Zambia prohíbe la caza

Ayer, la ministra de Turismo y Artes impulsó la cruzada de la preservación de la fauna un paso más allá cuando extendió la prohibición de la caza de leones y otros grandes felinos a toda la especie animal.

13 enero 2013
Zambia, España

 

Ayer, la ministra de Turismo y Artes Sylvia Masebo impulsó la cruzada de la preservación de la fauna un paso más allá cuando extendió la prohibición de la caza de leones y otros grandes felinos a toda la especie animal.

"Estamos prohibiendo la caza de toda la fauna (además de los leones) en las reservas y parques de toda Zambia. Esta medida tiene como función asegurar que repoblamos la vida animal (sumida en un proceso de rápido agotamiento) para así poder también llevar a cabo un censo de lo que tenemos y lo que no." dijo la señora Masebo.

Esta acción sin precedentes, aclamada por los conservacionistas como una decisión valiente, sitúa a Zambia junto a Botswana o Kenia, que disponen ya de una prohibición total de la caza recreativa para preservar la fauna, atraer el turismo y equilibrar el ecosistema.

Algunos cazadores profesionales, en su mayoría extranjeros y Zambianos no indígenas, que han estado beneficiándose de esta pujante actividad considerada de élite formando cárteles, no se muestran contentos con el audaz movimiento realizado por la ministra Masebo.

Esto significa que en un año, todos los tratos realizados con los cazadores extranjeros pasarán a un estado de espera mientras que los relacionados con la caza de grandes felinos serán aplazados indefinidamente. La ministra Masebo ha sostenido que los ciudadanos zambianos apenas han obtenido beneficios de estos tratos con los cazadores y los cárteles extranjeros.

"La ministra pasará a la historia como la mujer que sirvió a la caza zambiana.", ha dicho el director ejecutivo del parque Lusenga James Chungu. Masebo ha dicho también: "El Daily Mail merece elogios por su incisiva cobertura de esta importante noticia."

Zambia ha perdido billones de kwacha (la moneda local) por medio de las transacciones que han hecho que extranjeros compraran por un precio muy bajo la caza zambiana.

Cerca de 153 antílopes, por ejemplo, fueron vendidos a un consorcio Sudafricano por un precio cuatro veces menos (734.000 dólares americanos) a su valor oficial.

Las martas sibelinas (una especie de mustélido) han sido abandonadas en el rancho Kyindu, en Lusaka, después de haber sido trasladadas desde el parque de Lusaka por la alarma que encendió Sudáfrica, que expresó que éstas podían portar la glosopeda (una enfermedad epidémica viral contagiosa del ganado cuya importancia principal raica en las pérdidas económicas que causa a la economía de un país).

 

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.