¿A quién votar el 26J?

Sentimos que es nuestra responsabilidad ofrecer este artículo para orientar la voluntad de voto entre quienes desean ver cambios para los animales en España. La repetición de las elecciones de diciembre, nos ofrece la oportunidad de ir a las urnas con estadísticas, hechos, evidencias y alguna que otra promesa incumplida bajo el brazo.

¿A quién votar el 26J?

Quienes trabajamos por cambiar el mundo para los animales debemos aprovechar todas las herramientas que disponemos para tomar acción. Aunque parece ser un signo de nuestros tiempos la apatía y desconfianza hacia la vía política, precisamente se trata de un campo que debiera ser de sumo interés para activistas y movimientos sociales.

En España, entre el 25-30% de la población con derecho a voto, no lo ejerce. Eso es lamentable. Precisamente quienes dejan de votar son los que más desean cambios en la sociedad y poseen mayor interés en temas no admitidos tradicionalmente en la agenda política. Incluso en las últimas elecciones, donde el entusiasmo y concurrencia a las urnas pareció ser más importante, hubo un 26.8% de abstención (poca variación comparado al 28.31% de 2011 y el 26.15% de 2008).

Ser cívico y ejercer de forma activa la democracia, es esencial para dar voz a los que no la tienen. Nuestro voto debe ser expresión de la certeza de que los animales también tienen derechos. Y es más, incluso el sólo hecho de votar no es suficiente… debemos ser capaces de entusiasmar a nuestro entorno, informar y hacer campaña política para los animales. Cada persona que convencemos para salir de la apatía y volver a confiar en las urnas, es un paso que nos acerca más a contar con un diputado de nuestro lado.

Recordemos que en España se aplica la regla de proporcionalidad de d'Hondt para elegir a los representantes al Congreso, como en muchos otros países del mundo. Este sistema funciona muy bien para que los partidos con importante presencia en una circunscripción, tengan igual oportunidad de obtener escaños. Sin embargo, aquellos partidos pequeños que no tienen infraestructura local no se ven beneficiados, aunque posean un volumen de votos interesante en el total del Estado. Por ejemplo, Izquierda Unida (IU) obtuvo el 3.67 % del total de votos en 2015, pero consiguió sólo 2 diputados. Mientras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con sólo el 2.39 % de los votos, contó con 9 escaños. Aunque se tenga muchos votos en el total del país, lo que importa es conseguir una alta concentración de ellos en cada provincia.

Además de todo esto, tenemos que tener en cuenta que la actual ley electoral establece que si un grupo político obtiene menos del 3% de los votos en una circunscripción, no serán tomados en cuenta (artículo 163, 1, a.) ni valdrán para el reparto de escaños. De esta manera se penaliza a las formaciones con pocos votos y muy distribuidos por el territorio. Estos partidos son considerados una forma de protesta o expresión de principios, pero realmente quedan excluidos del proceso político.

La repetición de las elecciones del pasado año es una situación inédita en la política española, y nos hace constatar al menos dos hechos: el bipartidismo como forma de gobierno está en crisis, y que el futuro de cualquier gobierno dependerá de su habilidad para negociar con otros. Como damos por sentado que ningún partido tendrá nuevamente mayoría para asegurarse el gobierno, los pactos serán una necesidad obligada. La pregunta que debemos hacernos es si esas negociaciones estarán inclinadas a la derecha, centro o izquierda. En términos generales, la derecha nunca tocará temas de animales que linden con intereses económicos, aunque podría ser favorable a la protección de fauna silvestre y tenencia responsable. El centro es un lugar muy cómodo, porque su función es apaciguar los ánimos de la derecha e izquierda, para que las cosas no cambien radicalmente. La izquierda, por otro lado, tiene una brújula moral menos deteriorada, una mejor relación con la sociedad civil organizada y tienden a interpretar la voluntad de la mayoría de los ciudadanos.

Este artículo intenta orientar el voto, dando una pincelada a todos los grupos políticos actuales. Nos basaremos en sus programas electorales, pero también en la manera en que han actuado o dejado de actuar en los últimos años. Queremos basarnos en datos, y no sólo en corazonadas. Esperamos que sea una guía útil.


Partido PopularPartido Popular (PP)

Probablemente sea el único partido político en España que tiene una línea clara a favor de casi todas las formas de abuso hacia los animales. Por supuesto que existen algunas excepciones, como la propuesta de terminar con la venta de animales en tiendas, para fomentar la venta directa en criaderos, o el decreto-ley en Castilla y León que prohibiría la muerte por lanza del Toro de la Vega. Sin embargo, por regla general, el Partido Popular ha bloqueado todas las iniciativas que apuntan a debilitar o abolir todas las formas de tauromaquia presentes en el país, caza, zoológicos, uso de animales en circos, etc, con muy pocas excepciones. En términos del propio Partido Popular, se niega a aceptar ninguna propuesta “extremista” que atente con su versión de lo que es España.

Se trata de un partido que se ha escapado tan a la derecha del espectro, que ha perdido cualquier sensibilidad con el tejido social. En su último programa electoral, no figura ningún tema referente al bienestar o protección de los animales, excepto una mención al fomento de medidas que promuevan tenencia responsable de animales de compañía.

Su última votación fue del 28.72 %, aún cuando las evidencias demuestran que su grado de corrupción no debiera gozar de la confianza de ningún español. El Partido Popular no debiera contar con el voto de ninguna persona comprometida con una causa social, animalista o ecologista. Sin embargo, las últimas encuestas indican que a pesar de todo, seguirán obteniendo algo más del 26% de los votos cada vez que se presenten.


Partido Socialista Obrero EspañolPartido Socialista Obrero Español (PSOE)

Este es un partido difícil de encasillar. En términos generales, se trata de la fuerza política más tibia del espectro estatal. Aunque su posición cambia con frecuencia, se puede decir que siempre será contraria al PP, pero la más cercana al centro posible. Está tan acostumbrado a ser oposición, que cuando debe tomar el liderazgo en una temática, se siente virtualmente perdido.

Aunque se presenta como un partido de izquierdas, eso sólo es verdad en cuanto a su defensa al Estado de Bienestar. Debiera aceptar que hoy se comporta como un partido de centro, por mucho que en campaña electoral desempolve la bandera de las causas sociales. La esperanza que tenemos es que, como se encuentra debilitado después de las últimas elecciones, deba inclinarse un poco más a la izquierda y tomar posiciones algo más comprometedoras. Así lo han hecho en los últimos meses en temas de tauromaquia y festejos populares, pero no aún como una estrategia generalizada del partido.

En su programa electoral del 2015 se incluyen muy pocos puntos referentes a los animales. Se menciona una Ley Marco de Protección Animal, que al parecer sólo incluiría una mejor gestión de los centros de acogida de animales. Además, los socialistas prometen establecer mecanismos legales que impidan el maltrato de animales en espectáculos públicos y festejos populares… pero evitan cualquier compromiso referente al fin de las tradiciones crueles como el Toro de Tordesillas y tantísimas otras en todo el territorio español. Tal como lo ha mencionado el propio Pedro Sánchez, aunque en lo personal esté en contra de esos festejos, su partido no puede ponerse en contra del sentir mayoritario de cada población.

Algo que vale la pena mencionar es que, aunque no acostumbra a abanderar los cambios legislativos en defensa de los animales, no es raro que acabe votando a favor de medidas que otros partidos presentan, como el fin de las corridas de toros y los circos con animales salvajes en Catalunya y, en los próximos meses, también en Baleares.

Obtuvo 22.01 % de los votos en la última elección, pero las encuestas indican que seguirá perdiendo apoyos de la izquierda a favor de Podemos. Están muy acostumbrados a un sistema bipartidista, y evidentemente les incomoda tener otro partido de izquierdas recordándoles que se han alejado ya bastante de las ideas que defendían sus fundadores. Las encuestas indican que bajarán un poco su votación, pero que probablemente sigan siendo la segunda fuerza más votada.

Actualmente poseen un pacto de gobierno con Ciudadanos, por lo que se puede intuir que la tendencia de los socialistas este próximo período será más centrista que nunca. Eso incluiría el respeto a las tradiciones, mantener el status quo y eludir cambios que suenen radicales.


PodemosPodemos – en Unidos Podemos

Es un partido que aún no se puede definir con claridad por su corta edad, pero en historia reciente ya ha tomado posición frente a las subvenciones a la tauromaquia y fiestas populares con toros, los circos con animales y otros temas de maltrato. Han liderado propuestas como la modificación de la ley de protección animal en Illes Balears, que aboliría las corridas de toros, y muchas otras acciones a nivel municipal. Aunque no poseen un compromiso explícito hacia los animales, en los hechos han demostrado una alta preocupación por temas que los atañen.

En su programa electoral incluye un apartado acerca de Bienestar Animal, donde propone una ley que incluya la rebaja del IVA para servicios veterinarios, crear un galardón para las Ciudades Amigas de los Animales con tal de animar las normativas que los protejan en cada ayuntamiento, revisar el estado de zoológicos y acuarios para que respeten el bienestar animal y no sólo ser un negocio de entretenimiento. También se comprometen a fiscalizar todos los espectáculos en los cuales se maltrate a los animales o les produzca confinamiento. Y por último, proponen quitar toda subvención a los espectáculos con animales que no aseguren su bienestar, junto con eliminar la tauromaquia como patrimonio cultural de España.

Aunque ?s=09" target="_blank"> Pablo Iglesias se comprometió en acabar ipso facto con el Toro de la Vega si ganaban las elecciones, su partido no está a favor de prohibir la tauromaquia. Su argumento es que no desean alimentar un nuevo movimiento a favor de las corridas de toros producto de una prohibición por ley. Prefieren terminar con esa tradición dejando de darle apoyo por parte del gobierno, cortando subvenciones y privilegios. Cuando la tauromaquia deja de ser negocio, desaparece definitivamente y en silencio.

En las últimas elecciones obtuvo 20.66 %, y es de esperar que en la coalición Unidos Podemos (que reúne a practicamente todos los partidos de la nueva izquierda y ecologista), probablemente aumenten en quizás dos millones sus votantes, con una fuerte presencia local. Los analistas creen que es muy posible que Podemos desbanque a PSOE como primera fuerza de izquierdas, por unos pocos puntos. En las propias palabras de Pablo Iglesias, de ganar las elecciones, invitaría a los socialistas a ser parte de su gobierno, y no sólo apoyarlo desde fuera para la investidura.

Un dato a destacar es que el número dos de la lista al Senado por Unidos Podemos en Madrid lo ocupará Sergio García Torres, activista que ha trabajado en varias organizaciones animalistas y podría convertirse en el primer defensor de los animales en ocupar un escaño en la cámara alta. Romper la hegemonía del Partido Popular en el Senado es fundamental para cambiar la constitución, por lo que si vives en la Comunidad de Madrid y te preocupan los animales, tu voto debiera ser para Sergio.


CiudadanosCiudadanos (Cs)

Se trata de la renovación generacional de la derecha española, libre del lastre de la corrupción institucionalizada del PP. Como todo partido conservador, tiende a modificar el mínimo posible para que nada importante cambie y son corporativistas. Por lo general, su tendencia de voto es la abstención, aunque también apoya posiciones centristas del PP y PSOE. Son la elección natural de esos dos partidos para un pacto de gobierno, porque el estricto rigor defienden más o menos las mismas posiciones y no consideran los temas de animales como prioridad.

En su programa electoral incluyen la propuesta de elaborar una nueva Ley de Protección Animal que incorpore una reforma del código civil de la figura legal del animal, aplicable al maltrato. En muchos plenos hemos visto que Cs prefiere no legislar sobre temas como circos con animales o tauromaquia, escudándose en que no desean tomar decisiones basadas en intereses políticos y que si se va a defender a los animales se debe hacer con todos, y no sólo algunos. Sin embargo, esta argumentación es sólo para justificar su abstención… nunca han protagonizado una reforma que afecte a todos los animales.

Obtuvo 13.93 % de los votos en la última elección, aunque todas las encuestas le vaticinaban hasta un cuarto del total. Es de esperar que este porcentaje no aumente demasiado, y posiblemente disminuya levemente.


Izquierda UnidaIzquierda Unida (IU) – en Unidos Podemos

Probablemente es el partido que más representa a la izquierda en España. Es la unión de muchos movimientos sociales, que van desde el feminismo, grupos campesinos, ecologistas y hasta animalistas. Su posición -salvo pocas excepciones- siempre ha sido contraria a la tauromaquia y al uso de animales en espectáculos, y extraordinariamente favorable a otros temas mucho menos populares, como la regulación de la cacería y el uso de los animales en laboratorios.

En las últimas elecciones, obtuvo 3.67 % de los votos, que le dio sólo 2 diputados. En estas elecciones irá en la misma lista de Podemos, así que con la misma cantidad de votos puede ganar varios escaños más, gracias a la actual ley electoral. Aunque han pactado para las elecciones, mantendrá su propio programa y desea conseguir grupo propio en el Congreso.

En su programa electoral tiene todo un apartado acerca de Protección Animal. Incluye temas como comercio de animales, abandono y maltrato, experimentación con animales, atención especial en su utilización en espectáculos, festejos y eventos deportivos, así como en cacería y pesca. Están completamente en contra del Toro de Tordesillas y otras tradiciones, como las Becerradas de Algemesí.


Iniciativa per Catalunya VerdsIniciativa per Catalunya Verds (ICV) – en En Comú Podem

Este partido es la versión catalana de IU en cuanto a ideario y posiciones, pero tiene colores propios. En la práctica, no se puede contar con mejor aliado político que ICV para defender las temáticas animalistas allá donde se encuentre. Han estado en el lado correcto de la historia desde antes de que nuestros temas tomaran popularidad. Fueron los pioneros en exigir una ley que prohibiera las corridas de toros y fin del uso de animales en circos hace ya casi dos décadas, y han sido consistentes en esa lucha. Son la única voz contra la continuidad de los correbous y han presentado muchas iniciativas para limitar la caza, promover la tenencia responsable y mejorar las condiciones de los centros de acogida de animales de compañía. Pueden consultar aquí el programa de la coalición de Catalunya Sí Es Pot para las autonómicas de 2015, y el que defendieron dentro de En Comú Podem, en 2016. En ambos programas se incluye un apartado especialmente dedicado a la defensa de los animales, y se pide la abolición de festejos populares con toros, circos con animales, delfinarios y zoológicos, así como mejorar la relación con los animales con quienes compartimos entornos urbanos y silvestres.


EQUOEQUO - en Unidos Podemos

Se trata de una formación ecologista que ha realizado una labor impecable como parte del grupo verde del Parlamento Europeo. Aunque no ha contado con mucha representación a nivel estatal, han sabido relacionarse y conseguir socios que presionan por avances en la defesa del medio ambiente y los animales. Es la única formación política -además de PACMA- que utiliza el término “derechos de los animales” en su programa, y posee un largo y activo historial en su defensa.

Como legislación esencial, proponen la creación de un nuevo marco normativo, empezando con la introducción en la Constitución -tal y como ya se contempla en la alemana- de los derechos de los animales. Desean eliminar del Código Civil que los animales sean llamados "cosas", cambiándolo por "sujetos con derechos". Por supuesto, están a favor de prohibir cualquier tradición o festejo que maltrate o utilice animales, y desean limitar la práctica de la caza, eliminado por completo las rehalas de perros.

En las elecciones de diciembre fueron parte de las listas de Podemos y sus confluencias locales, y lograron 3 escaños. En junio también se sumarán a Unidos Podemos. En las elecciones generales de 2011, su cuota del electorado en solitario fue del 0,88%, con lo que no alcanzó a participar en la repartición de sillones.


CompromísCompromís – en Compromís Podemos EUPV

Es el representante más claro de la nueva izquierda en Valencia, con una muy fuerte presencia en las administraciones locales de gobierno. En estas elecciones van en la lista de Unidos Podemos, pero mantienen su autonomía para negociar con otros partidos (como el PSOE) y proponer leyes sin el acuerdo con Podemos. En este momento protagonizan casi la totalidad de avances que se están logrando para los animales en la región, como el fin de los circos con animales y la progresiva eliminación de los festejos populares con toros. A diferencia de los partidos que tradicionalmente han gobernado en la Comunidad Valenciana, Compromís mantiene una relación continua con la sociedad civil organizada, e intenta cumplir con el compromiso de representar los intereses del pueblo por sobre los de otros grupos más poderosos. En su programa de 2015, incluía también un apartado dedicado a los animales, cuyo último punto reza: “Desincentivaremos en el territorio valenciano todos aquellos espectáculos que incluyan animales y que les supongan sufrimiento, mediante las modificaciones legales oportunas”.


Més per BalearsMés per Balears – en Units Podem Més

Se trata de un partido joven y con un creciente apoyo popular. En este momento son protagonistas de la más completa reforma de la ley de protección animal, que debiera ser discutida este año, después de las enmiendas de los partidos de derecha. El texto de la ley suprimiría por completo las corridas de toros y festejos populares como el toro ensogado de Fornalutx, los circos con animales, varias formas de cacería y regulaciones a la venta de animales, entre otros puntos interesantes. A nivel local, están presionando por el fin de las carrozas turísticas tiradas por caballos y están a favor de una legislación que apoye el sacrificio cero en los centros de acogida de animales.

También irá junto al resto de las formaciones de izquierdas en Unidos Podemos para estas elecciones, pero tal como Compromís y otras confluencias, mantienen intacta su hoja de ruta.


Partido Animalista contra el Maltrato Animal Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA)

Por supuesto que es el partido que defiende las ideas animalistas de la manera más pura. Sin embargo, su poca voluntad de negociación con otras formaciones y su continuo rechazo a confluir con otros partidos, lo hacen una opción muy poco pragmática para estas elecciones. Alegando ser fieles a sus ideales y no comprometer sus objetivos, se aisla. Debe aceptar que la única manera de poner un diputado animalista en el Congreso, es uniendo sus fuerzas a otros partidos que defienden los puntos más importantes de su programa. Podemos ya ha hecho esta invitación dos veces y fue rechazada. Les recomendamos leer este artículo de Ruth Toledano acerca de este tema.

Recordemos que a nivel nacional, obtuvo 0.87 % de los votos en la última elección. Es una cifra importante, pero de acuerdo a la ley electoral vigente, un resultado provincial menor al 3% ni siquiera se toma en cuenta. Es bueno notar que obtuvo 1.2 % de los votos en Barcelona, lo que le hubiera permitido obtener un escaño de haber participado dentro de la coalición En Comú Podem, y podría conseguirlo también si hubiera aceptado ir en Unidos Podemos.

Su programa es tan completo, que muchas otras formaciones están tomado de ahí los puntos más interesantes, que es posible aplicar en las condiciones actuales. Este es su mayor éxito. Quizás sin que PACMA demostrara en las urnas que al rededor del 1% de la población cree que los animales merecen consideración, probablemente las profundas modificaciones que han propuesto a Ley de Protección Animal de Illes Balears que se vota próximamente, nunca hubiera sido posible. O el fin de la tauromaquia en Catalunya impulsada por CIU, las iniciativas de Compromís contra los correbous, el fin de la tauromaquia en Galicia que presenta En Marea, o todos los pasos que se están realizando para terminar con los animales en circos en varias comunidades autónomas. Muchos partidos de centro e izquierda que cuentan con representación, han asumido el compromiso de hacer realidad el sueño fundacional de PACMA.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.