) de “box”, las parodias de corridas de toros, cualquiera que sea su forma o denominación, el tiro de la paloma, las riñas de gallos, el “rat pick” y todo otro juego o entretenimiento a campo abierto o en locales cerrados que puedan constituir una causa de mortificación para el hombre o animales (...).”

El caso de Colonia

Lamentablemente en 1935 esta resolución legislativa dio un vuelco, se aprobó una nueva ley que permitirí­a las corridas de toros pero esta vez solamente en el departamento de colonia

Esta fue la ley  N° 9483 “Art. 1° Desde la prolongación de la presente ley, se autoriza el espectáculo público denominado “corridas de toros” limitados al departamento de colonia. En la explotación de este espectáculo corresponderá como tributo un porcentaje de las entradas brutas, por portes iguales, al ministerio de salud pública y al municipio de colonia. (...)”

Si bien en varias ciudades del Uruguay existieron “festejos” taurinos la plaza de Colonia del Sacramento tuvo gran  importancia. El inmueble todaví­a está en pie aunque en un estado lamentable de conservación, (las autoridades  están intentando emprender obras de conservación para destinar la plaza a como albergue de exposiciones y actos culturales). La plaza fue inaugurada el 9 de enero de 1910

Las últimas “fiestas” taurinas

Los últimos rastros de las fiestas taurinas en Uruguay se remontan  a los años 1936, 1937 Los datos sobre porqué se abandonaron las practicas taurinas en colonia (El único departamento que lo permití­a para esas fechas) no están del todo claras. (Se cree que por problemas con las concesiones en la plaza de toros de colonia del sacramento.)

Por suerte el hecho de que terminaran los espectáculos en colonia significó la conversión de Uruguay en lo que es hoy, un paí­s que a pesar de las trabas  que tuvo a lo largo de la historia hoy puede decir con orgullo que no es partí­cipe en un espectáculo con de ese nivel de crueldad.


  • Suscrbete

    Recibe todas nuestras alertas y noticias:

En esta sección