Cinco maneras de alentar a las personas a reducir su consumo de carne sin que se den cuenta

"La carne hace una comida", dice el dicho. Pero con más personas que nunca antes que abandonan la carne por alternativas basadas en plantas, parece que los platos con carne están pasando de moda.

Cinco maneras de alentar a las personas a reducir su consumo de carne sin que se den cuenta

"La carne hace una comida", dice el dicho. Pero con más personas que nunca antes que abandonan la carne por alternativas basadas en plantas, parece que los platos con carne están pasando de moda.

Según el estudio de mercado del Reino Unido, un 29% de las familias no cenaron carne ni pescado en 2017. Y la razón de esto a menudo está vinculada a la salud. Las investigaciones muestran que comer carne roja y procesada se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíacadiabetes tipo 2 y cáncer intestinal .

La producción ganadera también es mala para el medio ambiente. Conduce a la deforestación, contaminación del agua y emite gases de efecto invernadero que calientan nuestro planeta. Este impacto ambiental también afecta la salud humana; por ejemplo, un clima más cálido permite que los mosquitos portadores de malaria se propaguen más rápido y más amplio .

Pero a pesar del aumento de las dietas bajas en carne, los científicos continúan pidiendo que más personas reduzcan su consumo de carne, lo cual es esencial para cumplir con los objetivos ambientales y de cambio climático.

Cómo comer menos carne

Podría parecer que animar a las personas a comer menos carne es algo obvio: simplemente hay que ofrecer información sobre las implicaciones de comer carne y las personas comenzarán a comer menos. Pero en un reciente artículo publicado en el International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, no encontramos evidencia de que simplemente proporcionar información sobre las implicaciones para la salud o medio ambiente de comer carne, reduzca drásticamente la carne en los platos de las personas.

Esto podría deberse a que nuestras elecciones diarias de alimentos rara vez están impulsadas por un pensamiento racional y en línea con lo que sabemos sobre los pros y contras de hacer algo. Las personas no tienen suficiente espacio en el cerebro para hacer tales juicios racionales cada vez que eligen qué comer. Entonces, cuando se trata de decidir entre un jamón o un sándwich de hummus, lo más probable es que no basemos esta decisión en la información que acabamos de leer en el último informe sobre el cambio climático.

En su lugar, estas elecciones de alimentos de rutina se basan generalmente en decisiones impulsivas. Este sistema está diseñado para ahorrar espacio en el cerebro al permitir que nuestro entorno sea la guía de lo que comemos.

En una reseña que se publicó en Lancet Planetary Health, se intentó comprender cómo se puede cambiar la configuración en la que las personas suelen comer o comprar alimentos para reducir el consumo de carne. Esta investigación aún se encuentra en sus primeras etapas, pero ya hay algunos hallazgos interesantes que indican lo que podría funcionar.

1. Reducir el tamaño de la porción

Reducir el tamaño predeterminado de la porción de los productos cárnicos es una forma prometedora de avanzar. Un estudio encontró que reducir el tamaño predeterminado de la porción de los platos de carne en los restaurantes hizo que cada cliente consumiera en promedio 28 gramos menos de carne en estos platos, sin afectar la experiencia general del restaurante.

Otro estudio encontró que agregar salchichas más pequeñas a las estanterías de los supermercados se relacionaba con una reducción del 13% en las compras de carne. Por lo tanto, simplemente hacer que las porciones de carne más pequeñas estén disponibles en los supermercados también podría ayudar a reducir el consumo de carne.

2. Diseñar menús más verdes

La forma en que se muestran los alimentos en los menús de los restaurantes también marca la diferencia. Las investigaciones han demostrado que la creación de una sección vegetariana exclusiva al final del menú de un restaurante reduce la probabilidad de que las personas prueben alimentos de origen vegetal.

De acuerdo con un estudio realizado en un restaurante simulado, al mostrar las opciones de carne sólo en la pizarra del restaurante y sólo mantener las opciones basadas en plantas en el menú impreso, las personas tienen cuatro veces más probabilidades de elegir una opción sin carne .

3. Coloca la carne fuera de la vista

Una investigación mostró que hacer que las opciones vegetarianas sean más visibles que la carne en el mostrador de un comedor universitario se relacionó con un aumento del 6% en la selección de platos sin carne. Y cuando se trata de una configuración de buffet, probablemente la mejor opción sea colocar las opciones de carne al final del pasillo. Un pequeño estudio encontró que este diseño de buffet podría reducir las ingestas de carne de las personas hasta en un 20%. Pero dado el pequeño tamaño de la muestra, se necesita más investigación para corroborar este hallazgo.

4. Ayudar a la gente a hacer la conexión obvia

Recordar a las personas de dónde proviene realmente la carne también puede hacer una gran diferencia en la cantidad de carne que las personas terminan comiendo. Una investigación demostró, por ejemplo, que presentar la imagen de un asado de cerdo con la cabeza de cerdo todavía adherida aumenta la demanda de las personas de una alternativa basada en plantas.

5. Desarrollar deliciosos productos sin carne

Por supuesto, hacer que los platos vegetarianos sean lo suficientemente deliciosos para competir con los de carne parece una buena idea. Y un estudio reciente descubrió que el aumento de la apariencia y el atractivo de las opciones sin carne en el menú de una cafetería universitaria simulada duplicó la cantidad de personas que seleccionaron comidas sin carne en lugar de los platos tradicionales de carne.

Por lo tanto, aunque aún es temprano y se necesita mucha más investigación para comprender cómo animar a las personas a comer menos carne, en última instancia, hacer que las opciones sin carne sean más atractivas será clave para reducir el consumo de carne a largo plazo.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.